domingo, 13 de agosto de 2017

El que mucho se despide...


Es muy probable que próximamente deje de escribir en este blog. O no. No lo sé. Les contaré:

Como saben, desde hace un tiempo escribo en otras páginas. Mi tirada más grande fue en Chilango, donde metí decenas de artículos que todavía andan circulando por ahí. Cuando entré a darle a su portal, teníamos 600 mil seguidores y cuando la dejé, estábamos cerca de los dos millones. Fue un gran trabajo :)

Pero luego pasaron cosas y tuve que dejar de escribir en la página web, y me quedé solamente con la revista impresa en donde colaboro desde febrero.

Hace unos meses me ofrecieron escribir para una revista muy prestigiosa -agradezco mucho la invitación-, pero me dijeron desde el principio que no me iban a poder pagar, así que era de gratis. Pensé que a lo mejor me vendría bien el prestigio de la revista, pero me vendría mejor el dinero XD Platicaba con Ave sobre esto:

- Deberíamos hacer un portal propio
- Pero para eso se necesita mucho dinero
- Ni tanto

En esas semanas estaba pensándolo cuando se me atravesó el viaje a Tijuana. Y ahí todo cambió.

***
La pareja dinamita

En Tijuana, Ave y yo conocimos a Flor y Joel, una pareja de tijuanenses con las que tuvimos un crush instantáneo. Estaban en nuestra misma onda, salían de fiesta igual que nosotros, eran muy decentes, él es escritor y ella vende publicidad y están bien locos. En cuanto nos vimos algo pasó en el mundo. Cuando regresamos a la CdMx, hicimos un grupo de Whatsapp para seguir hablando y en menos de un mes ellos ya estaban de visita en nuestra casa.

Los días que Joel y Flor nos visitaron, no nos despegamos ni un segundo. Salíamos, hablábamos, caminábamos, comíamos. Fue muy raro. Un día Flor dijo:

- Joel y yo queremos hacer un portal
- ¡Nosotros también!
- Pero el de nosotros es de este, este, este y este tema
- ¡Igual que el de nosotros!

En ese momento garabateamos lo que sería nuestro portal. Quedamos en que lo iríamos trabajando con calma, pero a buen ritmo.

***

La disyuntiva

Y ese es mi dilema: podría buscar alguna empresa para seguir metiendo textos, pero indudablemente sería mejor tener la mía. Ya no estoy taaaan joven, así que creo que es hora de sentar cabeza con un proyecto a largo plazo. Ya intenté con otros blogs, ya hice experimentos, trabajé para varias agencias. Además, me gustaría tener un sitio donde en un futuro se pueda ganar dinero y al mismo tiempo escribir de cualquier cosa que se me ocurra. No es que en este blog no pueda, pero hace mucho decidí que Idos de la Mente, se quedaría sin publicidad de por vida.

El 17 de septiembre cumplo 10 años con este blog. Tal vez ese día me tome un año sabático y debería darle por completo al proyecto que estamos formando. Tal vez ponga cosas de aquí para allá y de acá para allá. No lo sé todavía.

Pero créanme que estoy muy emocionado con el otro sitio :) Ya les contaré de qué se trata.

3 pósters de Coco (uno es mío)


Coco, la película de Pixar que trata sobre nuestro día de muertos y que está próxima a estrenarse, ya tiene póster internacional: es el que aparece justo arriba de estas líneas. Está bastante bonito.

Hace unos días vi por casualidad un post de la ilustradora @jujujulieta donde explicaba que el póster no se parecía a la región de México donde ella vivía, así que lo arregló. Hizo este XD


Me pareció la mejor idea del mundo, así que se lo dije. Yo hice mi propia versión XD Que es esta :P Coco en Iztapalapa, barrio bravo, Santa Muerte ¡yeah!



Alguien propuso el hashtag #CocoEnMiRancho. Debería haber más versiones de Coco, para mostrar el verdadero México :P



martes, 8 de agosto de 2017

Guardians' Inferno



Este debe ser el mejor video de la historia... de las películas de superhéroes XD

Rius


Conocí a Rius, en persona, hace relativamente poco tiempo. Fue en un Festo, festival de cómics que en su primera edición se llevó a cabo en el Centro Cultural España. Ya lo había visto antes, de lejitos, pero en esa ocasión me animé a saludarlo y a platicar brevemente con él. No le pedí autógrafo ni una foto con él, porque no soy de esos. El día de hoy, que murió, me arrepiento un poco de no haberlo hecho.

Pero conocí sus libros en mi lejana niñez. Ave me dijo en la mañana que Rius logró desarrollar el método didáctico perfecto para los mexicanos: texto, monitos, mucho humor. Mucho sarcasmo e ironía. Cuando me sobraba algo de dinero iba a comprar sus libros afuera del metro Balderas donde hasta el día de hoy se venden como pan caliente. Para mí, en esos años, Rius era la antítesis de la educación oficial: si en la tele decían que el PRI era chido, Rius sacaba un libro explicando por qué no. Si la iglesia predicaba el amor por diosito, Rius atacaba con todo. Hay una playera por ahí, muy famosa que dice "Soy ateo gracias a Rius": no creo que sea precisamente cierto, pero sí influyó en muchos de nosotros.

Pero Rius también se equivocaba: al final, hablaba de muchos temas de manera sencilla y cometió muchos errores en sus libros que muchas veces se iban mejorando en ediciones posteriores. Pero sembraba la semilla: sus libros sobre alimentación o marxismo te dejaban con la cosquilla de que había algo más. De ahí, muchos saltamos a la biblioteca. Mucha gente de mi generación tiene más de 20 libros en su biblioteca, que siempre incluían "El Supermercado de las sectas" o "El Yerberito ilustrado".

Dicen que en sus últimos años se vovió iracundo y grosero. Nunca me tocó verlo así. Y le tengo especial admiración y respeto por echarse a cuestas la ingrata tarea de que los demás lean, desde los abuelos, los papás y los niños más pequeños, lográndolo con gran éxito. Para mí, Rius representa el autor mexicano más exitoso de todos los tiempos. Descanse en paz.


lunes, 7 de agosto de 2017

El Cártel de las Botargas


Hace algunos años la calle Madero, en el centro histórico de la CdMx, estaba abierta a la circulación de autos. Luego la cerraron y la volvieron un paseo peatonal que va de Palacio de Bellas Artes al Zócalo. Eso ya tiene mucho tiempo.

En aquellos años, los chilangos nos asomábamos a Madero con asombro y escepticismo. ¿Una calle tan importante cerrada a la circulación de autos? Descubrimos que eso estaba bonito. Con ese paseo los negocios comenzaron a florecer: un restaurante por acá, una cafetería por allá. Me acuerdo que mis primeras cervezas en el centro me las tomé en el Bertico Café, porque tenía asientos cómodos y buen aire acondicionado. Me puse una borrachera loca con unos amigos en el Café Gante, porque servían comida a buen precio. Estaba muy bien.

Un día fatídico, una persona con botarga se acomodó en la esquina de la Casa de los Azulejos. Si no me equivoco era Woody, de Toy Story. Luego hubo otro y otro más. Y otro, y otro, y otro...

***


Hoy el circuito de la calle Madero (que comprende la calle Gante, Motolinía y parte de Palma y 16 de Septiembre) es una mezcla de los siguientes individuos:

1) Botargas de personajes que les gustan a los niños: superhéroes, minions, princesas.
2) Personas disfrazadas de personajes exóticos, turísticos o "mexicanos": estatuas de mármol que se mueven cuando les avientas una moneda, revolucionarios mexicanos, fakires de la India.
3) Bailarines, magos y merolicos.
4) Vendedores de lentes y armazones (ellos mismos se llaman volanteros)
5) Vendedores de tatuajes
6) Promotores de los diferentes restaurantes que hay sobre la calle: se te acercan y te ofrecen lugares para comer o bailar
7) Masajistas "quiroprácticos" que se ponen con sus sillones a tronarle los huesos a las personas.
8) Policías turísticos <--- es decir, que ofrecen orientación a los que visitan la ciudad
9) Cantantes, que lo hacen a nivel de piso o desde los balcones
10) Organilleros

Hace unos días estaba comprando lentes por ahí cuando llegó un tipo malencarado: traía una de esas bolsitas que se amarran a la cintura. Los tipos de la óptica lo saludaron, le dieron dinero y le informaron cuántos volanteros tenían sobre Madero: les estaba cobrando derecho de piso.


***
Pocos asaltos ocurren en la calle de Madero: yo que paso muchas veces por ahí, jamás he escuchado que la gente diga "¡detengan a ese ladrón!". Sin embargo para la delincuencia organizada optó por un negocio más lucrativo: cobrar derecho de piso.

Un artículo de El Universal de hace dos semanas (de Héctor de Mauleón, que pueden leer aquí), informaba que son algunas familias, vinculadas a partidos políticos, las que controlan estas calles. Más de medio millón de pesos al día significa cobrar a las decenas de personas que hay en esta zona y que se amplía a Balderas, Juárez y San Cosme. Los turistas no lo notan: para ellos es una zona turística llena de cosas alegres. Y sí, lo es. Lo malo es que somos los que vivimos en el Centro que notamos que esto va en aumento y las zonas donde se colocan estos personajes, va en aumento.

Y es que pasa un fenómeno extraño: si una persona quiere hacer un acto artístico genuino en el Centro, tiene que pagar. Si paga, se siente con el derecho de invadir la zona. Y entonces uno como peatón, tiene que sortear ambulantes, jardineras, pequeños locales, y volanteros. Y los que durante los últimos días haya pasado por esta zona, sabrán de lo que hablo.

La insufrible Madero :(