jueves, 30 de noviembre de 2017

Chris Hemsworth


Hace como 15 días conocí a Chris Hemsworth, mejor conocido como Thor, mejor conocido por las mujeres como "ay papacito". Fue así.

Tere, mi productora de Charros vs Gángsters me pidió que la acompañara a un evento que iba a hacer la marca Buchanan's y que incluía una conferencia de prensa y una fiesta con el dios asgardiano. Al final ella no pudo ir y yo fui a la conferencia al hotel St. Regis.

Chris es una persona muy amable y carismática. Lo que nos pidió la marca fue que no le preguntáramos nada de su rol como actor en Marvel (obvio, no iba por eso), ni cosas de su vida privada. Así que más bien le pregunté su opinión sobre el trabajo en equipo ya que –y eso lo creo sinceramente– los mexicanos somos muy malos para hacerlo. Pero sucede que cuando ocurren cosas como lo del sismo, trabajamos muy bien.

Platicamos muy a gusto. Me dijo que donó un millón de pesos para ayudar a la reconstrucción. Sí es un tipazo.

***
Quienes ya me conocen, sabrán que eso de la selfie no es lo mío :P Pero llegaron muchas chicas de medios, que iban arregladas como si fueran a recibir a la reina de Inglaterra. Aunque la invitación era personal, las chicas reporteras llevaron a su camarógrafa, a su iluminadora, a su microfonista ¡! Y se metieron a fuerza. Pues sí, lo vale. Es muy alto (más que yo, por mucho) y reventaba el traje de tanto músculo.

No, no fui a la fiesta. La verdad ese día estaba muy cansado. ¡Ahora que se oiga ese abucheooooo! Les dejo fotos :D




Epílogo: después de ver a Chris, al otro día me lancé a ver Thor Ragnarok. Fue muy raro verlo en pantalla después de verlo en vivo, ya no se la creí ¡ja ja ja!

domingo, 26 de noviembre de 2017

Días de Gym



Hace como tres meses decidí ir al gimnasio. Antes de continuar debo decir que este no es uno de esos posts de superación personal ¿eh?

El primer día que asistí entré al vestidor de los hombres y vislumbré lo que sería el espectáculo más deprimente de mi vida, y que se repetiría durante las siguientes semanas: un montón de señores gordos, desnudos, con el pilín al aire, platicando del clima y de la vida. Y es que el gym al que voy no es uno de esos mamones –con mujeres despampanantes y hombres musculosos–, sino un deportivo viejito (son las viejas instalaciones de la YMCA en el centro).

La característica principal de mi gimnasio es que el 70% de los que van son personas que quieren hacer ejercicio, pero no tienen buena forma. Es más: solo hay un entrenador que pone las rutinas y después se va a comer chilaquiles con huevo. En el piso de abajo de donde yo estoy dan clases de karate y, un piso más abajo, hay natación. A la hora que yo voy, también asiste un señor que debe de pesar unos 100 kilos y que se sube a la bicicleta mientras escucha música.

No sé qué tanto ejercicio haga, pero no creo que haya bajado un gramo desde que yo lo he visto.

A veces también hay una chica que se sube a la caminadora que está a mi lado y que habla por el celular mientras camina a 4 kilómetros por hora durante 15 minutos. Creo que yo camino más tiempo cuando voy a La Merced.

Me gusta correr mientras veo a los que hacen karate. Un día le pregunté al maestro si podía tomar clase con él, porque tengo cierto conocimiento karateka (eso es cierto). Me miró de arriba a abajo y me dijo que por el momento no estaba dando clases a novatos. Me ofendí un poco. Luego me enteré que el maestro no es tan bueno: tiene dos alumnos que llevan dos meses sin poder levantar la pata y que cuando se ponen a hacer ejercicios de defensa, parece que está bailando payaso de rodeo.

Aún así me gusta el gimnasio donde voy. Todo menos las regaderas, que parece el reino del terror ¿O será que ya estoy viejito para esas cosas?

John Lennon & Los Palmeras

¿Se acuerdan de esa época en la que nos sorprendían los mashups extraños? El otro día me compartieron este :D



El coro es sublime, créanme :P ¡No apto para puristas!

Cumbia Drive



No tengo muchos datos de Cumbia Drive. Sé que es un músico de Buenos Aires llamado Sebastián, pero hasta ahí.  Los conocí por la cumbia que puse acá arriba (la de Stranger Things), aunque al final no es mi favorita. Por ejemplo, me gusta esta de Work:



Aunque al final, la versión que más me gusta es esta de Chandelier.



Eso me recuerda que tengo un video extraño que les quiero compartir.

lunes, 16 de octubre de 2017

Vine a Huamantla porque me dijeron que acá vivía mi abuelo...



Vine a Huamantla porque me dijeron que acá vivía mi abuelo, un tal Eutimio Arenas. Mi madre me lo dijo. Yo le prometí que vendría a conseguir su acta de nacimiento. Mi abuelo nació en 1919 y para encontrar el acta solo contaba con una vieja copia fotostática.

Conocí bien a mi abuelo. Cuando él vivía me contaba cosas de Huamantla, el lugar donde nació. Me dijo que hacían unos tapetes con aserrín de colores frente a la fachada de la iglesia. Me contaba el proceso como si estuviera allí mismo. Me platicaba su pasión por los toros y de la fiesta conocida como huamantlada. Muchas veces imaginé aquellas calles tlaxcaltecas.

Hoy visité Huamantla por primera vez.

El pueblo es más bonito de lo que yo pensaba. Es un pueblo mágico, así que sus calles y pequeños andadores están muy bien cuidados. En la pequeña Plaza de Armas venden nieves de sabores y elotes. También corazones de nopal (una cosa que yo no había visto jamás) y quesadillas de pescado. Hay pan de colores y tacos de canasta. Para el que no lo sepa Tlaxcala es la capital mundial del taco de canasta.

Al final no pude sacar el acta de nacimiento de mi abuelo, pero me enteré de una cosa que me hizo sentir orgulloso de mi familia:

Mi bisabuela tuvo a mi abuelo a los 14 años. Era la época de la Revolución. Mi bisabuelo Maurilio era un revolucionario de 35 años que cuando pasó por Huamantla dejó embarazada a mi bisabuela Nachita.

Nachita trabajaba en una hacienda. Cuando nació mi abuelo Eutimio, Maurilio llevó a mi pequeño abuelo al registro civil y en un libro escribieron:

"Eutimio Arenas es hijo de Maurilio e Ignacia. Nació en 1919"

Cuando mi abuelo creció, este hecho le dio vergüenza. Le daba vergüenza que su papá hubiera embarazado a su mamá a los 14 años. También le daba vergüenza que lo hubieran registrado solo con el apellido paterno porque él quería mucho a su mamá. Así que hizo una cosa de la que me enteré hoy.

En algún momento de su vida, mi abuelo sobornó al juez del Registro Civil para que cambiara su acta. Esto no me da orgullo, pero el haya agregado el apellido de su mamá, sí. Mi abuelo siempre nos enseñó el amor y respeto por las mujeres (a su manera, claro). Así que a partir de ese momento él fue "Eutimio Arenas Lara" aunque no aparece así en las actas.

El giro inesperado de esto es que ahora yo tengo que demostrar que mi abuelo era oficialmente un "Lara". Tengo que llevar todas las credenciales, papeles, actas y todo lo que encuentre para demostrar que mi abuelo quiso, por sus pistolas, usar el apellido de su mamá.

Y tendré que regresar a Huamantla para hacerlo. Ay abuelo, en qué problemas me metiste ;D

sábado, 14 de octubre de 2017

Chico Trujillo


Anoche conocí el show de Chico Trujillo en la Carpa Astros, acá en la CDMX. Aquí ustedes pueden decir dos cosas:

1) ¿Quién demonios es Chico Trujillo?
o
2) ¿Cómo es posible que no conocieras a Chico Trujillo?

Bueno, pues no, no conocía a esta agrupación chilena.

***
Para mí Chico Trujillo suena a Los Fabulosos Cadillacs con Los Auténticos Decadentes con una pzca de Los Joao: es decir, música divertida y ruidosa, con trompetas y muchos gritos. Cumbianchera y para escuchar en un estadio de futbol. Piensen en un ritmo tropical y griten "¡Oi o io io io io iooooo!". Bueno, pues así es este grupo.

Pero el que yo los conozca o no, es irrelevante. Lo que me sorprendió fue la cantidad de jóvenes que los siguen O__o Son muy muy muy populares. Me sentí un vetusto en el lugar :( Creo, desde un análisis serio, que ocupan el lugar de aquellos grupos divertidos que escuchábamos cuando íbamos a la secundaria. Porque eso sí: su ritmo es para abrazarte con tus amigos, chocar las cervezas al aire y hacer tonterías.

¿Conocían a esta agrupación? :0

Cuco, el perro loco

¿Quién lo diría?

El martes tuve que salir de urgencia a Guadalajara porque murió una tía de Ave. Como no teníamos dónde dejar a Cuco (nuestro perro que llegó después del sismo), decidimos dejárselo a su entrenador:

- Ahí te dejamos a Cuco, Pedro
- No se preocupen, acá se queda tranquilo -dijo

Pedro es el entrenador de Titán, el perrote que estuvo rescatando personas en los derrumbes. Titán es un perrazo de tamaño casi humano y Cuco cabe en una bolsa del mandado ¿Cómo no nos íbamos a quedar tranquilos?

Pues no.

Al otro día Pedro nos contó la gran odisea de Cuco: Pedro sacó a pasearlo y Cuco se sacó de onda (la verdad es un perro muy espantadizo). Se jaloneó hasta que rompió su cadena (¡!). Acto seguido se echó a correr con rumbo desconocido y Pedro fue atrás de él. Casi dos kilómetros adelante, Cuco se aventó a una zanja de donde no pudo salir.

Pedro pidió a los vecinos que llamaran a la brigada de protección animal para que lo pudieran sacar con un arnés, de esos que son un palo alargado. Para eso ya se había juntado mucha gente y hasta un policía. Agarraron a Cuco con dicho instrumento, pero mi perro lo mordió hasta romperlo (¡!)

Cuando lo sacaron, también mordió al policía ("Fuck the police, groaf!"): el agente de la ley decidió que mi Cuquito es un peligro para la sociedad y lo entregó a la Brigada, para que lo durmieran (¡!). Pedro les dijo que no, que lo estaba cuidando, pero que se le había soltado y después de un rato, lo liberaron como presunto malhechor.

¡¡¡¡¡!!!

Cuando fuimos por Cuco estaba en una jaulita encerrado y olía a rayos:

– Lo lamento, chicos –nos dijo Pedro– no puedo aceptarles de nuevo a Cuco
– Está bien
– De hecho, me parece que su perro tiene esquizofrenia y necesita medicarse
– ¿What?
– Ajá, es muy agresivo, no les vaya a hacer algo

Ave lo bañó cuando regresamos a casa y me dijo "ya le busqué por todos lados y no le encuentro la esquizofrenia por ningún lado". Ahorita está echado a un lado de mí, roncando como bendito. Quedó muy lastimado del cuello, pero si le enseño un pedazo de tortilla, salta como conejo.

Pienso ¿no tendré en mi casa a un perro loco que espera a que me duerma para quitarme el rostro a mordidas?. Cuco me voltea a ver y me da un lengüetazo en la mano.

Misteeeeriooooo...