18/4/14

La Ciencia de los Cínicos


Cínico: un hombre que sabe el precio de todo y el valor de nada.
-Oscar Wilde

Compré el libro La Ciencia de los Cínicos de Eduardo Salles (@sallesino viejo conocido de este blog). Tengo sensaciones encontradas:

El libro es pequeñín en tamaño, pero parece que Aguilar apostará por este formato ya que es el mismo de Hipsters, de Jorge Pinto. Está perfectamente bien impreso, con tintas directas (ya sé que al lector común no le interesará esto, pero oh Dios, las páginas se ven tan bonitas +__+) También le encontré como tres dedazos :P

Pero bueno, hablemos del libro en sí: quien conozca el trabajo de Salles en Cinismo Ilustrado, reconocerá el estilo inteligente y el humor en sus diagramas. No hay nadie en México que haga un trabajo así y se reconoce de volada. Salles es un nerdazo y un conocedor de la cultura pop y solo a él se le pudo ocurrir un vortex de la Friendzone o la relación entre el tacón de las mujeres y lo insoportable que se vuelven. Es políticamente incorrecto y puede hablar del capitalismo, de la flojera, de lo idiota que se vuelve la gente cuando maneja y de la estupidez humana. Todo está metido en este libro que, además, tiene fórmulas matemáticas para "explicarlo" todo. Y lo hace:

gravedad matutina=(o-zzz)fc

O lo que es lo mismo: tu cama te atraerá con una fuerza de gravedad proporcional a tus horas dormidas menos el odio por tu trabajo, elevado a la fuerza de atracción del colchón

¡Es un genio!

Y luego me pregunté ¿Si lo compran mis compañeros de la Universidad lo van a entender? <--- los uso de referencia porque son de los que comparten fotos de Paulo Coelho. 

Mi respuesta es simple: pues nope. El libro requiere cierto nivel de cinismo, cierto nivel de conocimiento internetero, conocimientos sobre series de televisión y algo de ciencia que no todos tienen. Si no sabes qué son las dos palomitas en whatssap, olvídalo. Si no sabes quién es Delfin Quishpe, cero pa'l perico.

Pero eso en vez de ser un impedimento, es una gran virtud: La Ciencia de los Cínicos no es un libro para todos pero no tiene porqué serlo. Da por sentado que quien lo va a comprar sabe de dónde viene la frase "Yeah, science bitch". No es un libro para carcajearse, pero sí dirás "duuuh, esto es tan cieeerto".

Es un libro para los que vivimos en internet. Gasten sus 230 pesitos en él, seguro les va a gustar :)

15/4/14

Este post es escatológico

La pregunta es ¿Pueden hacer popó cuando no están en su casa?

Pregunté esto hace unas semanas en mi Face. Esperaba respuestas "Sí" o "no" pero ahora veo que no es un asunto trivial: si me lo preguntan, yo puedo hacer en donde sea mientras haya papel de baño :P

Pensaba que los hombres son tan vulgares como yo. Pero nope: las respuestas me sorprendieron :O


Ataud Ilustrador: No soy tan bueno de visitante como de local, pero si...

Cintya Medina Antes no, pero me daban unos dolores que qué brutos, así que ahora si lo hago, no siempre pero por ejemplo orita acabo de hacer en en trabajo, antes ni aquí... imaginate 10 horas sin cagar!

Roberto Cota Briceño depende, sí la necesidad es mucha y andas en un tipo mall sí, pero sí es en la central camionera pues no...

Héctor Gutiérrez
Err... nop

Dora Matlalpapalotl
No, no hay confianza.

Luis Manuel Amador
Al cuerpo lo que pida. Si la indicación es cagar, nomás hay que poner orden, y a darle.

Zazil Kú Depende del baño, debe ganarse tu confianza.

Federico BLee Jamás!

Jorge Cavazos Sólo en caso de emergencia.

Nidia Ramos
Hay gente con esfinteres penosos(?) no se, a mi si me da penita.

Cristina Díaz Ay, no, yo no. Tardo mucho en acostumbrarme al hábitat de un nuevo baño. Puedo ir y regresar de unas cortitas vacaciones sin haber ido porque no me gustó. No hay nada como el baño de uno, pues.

Rey Patán
Antes nunca que no fuera mi casa, pero luego cuando me mudé me di cuenta que podía ahorrarme mucho papel higienico si iba en el trabajo que siempre están impecables.

Conclusión: a la gente le da pena ir al baño en otro lugar donde no sea su casa :O Sin importar si son hombres o mujeres ¿Debería hacer una gráfica de esto? :P

Dos crímenes + Doña Rosa


Escena 1:
Hace como un mes Doña Rosa, la señora que me ayuda a la limpieza en casa, estaba acomodando mis libros y me dijo:

- Oiga joven, présteme un cuento
- ¿Un cuento?
- Sí, un libro de cuentos, usted tiene muchos
- Mire, agarre este, si lo va a leer

Le di "Dos Crímenes" de Jorge Ibargüengoitia. "Si lo va a leer, se lo regalo" le dije.

Escena 2:
El sábado pasado Doña Rosa estaba limpiando la sala y yo estaba acomodando ropa. Me dijo:

- Ese Marcos era tremendo
- ¿Eh?
- Eso de echarse a la señorita Lucero, y a la Chamuca. Y a la mamá: se ve que tenía lo suyito
- ¿De qué habla?
- Del libro que me regaló

Acto seguido me contó -como si estuviera contando una telenovela- cómo se dio cuenta que la mala era Lucero y cómo Marcos -el Negro- se hubiera esperado unos días más para enterarse que era el heredero universal. Y que fue una gran tragedia que el papá de Lucero no se diera cuenta que el jorongo que traía puesto era el de Marcos. Me preguntó qué era la creolita, si el agua zafia existe y me platicó cómo se hace el tamal de cazuela.

Yo estaba maravillado pensando cómo una novela de Ibargüengoitia escrita hace muchísimos años pasó de mi casa a la casa de Doña Rosa y me la imaginé, a sus 70 años de edad, leyendo a la luz de un foco de 60 watts. Y cómo en su mente iba recreando cada escena :O

Al final me dijo "ay joven, pero tiene sus partes eróticas". Creo que el sábado le voy a regalar "Estas ruinas que ves" :D



11/4/14

25 momentos de los X-Men


Vayan a este sitio: 25 Moments. Ahí se pueden dar cuenta de que los mutantes se involucraron hasta con los zapatistas XD

9/4/14

Recomendaciones de libros: Cuando fuimos huérfanos


¡Ah cabróooon, qué maravilla de librooooo!

Hace mucho que no leía un estilo así. No conocía nada de la obra de Kazuo Ishiguro, así que le entré desnudito. La historia del libro es ésta: un chamaco inglés que vivía en Shangai en la Segunda Guerra Mundial, de pronto tiene que irse a Inglaterra, dejando un asunto pendiente en China. Años después se convierte en un detective y regresa a cerrar el ciclo que dejó abierto.

No les conté nada de nada. Creo que eso viene en las primeras tres páginas.

El libro es un viaje personal, pero no de los que dan flojera. Kazuo relata los casos que resolvió el detective, pero como si ya hubieran pasado y todos supiéramos en qué acabaron: mentira, nadie sabe de qué se tratan. Pero tampoco necesitas saberlo, ya que lo importante no es el caso en sí, sino lo que trajo como consecuencia.

A mitad del libro hay una vuelta de tuerca. 50 páginas antes de acabar, otro. A 25 páginas, otro más. Crees que ya pasó todo, y bolas, otro más.

Y la gran virtud es que acabas el libro pensando que no leíste una obra de ficción sino que el detective Christopher Banks de verdad existió :D

La Coyol



La mañana del 21 de febrero de 1978, un trabajador de la compañía de luz llamado Mario Alberto Espejel, estaba haciendo una zanja en la esquina de Guatemala y Argentina. Desde temprano estuvo dale y dale con la pala hasta que pegó con algo duro; quitó el polvo con su guante y se dio cuenta que acababa de dar con una piedrota redonda y labrada en relieve.

Mario Alberto llamó a su compañero Jorge para enseñarle lo que había encontrado y como no supieron qué hacer, lo reportaron al jefe de ingenieros; lo que tocó la pala por casualidad fue la piedra de la Coyolxauhqui, la diosa lunar.

La piedra de la Coyolxauhqui es enorme: 3 metros de diámetro y 30 centímetros de espesor. Pesa más de 8 toneladas y representa a una mujer desmembrada. Algunos de nosotros recordamos que su figura aparecía en las viejas monedas de 50 pesos y en los billetes de 10 mil. En la mitología azteca, era la hija de Coatlicue, la madre Tierra. La versión más aceptada de su imagen es que Coatlicue un día estaba barriendo su casa y se encontró una pelotita de plumas que guardó debajo de su ropa: con esto quedó embarazada. Coyolxauhqui se ofendió mucho de que su mamá fuera a tener un hijo de esa manera tan deshonrosa y juntó a sus 400 hermanos para ir a matarla (atrabancada, la muchacha); la encontraron en lo alto del cerro de Coatepec y cuando estuvo a punto de matarla, del cuerpo de Coatlicue salió Huitzilopochtli vestido ya como guerrero y le metió un golpe a su hermana, que cayó rodando (¡ah cabrón!). Es por eso que la piedra representa a Coyolxauhqui partida en pedazos.

Esta historia, aunque parezca sangrienta, representa el ciclo del Sol (Hutzilopochtli) peleando con su hermana la Luna (Coyolxauhqui) todos los días. Los 400 hermanos representan las estrellas. ¿Qué hacía esta piedra en la base de la pirámide del Templo Mayor? Al parecer, a los guerreros sacrificados los echaban a rodar por las escaleras de la pirámide para caer en ella. Lo interesante de este descubrimiento fue que ahí se dieron cuenta que debajo de todas las casas estaba el centro ceremonial azteca, que salió a la luz seis años después. Y todo por el palazo que dio Mario Alberto ese día.

Los 50 en la UNAM



El sábado hicieron un concurso de baile (horrendo y mal organizado) en la Unam. Pidieron a la gente que fuera vestida como de los años 50 (lo cual fue muuuy chido)

Pongo las fotos que me pidieron pa' Chilango. La gente es buena :)