lunes, 18 de febrero de 2019

The HU



Qué bandota llega desde Mongolia para darnos un ejemplo de rock "Hunnu". No hay mucha info de ellos, apenas van a sacar su disco, pero suena muy bien :0 Tremendos.

sábado, 16 de febrero de 2019

Recomendación: “Modos de oir”. Arte y experimentación sonora en el Ex Teresa.


Una enorme espiral de madera recibe a los visitantes del Ex Teresa Arte Actual  De ella, suriosos sonidos emanan en diferentes estaciones. Ritos, ceremonias y cantos indígenas, de Raul Hellmer, pionero de la fonografía etnográfica de México: una concha marina suena en La llamada del Tochocate para el día de todos los santos. Henrietta Yurchenco y la Canción de fiesta de la cultura rarámuri, registrada en 1946. Pero también una reconstrucción de Tito Rivas, reconstruida a partir de los videos de teléfono celular del ataque a los autobuses de los estudiantes de Ayotzinapa.

Más allá de ser simple espectador, el visitante forma parte de la obra. Resulta delicioso descubrir los diferentes sonidos que producen las cuerdas en tensión, el choque de los metales, colocarse en uno u otro sitio para descubrir la armonía musical y en donde a veces los ecos y el silencio forman parte de la experiencia sonora.



Artistas de diferentes generaciones convergen en esta muestra de más de 130 piezas sonoras cuyo interés es destacar el pensamiento sonoro como eje de creación. Diferentes formatos, que van de lo audiovisual a pequeñas cajas sonoras, que encierran los sonidos de la capital mexicana. El poema Blanco, de Octavio Paz se mezcla con obras de Ulises Carrión, Verónica Gerber y Juan José Tablada. Hay que destacar que esta exposición comparte sede con el Laboratorio Arte Alameda, por lo que hay que visitar ambos recintos para tener la experiencia completa.



¿Dónde?
Ex Teresa Arte Actual
Licenciado Primo Verdad no. 8. Colonia Centro, CdMx
Hasta el 31 de marzo. Lunes a Domingo de 10 a 18:00.
Entrada libre.

Laboratorio Arte Alameda
Calle Dr Mora 7, Colonia Centro, Centro, CdMx
Hasta el 31 de marzo. Martes a Domingo de 9:00 a 17:00
Costo $35.

Antidepresivos


El año pasado estuve bastante ausente de este blog porque tuve un mal año. Hubo recorte en Milenio, pasé una etapa personal difícil y estaba sin rumbo.

Yo nunca tomé antidepresivos. Pero un día mi querida Dra. Perrote, me estuvo platicando de ellos. Creo que tenía muchos prejuicios y ahora lo contaré:

Según yo, en mi cabezota hueca, los antidepresivos eran para la gente que estaba muy triste (pfffft) y eran como unas pastillas que te levantaban el ánimo. Luego comprendí que era todo al revés: de hecho hay que dejar de pensar que son antidepresivos y le pondría "regulador de químicos en el cerebro".

Le dije a Perrote:
- Me siento gacho, recétame algo
- Mira, por tus síntomas, tómate una Fluoxetina en la mañana. Después de tres semanas te sentirás mejor

Fui a las Farmacias Guadalajara y compré una cajita por 25 pesos, sin receta. Comencé a tomarlas según sus indicaciones, siempre puntual, siempre en la mañana.

No sentí nada de lo que yo pensaba. No sentí euforia, no sentí un levantón, nada de nada. Esto no sirve, pensé.

**

Después de unos pocos días, comencé a notar algo raro: si me ponía a trabajar, me concentraba muy bien y acababa mis pendientes en poco tiempo. Si de repente me preocupaba por que no tenía trabajo, me ponía a hacer algo hasta que lo acababa. Sentí como que mis ideas se acomodaban.

- Qué extraño está esto -pensé

Por razones que no contaré, Perrote me subió la dosis a 2 pastillas diarias por un tiempo. "Solo seis meses y veremos cómo te va". Comencé a mejorar mi ánimo, pero no por consecuencia de la pastilla, sino porque me dio chance de trabajar para mejorar mi situación.

Claro que también tuve algunas reacciones secundarias: sudaba como pollo en rosticería, cuando me tomaba las pastillas sentía ansiedad (que calmaba saliendo a correr) y definitivamente no es buena idea tomar mucho alcohol, porque la cruda te pega como tres veces más.

Pero después de seis meses ya no tomo nada y todo mejoró.

Cuento esto porque sé que dos o tres amigos andan en mala situación personal. Miren: yo mismo pensaba que tomar pastillas era para locos, pero ahora me doy cuenta que fue un aliviane poder concentrarme. Cada caso es diferente, siempre es necesario ir con el doctor, pero ¡meh! ni te quedas loco como Bart Simpson tomando Ritalín y definitivamente me hizo sentir mejor.


via GIPHY

Rambalac: paseos por Japón



Si les gusta Japón, si son amantes de la cultura oriental o si buscan un canal para desestresarse, esta es la opción.

El año pasado mi amigo Jay Traveller, me mostró el canal de YouTube de un tipo que se nombra "Rambalac". No sé cual sea su verdadero nombre. Rambalac sale a las calles de Japón y camina con su cámara 4K sin hablar, sin interactuar con las personas, sin gritos odiosos. A veces sus paseos duran más de una hora. Va por las calles discretamente.




¿Qué logra? Tener un recorrido natural, como si estuvieras ahí. Ves la gente, la manera en la que estacionan las bicicletas, los autos, el bullicio del Subterráneo, las plazas comerciales. Puede sonar aburridísimo, pero el día que me mostró este canal estuvimos 5 horas teniendo el canal de fondo y platicando. Échenle un ojo, cuando estén relajados tomando un cafecito. Es hermoso.

lunes, 11 de febrero de 2019

Acoso en el metro


Dos cosas antes de empezar:
1) Las últimas semanas el tema de los secuestros y acoso en el metro ha ocupado todos los espacios informativos de la CdMx. En Charros vs Gángsters hemos tratado de meterlo en la agenda porque creemos que es importante difundir la información.

2) Lo bueno de escribir en mi propio blog es que puedo hacerlo sin censura. Aún así, voy a editar las fotos que vean aquí.

***

La revista Vice sacó hace unos días la información de que hay páginas web XXX donde los usuarios suben las fotos/ videos de las chicas en el metro, captadas sin su consentimiento. En el programa de radio a veces tocamos el tema de los sitios porno y hemos visto cómo la tendencia, en los últimos años, es irse por lo amateur, más que las pornstars reconocidas. Es una búsqueda por lo "real" aunque sea delito.

Los tipos que suben sus videos de acoso, según su perfil de estas páginas (porque los muy pendejos dejan ver sus rostros en los reflejos de los vidrios) son:

- Tipos entre 20 y 35 años
- Viajan con audífonos
- Viajan con pantalones flojos para que se les note la erección
- Traen una mochilita al frente (supongo yo, que es para cubrirse).

Hay hombres que son más grandes (unos 40, calculo) y muchas veces van a tres o cuatro pasos atrás de las chicas. Son recurrentes: hay usuarios que tienen más de 100 pequeños videos de apenas 10 o 15 segundos de duración.


Tienen una fantasía en común: en su cerebro las chicas "se dan cuenta de que las graban y posan" o "vió que grababa sus piernas y las abrió". También buscan a las chicas que van dormidas.



Como bien dice el artículo de Vice, hay videos que tienen millones de reproducciones. Pero son los menos. Rascando sitios que no son tan populares, algunos tienen menos de 5000 reproducciones. Como toda red social, los usuarios comentan los videos, alimentando y pidiendo más videos similares.


Algunos abren perfiles en Twitter que están cerrados y en donde piden fotos de las chicas en la calle.



Obviamente, lo hacen a escondidas. Cuando en los videos la chica se da cuenta de que la están grabando, paran el video. Se espantan, aunque quieran pasar por muy valientes.

Ahora bien ¿Qué más hay por ahí?

**
Edecanes adolescentes

Hace años saqué un texto denunciando una página que usa edecanes "de tipo adolescente" para eventos en el Estado de México. Son las chicas que comúnmente vemos en las gasolineras o las tiendas de pintura. Los trajes que las ponen a usar son, literalmente, para llorar del coraje:



Tienen cuentas de Instagram privadas donde ponen sus fotos sin ropa porque "en FB nos censuran". A veces ponen en sus perfiles que buscan chicas "que quieran ganar 3500 al mes, desde 17 años". Aunque aclaran que no son escorts, pueden "hacer sesiones privadas en hoteles y el sexo con los clientes es solo con el consentimiento de la edecán". Ay sí tú, Chucha.

Debo decir que esos videos son tristísimos. Las chicas se ven todas sumisas y tristes, mientras los "clientes" las manosean. Triste en verdad. No pondré capturas de esos videos, pero son de chicas desnudas poniendo cara de :(

Increíblemente, la gente que le da likes a estos videos, ponen links a videos de explotación infantil ¡! Ya no hay que irse a la deepweb, puro Instagram, sitios porno con nombres simulados como "fapmex". Chale.

***

Regresemos al acoso en el metro 


Delgadas, jóvenes, pantalón de mezclilla. La mayoría de las chicas que salen en los videos son así. Tomados desde la puerta contraria de donde va la mujer. Tres, cuatro pasos atrás. Muchas veces ellas van de espaldas. Son comunes en la línea 2 que va por Tlalpan o la que va a Ciudad Azteca. A veces, en las escaleras eléctricas. También hay muchos en El Rosario, San Lázaro y metro Ermita. Chicas que se ve que van a trabajar.

Los comentarios de los otros usuarios siempre son "está bien rica" o "te hubieras acercado", pocas veces piden más información (casi casi es solo para morbosear). Por otro lado, hace rato veía una publicación de unos hombres que van recorriendo las líneas para ayudar a las mujeres. Se hacen llamar "los vengadores"


No sé. Supongo que ayuda a hacer más visible el problema, aunque sí hay que estar bien atentos a los que graban. Por otro lado, hace días puse en mi Twitter una página de FB que me sorprendió mucho que es "Mi crush en el metro cdmx" y aunque en un principio pensé que era una cosa de "ah qué muchachos tan locos", ya salió a la luz que también es de acoso -_-



En fin. Ya en el descaro total hay otros que de plano suben videos sacándoselo y sus usuarios alentando en los comentarios como "qué valiente!" o "se ve que le gustó".


Bah. Por mi parte, estaré atento a lo que vaya viendo en el metro. Hay que cuidarnos entre todos, plis.

domingo, 13 de enero de 2019

Tlayacapan



Si uno sale de Xochimilco por los embarcaderos y se sigue por la carretera que va a Oaxtepec, de repente la carretera se convierte en un camino hermoso lleno de árboles y crepúsculos arrebolados. Una hora después está Tlayacapan, un pueblo mágico que tiene dos peculiaridades:

- Casi todos en Tlayacapan se apellidan Santamaría, lo cual es muy raro
- Casi todo el pueblo es de músicos

Eso se nota porque afuera de las casas ponen "Familia Santamaría" y eso se repite en cada calle que vayas. Además las bandas de viento de Tlayacapan se van a Europa porque son muy buenas. Es la cuna de los famosos chinelos, personajes que bailan en las calles con una máscara de barbita y vestido de espejos.

Tlayacapan es muy pequeño y está muy bien cuidado. Sus habitantes se dieron cuenta que tienen un gran potencial como pueblo turístico, así que ahí han filmado muchas películas (cuando Hollywood quiere hacer una película sobre, digamos, El Salvador, mejor se van a Tlayacapan a grabar).


Sus calles son bonitas y bien cuidadas. Tienen un mercado en el que puedes encontrar pescados fritos de 11 pesos, verdura baratísima, cecina de Yecapixtla y muchas artesanías entre las que destacan los Chinelos de barro, las macetas de Baby Groot, Piolines y el Depredador. La cerveza es barata, buen mezcal y tienen Sotol de víbora que pega como patada de mula. Además hay muchas pulquerías.

Por alguna extraña razón a las pulquerías las anuncian con lonas que tienen memes del tipo:

- ¿No que los curados no empedaban?
- ¿Acaso yo te dije que te tomaras 5 litros?

Bien pintoresco.

***

Tlayacapan tiene muchas capillas pequeñas, con fachadas enormes. Dan la impresión de ser grandes iglesias pero ya adentro solo caben tres personas arrodilladas y el padrecito:


Pero lo mejor de este pueblo es su gente. Van por la vida como si conocieran a todos. Yo iba buscando un lugar para sentarme cuando un taxi se me emparejó y me dijo:

- ¡Está cerrada esta calleeee!
- Sip
- ¿Cómo salgo a la principal?
- Pues dé vuelta a la derecha

No soy adivino: simplemente era la calle que estaba abierta y no había otra manera de salir.

Luego me compré una bolsa de piña y me la fui a comer al atrio de la iglesia. Otra familia me dijo:

- ¿No se puede entrar a la iglesia?
- No
- ¿Se dañó con el sismo?
- Sí
- ¿La están arreglando?
- Sí, quedó muy dañada

Tampoco adiviné: si esa familia hubiera volteado, habría visto la lona que decía "Iglesia en reparación por el sismo". Gente curiosa.

***

Pasé por afuera de una cantina que se llama "El Mil Amores" que tiene un letrero que dice "Usted tiene cara de borracho, no la desaproveche". Lo tomé como una señal del cielo y pasé a refrescarme.

La comida de Tlayacapan es deliciosa: tacos acorazados de chile relleno, crema que parece nata, enchiladas, chilaquiles con yerbas que no conocen en otro lado. También venden flor de "Chompantle" que yo conocía como colorín:



Estas flores se dan en los árboles de la capital, pero nunca se me hubiera ocurrido que se comen. La señora del puesto me dijo que son muy buenas en mole o en tortitas. "Pero las de la ciudad saben amargas, las de aquí saben dulcecitas". Luego busqué en Wikipedia y leí que si no se saben comer, causan espasmos musculares. Ya me dio miedo.

Deberían de darse una vuelta aquí. Está bien rico el clima. Y no dejen de visitar la panadería "La Jaiba", junto a la iglesia, y a la que se entra por un pasillo largo que huele a mantequilla y amor.

Los panaderos hacen su trabajo en el mismo cuarto donde acomodan el pan que acaba de salir en un horno, así que pueden ver cómo se hacen las conchas, bisquets, corbatines, trenzas, bolillos, teleras, piedras, hojaldras y demás delicias. Todo calientito y a 4 pesos la pieza.

Oiga usted, qué manjar.

Jereloose

Uno de esos mashups que me encantan por raros JAJAJAJAJA