domingo, 17 de septiembre de 2017

10 años de blog: mil gracias




En 2007 la canción más popular era Umbrella de Rihanna. Me acuerdo que no podía sacarla de mi mente e iba cantándola de allá para acá. En ese año vivía con Paty, en una pequeña casa de la calle Correggio. No me iba muy bien de dinero y estaba un poco deprimido porque quería escribir y no encontraba dónde.

Así que un 17 de septiembre de 2007 abrí este blog. Venía de la época de MySpace y ya había tenido experiencia con dos sitios que desaparecieron. Dije "bueno, pues en lo que se arregla mi situación, me pongo a escribir cosas para no perder el tiempo".

Y vaya que se arreglaron.

***
Pronto me di cuenta que no era el único bloggeando por ahí: Guffo llevaba ya tiempo escribiendo, más o menos lo mismo que llevaba El Neb (ellos comenzaron un año antes). Plaqueta era la gran estrella blogger. Chica Regia llevaba más tiempo que todos: ella comenzó en 2004. Salles dejaba a todos con la boca abierta con Cinismo Ilustrado. Alberto Montt comenzaba con Dosis Diarias y lo admiraba mucho.

Antes de eso había leído a Cucamonga con su Patíbulo y otros que ya no recuerdo. ¿Alguien me refresca la memoria?

***

Me gusta cómo escribe Guffo: tuve la suerte de que la vida me llevara a hacernos amigos y echar cheves. Cucamonga y yo nos abrazamos cada que nos vemos. Hoy soy muy buen amigo de Neb. A Salles lo conozco, al igual que a Montt.

Pero curiosamente, más que a los creadores de otros blogs he conocido lectores del mío. Tanto, que he salido de viaje con algunos, he tomado cervezas con muchos más y a otros, me los he topado en la calle.  Pero recuerdo que en mi inmadurez, cuando comenzaba a bloggear, me daba mucha envidia gente que era bien famosa y que podía tener el poder de convocatoria para hacer reuniones. Yo pensaba "¿Por qué no puedo hacer una reunión como Jorge Pinto y que lleguen mis lectores a saludarme?".

Hoy veo que ese es el pensamiento más tonto del mundo, porque uno viene al mundo a hacer amigos y no a lucirse. Y vaya que este blog me ha dado muchos amigos.

***

Me encantaría hacer una fiesta para invitarle cervezas a todos los que están leyendo esto. Desgraciadamente, eso es una cosa que no se puede hacer. Agradezco muchísimo a todos los que han pasado por aquí, a los que no conozco y a todos aquellos que frecuento, después de conocernos en esta blogósfera. Como les comentaba hace unas semanas, estoy armando un proyecto nuevo, que está absorbiendo mucho de mi tiempo. Pero apenas lo arranque, volveré a la normalidad por acá. Ya quiero compartir la cantidad de cosas que he escrito allá :D ¡Me encanta!

Los quiero mucho. Gracias por acompañarme en mi última década. Acá nos leemos ^_^

- Memo






lunes, 11 de septiembre de 2017

Una laaarga actualización


De adelante para atrás

Cuco

Anoche Ave y yo veníamos de tomar cervezas con unos amigos. Era cerca de la una de la mañana. Ambos veníamos muy contentos y platicadores cuando Ave se detuvo a dos metros de la puerta de entrada. "¡Oh!", escuché.

- ¿Qué pasa?
- ¡Mira!

En la puerta estaba un perro tembloroso por el frío y la lluvia. Apenas abrimos y se metió en seguida. No se dejaba agarrar y estaba muy miedoso. Nos subimos al departamento y el perrito se subió con nosotros. Como ya era noche, le pusimos un panecito con leche y nos fuimos a dormir.

En la mañana me levanté y Ave no estaba junto a mí. La encontré en el sillón y me vio con una mirada que expresaba todo :'P Adiviné en seguida su pensamiento: sí, Ave, podemos quedarnos al perrito. Sí, lo voy a cuidar mucho. Sí, ya sé que vamos a sufrir un poco, pero valdrá la pena.

Así que declaro hoy, 10 de septiembre, como el día que Cuco llegó a la casa. Es un perro muy cariñoso, no ladra, se echa de panza y es muy obediente. Se ve que es de casa, así que la promesa es que si sale su verdadero dueño se lo regresaremos. Pero si no sale, Cuco se queda con nosotros: no sé cómo le vamos a hacer porque no tenemos mucho espacio, pero bueno: ya veremos ^_^

**

Cacos

No haré el cuento largo: fui a La Merced y me quedé sin dinero. Ya soy buen marchante de la Merced: salgo del metro, entro al mercado, compro mis cosas y salgo. Puedo hacer eso en menos de media hora. Pero esta vez compramos algo afuera del mercado y nos quedamos sin dinero, así que pensé (¡oh iluso!) buscar un cajero automático para sacar 300 pesos.

Nunca encontré el cajero, así que le dije a Ave: "bueno, pues vámonos de regreso". Para cambiar un poco la ruta decidimos regresarnos en Metrobús y en la parada estaba un chico de unos 25 años, con gorra y sin tenis.

De repente llegó un tipo moreno, flaco, acompañado de otros dos más altos y mamados. Traía una bolsa negra en la mano. Al verlos, el chico de 25 años se levantó. El moreno le dijo:

"Órale hijo de tu pinche madre, te dije que acá no puedes robar cabrón, este es nuestro territorio. Mira, allá hay mucha gente para robar, en Manzanares, para allá, pero acá no puedes culero. Espero que hayas aprendido tu lección hijo de tu pinche madre.

Órale, ahí están tus tenis, culero"

O_____O

El ratero en cuestión agarró sus tenis y se los puso. Le dije a Ave "bueeeeeno, no viene el Metrobús, mejor vámonos". ¡Y patas pa' qué las quiero!

**


¿Dónde te agarró el temblor?

Greta, la amiga de las que les platiqué hace unas semanas, sigue viviendo con nosotros. Como les contaba, ella es de Guadalajara. El jueves estábamos a punto de dormir cuando sonó la alarma sísmica. Como marca el protocolo, me puse mis tenis y le dije a Ave y a Greta:

- Alerta sísmica, vámonos
- ¿QUÉ? ¿QUÉ ALERTA?- dijo Greta
- ¡Ah! Indica que viene un sismo -le dije

Bajamos y nos encontramos con los vecinos. Estábamos cotorreando cuando comenzó ese tremendo bamboleo de 8.4 grados en la escala de Richter.

Greta se espantó muchísimo. Nunca había sentido un temblor. Yo me acuerdo perfectamente del terremoto del 85 y debo decir que este lo sentí con más duración. Después me enteré que mi mamá estaba llorando, que la familia de un amigo en Juchitán perdió su casa, que casi se caen unos edificios a menos de 200 metros y que mi amigo Luis tuvo que pasar la noche en un Sanborns. Fue impresionante ver cómo el piso se hacía como de chicle, aunque (debo decir) en mi calle la gente salió de manera ordenada y sin histeria.

Regresamos al departamento, me eché un mezcal y dormí como bebé. ¡Cómo me divertí al otro día con tantos memes! Por otro lado Greta se quiere regresar a Guadalajara ¡vooooy!

***

Córrele que te alcanzo

Estaba yo un día echando la flojera enfrente de mi computadora cuando Ave me dijo unas palabras funestas:

- Y si voy a nadar temprano, ¿me acompañas y te metes al gimnasio?

OMG. Todas las inseguridades llegaron de golpe. ¿Me está diciendo panzón? Bueno, sí estoy ¿Me está diciendo que tengo que ir al gimnasio porque soy un ser amorfo? ¿Ya no me quiere? ¿Me está diciendo que la tengo que acompañar por alguna razón en especial? ¿Ronco por las noches? ¿Mi panza no le parece sexy? ¿Se avergüenza de mí? ¿Está preocupada por mi salud? ¿Cree que me va a dar un paro cardiaco? ¿Conoció a un hombre que está bien chido de cuerpo y me está diciendo que me ponga en forma? ¿ES ESOOOO? ¿ES ESOOOOO?

Sí, los hombres tenemos esas inseguridades.

Así que me estoy obligando a levantarme a las 7 de la mañana para ir al gimnasio que está a cinco calles de mi casa. Me trepo a la caminadora y corro al mismo tiempo que sudo como pollo en rosticería. Ya les diré qué tal me va :'P

***

CC

Como les contaba, estoy armando un blog nuevo con unos amigos. Ha estado bien difícil. Bonito, pero difícil:

1) Primero nos volamos la cabeza. Dijimos "Vamos a hacer un portal que tenga este, este, este y este tema". Todos estuvimos de acuerdo y comenzamos a escribir como locos.

2) Después de dos semanas decidimos que taaaal veeeeez nos alocamos mucho e íbamos a delimitar ciertos temas.

3) Tres semanas después no le encontramos ni pies ni cabeza a la organización que propusimos, y hace rato nos replanteamos cómo va a ser.

Sin embargo hay cosas importantes que decir:

a) ESTÁ QUEDANDO BIEN INTERESANTE: es como Idos de la Mente, pero con esteroides. Muchas tonterías, pero de muchos temas diferentes. Me encanta.

b) ESTOY ESCRIBIENDO DE CUALQUIER COSA: no me estoy limitando, como cuando escribía en otros portales. Cualquier cosa que se me ocurre, eso lo pongo.

c) NO VOY A CERRAR ESTE BLOG: Lo que sí, estoy poniendo mucho tiempo en aquel proyecto. Ya les avisaré.

Estará listo el 1 de Octubre. Se llama C___C_______  . Está lindísimo :D



lunes, 28 de agosto de 2017

Cámara Escondida


El otro día estaba viendo un video de esos de Cámara Escondida. Yo nunca he estado en uno de esos videos y no sé cómo reaccionaría (supongo que haciendo bobadas), pero me acordé de una anécdota muy extraña que vive en el fondo de mi mente. No sé si la estaré contando bien, pero es muy cercana a la realidad. Es así:

Hace muchos años salía en la tele un programa que se llamaba así: "Cámara Escondida" y lo conducía Óscar Cadena, que es el tipo gordito que aparece en la foto de arriba. Era como los Supercívicos, pero viejito. También pasaba videos que le mandaba la gente (¡en videocassette!) y denunciaba cosas que ocurrían en las calles. Era entretenido.

Bueno, la anécdota que les iba contar es así:

Un día íbamos -creo que mi hermana, mi papá y yo- en un vocho a altas horas de la noche en el Periférico. Eran los años ochenta y mi papá tenía un automóvil viejito al que no le funcionaba nada. Una de las cosas descompuestas era... el medidor de gasolina. Así que sucedió lo que tenía que pasar: nos quedamos parados. Al final solo pudo orillarse en una bahía de emergencia: una de las opciones era que mi papá caminara hasta la gasolinera más cercana (eran los ochenta, no había muchas), dejándonos a mi hermana y a mí a merced de los malandros a mitad de la noche.

Al final, la opción más sensata era parar un taxi y decirle que nos diera un poco de gasolina. Seguro la iba a dejar a precio de oro, y no traíamos mucho dinero, pero decidimos arriesgarnos. Se paró un chafirete malencarado y dijo que sí, que nos daba de su gas, pero que nos iba a costar un buen varo. Ni modo. Hicimos el cambio, llenamos un poco el tanque hasta que arrancara y luego...

No sé si a mi hermana o a mí se nos ocurrió decir "¡MUCHAS GRACIAS POR SU BUENA ACCIÓN! ¡AHORA VOLTEE A LA CÁMARA!". El taxista se sacó de onda y dijo "¿dónde? ¿dónde?" "¡Allá, allá!" le dijimos, apuntando a un edificio vacío.

El taxista volteó y saludó, muy feliz. Cuando le íbamos a dar el dinero dijo "nooo, cómo creen ¡Saludos a Óscar Cadena!". Y se arrancó.

Supongo que el siguiente sábado se buscó el la tele y al no encontrarse, nos mentó la mamacita :'P

martes, 22 de agosto de 2017

Eclipse en la Ciudad de México

Acá nomás se vio poquito.


¡YACA!


En un viejo episodio de la caricatura "La Familia Robinson" (a ver quién se acuerda de ella ;D) salía una fruta que los personajes llamaban "fruta de pan". Yo siempre me quedé pensando qué carambas era la fruta de pan y supuse que jamás en mi vida la iba a probar.

Bueno, pues hace unos meses leí que la mentada fruta de pan no es otra cosa que la Yaca, un fruto enorme que también es conocido como "La fruta de los siete sabores" o "Jackfruit". Dicen las páginas de internet que es tan buena que puede salvar de la hambruna al mundo: un árbol puede dar hasta 200 yacas O_o Eso dicen.

Bueno, el otro día fui a la Merced y hay un puesto donde la venden. También la he visto en la Comercial Mexicana. Cuesta 30 pesos el kilo (si la compras en bulto) o 25 pesos la bolsita, si la quieres lista para comer. Así se ve:



La cáscara de la Yaca es fea y huele mal. Pero los frutos (esos que ven arriba) huelen delicioso: como mango o plátano. Te la puedes comer así, es muy rica y se te escurre la babota de tan jugosa que es. Es una delicia. Cada frutita tiene un huesito. Bueno, el punto es que ¡TAMBIÉN SE PUEDE GUISAR! O_o Eso no lo sabía, perdonen mi ignorancia, yo que soy un tragaldabas. La cosa es así:

Uno saca las frutitas y le quitas los huesitos. Luego hay que hervirla con mucha sal. OJO: mucha sal y se hierve unos 15 minutos para quitarle el sabor dulce. Al final queda con un sabor neutro.



¿Y luego? Pues nada: que la fruta se desmenuza y queda lista para guisarla como quieras. Con jitomate, con cebolla, con salsa mexicana, con molito. Yo la preparé con papas en un guisado de adobo.


¿Queda buena? Sí, mucho, es muy rica  ¿Es para guisarla diario? Híjole, es difícil decirlo. He visto por ahí que la venden deshidratada y la gente la fríe para cocinarla en tacos. Supongo que tendría que prepararse mucha y después guardarla en el refri. No sé. Pero un día que pasen por un puesto donde la vendan, anímense y siéntanse como en el trópico :D