2/3/15

Palabras en español que los gringos no pueden pronunciar

Me acuerdo cuando de morro me pidieron que pronunciara la palabra "Schedule", sin saber cómo era. Decía cosas como "Eschedúl" jajajajaja

24/2/15

Dragon Ball: Light of Hope

BUENOOOOOOOO

Vean qué joya es este piloto ¡¡el universo de Dragon Ball como debe de ser!!


22/2/15

Uncle Bill, de Bef


Hace algunos años supe que Bef estaba haciendo una novela gráfica sobre William Burroughs y su estancia en México. Los comentarios que tuve de algunas personas que vieron el proceso de creación fueron:

- Bef está preparando una novela que se va a llamar Uncle Bill
- ¿Está buena?
- Lleva 4 años haciéndola, va a ser la mejor novela gráfica mexicana de todos los tiempos
- ¿En serio?
- Es magnífica

Alguien me pasó algunas páginas, para que le echara un ojo. Páginas que vi al azar y a las que no les vi ni pies ni cabeza. Pero por fin acabé de leerla.

Creo yo, que es un parteaguas en la historieta mexicana. Explicaré por qué.



Bef ha dicho en muchísimas ocasiones que su sueño de juventud era que el cómic tuviera un lugar en las librerías. Después de eso, que la gente que entrara a una librería no supiera si llevarse un libro de, digamos, Villoro, o un cómic.

Creo que con Uncle Bill se logró.

Hubo un periodo oscuro de la vida del escritor Burroughs en la Ciudad de México. Un periodo en el que ocurrió un incidente con su esposa. No hay mucha documentación al respecto y Bef se propuso, de manera casi obsesiva, documentar esta etapa por medio de una novela gráfica.

Siguiendo los pasos del escritor hasta Marruecos, entrevistando a muchísimas personas y consultando un montón de documentos, Bef reconstruye lo que ocurrió en esos días. Parte ficción, parte verdad. Es lógico, tuvo que imaginar lo que ocurrió, pero ese es trabajo del escritor, juntar todas las piezas del rompecabezas y ser coherente con la historia para rellenar los huecos. No puedo pensar en una persona más comprometida para eso que Bernardo ¿El tío Bill se sentó alguna vez en la Plaza Río de Janeiro? No se podría decir con certeza, pero es tan posible como cualquier otro, y el lugar perfecto para acabar el libro.



Uncle Bill está hecha en capítulos, mezclando la vida del escritor con pasajes de la juventud de Bef. Es un buen recurso narrativo para entender toda la investigación. ¿Es la mejor novela gráfica mexicana de todos los tiempos? Lo pensé mucho y llegué a la conclusión de que ya no se vale decirlo. Es, sin duda, la mejor novela gráfica en formato documental. Bernardo sabe con tar historias, es el mejor en lo que hace. Pero no podría compararla con, digamos, Operación Bolívar porque sería comparar, por poner un burdo ejemplo, Birdman con Searching for Sugar Man. Pertenecen a géneros distintos.

Y eso es lo maravilloso del asunto. Que ya es posible, después de tantos años, poder separar los géneros. Y como alguna vez pensó Bef: un usuario de a pié, que no sepa nada de cómics se la pensará en comprar este libro o alguna novedad en prosa. ¿Un parteaguas de los cómics? Yo creo que sí.

18/2/15

El depa

Tomando cubas de Matusalem


El departamento donde vivo hoy, en la calle de Holbein, lo obtuve gracias a la recomendación del monero Blumpi, que vivía acá a la vuelta. Tiene dos recámaras y dos cajones de estacionamiento. Es viejo y tiene sus achaques: por ejemplo, la puerta del baño nunca cerró y no hice nada por componerla. Aún así, nadie abrió nunca cuando otro estaba haciendo popó.

Las paredes las pinté de blanco, de morado, de rojo y de azul. Como inquilinos temporales tuve a mi amigo Yorko y a Sopelana. Mi perro Teo sabe cómo llegar aquí sin problema.

Hace unos días me lo pidieron. Ya lo tengo que entregar. Ningún departamento ha tenido tantas visitas, ha visto tantos dramas, ha albergado tantos borrachos como este. Aquí la gente se ha besado, enojado, gritado, dormido, drogado, reconciliado y muchas veces, ha llorado. También ha visto muchas risas y tonteras. Sirvió como mi centro de trabajo y esparcimiento, y como mi hogar durante casi 4 años. Los muebles han ido de un lado a otro sin ton ni son.

Muchos de mis amigos lo visitaron y muchos se quedaron a dormir en el sillón viejo que tengo o en la cama del estudio. Tengo muchos recuerdos bonitos de este lugar.

Pues ya. Otra casa nueva. El fin de una era. Me quedan como 20 días aquí, que espero vivir apasionadamente :D

17/2/15

Better Call Saul







Qué buena está la serie de Better Call Saul! O_o

El abogado favorito de todos, Saul Goodman tiene su spin-off desde hace dos semanas en Netflix, en una serie del mismo equipo de Breaking Bad. Durante los primeros 2 minutos vemos a Saul en su nuevo empleo después de haber abandonado a Walter White en el final de BB.

Y luego todo es un flashback...

Saul no siempre fue Saul sino Jimmy. Esta no va a ser una historia de redención porque sabemos que al final se convirtió en un abogado especialista en delincuentes de la peor calaña ¿cómo llegó a eso? ¿Antes era bueno? ¿Siempre fue igual de cínico?

En esta nueva serie se cruza con personajes de alguna vez se cruzaron en la vida de White y Pinkman. Las tomas, la fotografía y la narrativa es la misma a la que estamos acostumbrados. Van a lanzar un capítulo cada semana pero ha sido toda una sorpresa ver un buen spin-off (casi siempre son horribles).

Si tienen chance véanla. No está al nivel de la original pero se queda muy en la orillitititita :D

Grandes Héroes Anónimos

Un bonito cartón de Salles :D


15/2/15

De autógrafos y sketches



En la semana vi pasar por mi timeline varias discusiones sobre los dibujantes que vendrán a La Mole. Algunos darán autógrafos gratis, otros no. Algunos cobrarán sus sketches, otros serán gratis y otros, como Artgerm, harán pocos sketches, los cobrarán a 4500 pesos y serán limitados.

Algunos conocidos míos comenzaron a discutir sobre si los dibujantes deberían cobrar sus autógrafos siendo que ya les pagaron el viaje a México. Otros dijeron que lo correcto sería regalar el primero y cobrar por uno o dos más. Por supuesto no conozco monero mexicano que cobre sus autógrafos. Y al parecer el standar en EU es que los artistas cobren sus autógrafos a 5 dólares.

Dicho esto, mi opinión al respecto es la siguiente:

Me parece que la discusión parte de un punto equivocado y están dejando pasar lo obvio: los autógrafos de gente famosa no valen nada. No tienen valor alguno en la vida real y no son más que un rayón sobre un dibujo. No es que estuvieras firmando un cheque, por ejemplo. Es una cosa que tiene un valor sentimental para el que lo recibe y nada más.

Sin embargo, siendo este un mundo materialista, los autógrafos sirven para dar un valor agregado a un cómic, un valor al que cada quien le da el valor que quiere. Puede ser de 50 pesos o puede ser de 1000 pesos. He visto prints, que no valen más de 50 pesos, venderse por más de 3000. Pero al final el verdadero valor es el emocional: aumentar el valor de un objeto solamente porque está firmado, resulta igual de inútil como comprar una portada variante. El contenido es el mismo, sólo tiene algo, que la hace diferente.

***

Cuando uno ve los programas como "El Precio de la Historia" vemos que una chamarra de Elvis Presley aumenta su valor varias veces si está autografiada. Eso en el caso de que el poseedor del objeto quiera venderlo y generalmente ocurre cuando ya no hay una conexión sentimental con el mismo. Muchas veces vemos que el hijo del dueño original de la prenda la vende porque ya no le significa nada para él.

Sucede lo mismo con la gente que se toma fotografías con cuadros famosos en los museos. Es inútil. Pero yo mismo me he tomado algunas fotos enfrente de, no sé, un cuadro de Sorolla. Y cuando la veo siento que estoy enfrente de él y recuerdo la misma sensación del momento. Si se la paso a cualquiera de ustedes dirán "ah, pues chido tu cotorreo, Memo".

Firmar un cómic no vale nada a menos que seas un abusón que quiera lucrar años después con esa revista. Eso suele ocurrir. Pero dudo mucho que alguien quiera un cómic que diga "para mi amigo Memo" <--- que al final, ni somos amigos y hay 10 mil cómics iguales firmados por el mundo.


**

A la pregunta ¿los dibujantes tienen el derecho de vender sus autógrafos? Sí, por supuesto. Cada quien tiene el derecho de vender lo que quiera. ¿Es abusivo? Bueno... no lo sé. Yo no pagaría un peso por un autógrafo. Sin embargo no quiere decir que no los aprecie. Tengo muchos cómics firmados por amigos míos, que se toman el tiempo en hacer un monito y ponerme una dedicatoria bonita.

Pero son amigos. Aprecio esas firmas porque los quiero. Creo que nunca me he acercado a un famoso con el que no he cruzado una palabra solo para tener su firma. Sé que hay personas que lo hacen por coleccionismo y eso lo respeto (uno puede coleccionar hasta latas de refresco). Pero si están dispuestos a tener una buena colección de algo, deben de aceptar que muchas de esas cosas cuestan. Yo no lo pagaría, pero sé que hay personas que sí. Hay para todos.

Lo que sí hago a veces es tomarme fotos con gente pública. Me gusta saber que un día platiqué con los de Nortec, por ejemplo. Es mi valor sentimental.

Alternativas a pagar un autógrafo: 1) hacer fila y platicar con el dibujante 2) tomarse una foto 3) preguntarle cuántas horas al día trabaja, para tener inspiración 4) decirle que uno es fan y explicarle porqué es importante en tu vida. Créanme que esas cosas las aprecian.

Pero acercarse, no cruzar palabra, ponerle un cómic enfrente y que le ponga un rayón con la esperanza de que ese cómic lo vas a vender en 30 años a 1000 dólares, es de locos. Créanme que es de locos.

*

Adendum:

Pienso en el sketch que Artgerm va a cobrar a 4500 pesos. Volteo a mi pared y ahí hay arte original de moneros que he comprado -el más caro- a 100 pesos. Veo una serigrafía de 600 pesos de Ricardo Cucamonga que es lo más caro que he comprado.

El arte moneril es una versión bizarra del "arte oficial". Uno no puede creer que a veces compres cosas cuyo material cuesta poquito en muchos miles de pesos. Pero el artista pone el valor. Y si admiras al artista, acéptalo. En eso cosiste el valor comercial del arte: y esa, amigos míos, es la triste realidad.