25/3/15

Tie Fighter



ASOMBROSO.

Tie Fighter es un corto de 7 minutos realizado en su totalidad por el artista Paul Johnson. Se tardó 4 años en hacerlo (el dibujo) y pidió ayuda para la música. Es la historia de una batalla en el universo Star Wars... pero desde el punto de vista del Imperio.

De verdad es impresionante. ¿El tipo ganó algo haciéndolo? Nada: apenas lo publicó ayer en su canal de YouTube y ya lleva 1,300,000 visitas. Lo mejor es el mensaje que deja para los visitantes:

"No me apoyen en Patreon porque no tengo uno! Y no donen a mi Kickstarter porque tampoco tengo. Pero si te gustó esto, dale a alguien de tu trabajo, universidad, escuela o quien sea, una barra de chocolate, una Coca o algo. En serio eso probablemente le haga su día.

Y hará mi día completamente."



24/3/15

El hijo del Perro


¿Que si soy fan de la Lucha Libre? Si, muchos saben que sí.

Empecé a frecuentar más seguido la Arena México cuando Perro Aguayo Jr. estaba en su apogeo. Había organizado su jauría de Perros del Mal con Héctor Garza, Halloween y... creo que Virus. Ya no me acuerdo bien. Pedro Aguayo se llevaba el show: era un maldito que se trababa a patadas con todos o los mordía... como perro.

El mundo de la lucha es así: un luchador adquiere fama y puede hacerse independiente. Formar su empresa. Muchos se quedan años y años con la misma (como Atlantis o el Negro Casas, que son incondicionales del CMLL). Perrito sabía que era su momento y se separó. La última vez que lo vi luchar fue por el 2008-2009 cuando le hizo la Mística a Místico: le aplicó su propia llave de reversa.

Un buen luchador da espectáculo y se rifa el físico. Sabe de llaveo y sabe encender a la Arena. Son, literalmente, como gladiadores romanos que le dan a los fans lo que queremos: un personaje al cual odiar o a quién querer. Ültimamente hay un luchador llamado Rush que es un cabroncete en el ring: sabe su papel.

Uno sabe que es circo. Tal vez después de la lucha de ese 2008 Pedro se fue con Místico a echar chelas.

Sin embargo me indigna un poco la manera en la que trataron a Perro Aguayo Jr. Sacándolo en una mesa. Zangoloteándolo como costal. Sin una cánula para abrir la vía aérea.

Como dije en mi muro de face, alguien con la mínima preparación en primeros auxilios sabe que eso es lo menos que se debe hacer. Pero pues, no dejo de sentir feo ver que se llevaron a Pedro Aguayo sin el menor cuidado.

Pues así: que descanse en paz uno de los mejores luchadores de los últimos tiempos. Ni modos.

¿Dónde están, perros?

El palo de la selfie

Opción barata, jajaja :D


¿Tu vecino le pega a su perro? ¡No lo deje!


Hace poco La Comehierbas, del blog Mexican Vegan, me platicaba cómo oía que uno de sus vecinos le pegaba a su perrito. Los amantes de mascotas sabemos la impotencia de saber que le están dando sus trancazos a un perro :(

GRRRRR

Sorprendentemente ella hizo lo que pocos hacen: levantó una denuncia. En su post más reciente cuenta cómo es el proceso para hacerlo. Lo intentó primero por las buenas y a la mexicana (es decir, gritándole al vecino desde su departamento) pero al final se fue por el camino legal.

Si quieren saber cómo se hace, lean el post El perro del vecino :)

Cumbre Tajín: el festival donde no pasa nada


Ya que pasó Cumbre Tajín y ya que no peco de indiscreto (porque pues... ya pasó, duuuh) contaré una historia que pocos supieron:

Cumbre Tajín nació con la bandera de ser un festival cultural y musical. En eso radica la esencia del festival, si no sería un Vive Latino de Veracruz... o eso creían todos. Me habían invitado a dar un taller allá: entrevistaría a la gente que se dedica a las actividades culturales y de corte indigenista. Una cosa que me emocionaba mucho, debo decir.

Las cosas se empezaron a poner feas cuando una persona muy allegada a mí y al festival me dijo que empezaban a recortar el presupuesto: "No ha caído la lana y ya estamos en febrero". Relax, le dije. Esas son cosas del gobierno.

Un mal día me dijo que todas las actividades culturales quedaban canceladas. Alcanzaron a salvar unas cuantas (digamos, el 10%) pero que todo lo demás lo cortaron. Ese día esta persona casi chilla.

Me dediqué a monitorear las noticias: nada de nada. Ni una declaración del gobernador veracruzano. Una nota que se escapó por ahí en el radio, otra en un diario local. Los hoteleros estaban preocupados porque los talleristas que iban a ir, cancelaban sus habitaciones. Demandaron, por supuesto, a la organización. El secretario de turismo del estado dijo que "seguro los hoteles no se iban a llenar porque la carretera está muy buena". Eso dijo ¿¿??

Aquí cabe aclarar una cosa:

El Line-up, es decir los artistas como Santana, Flaming Lips o El Tri, está organizado por una empresa particular. Las otras actividades dependen del Estado de Veracruz y de Conaculta. Para los artistas famosos sí hubo lana y para lo demás... pues no. Es triste ver que la cultura no tiene cabida en este gobierno :(

Ahora el Festival ya pasó. Los que nunca habían ido seguramente no notaron que no hubo tantas cosas como los años pasados. A la mayoría solo le interesaba ir a ver a Empire of the Sun, por ejemplo. Pero grupos verdaderamente artísticos (ballets de Japón o grupos africanos) quedaron relegados al olvido.

Y... al final no pasa nada. No hay declaraciones oficiales, pero no importa porque "pues los cantantes que jalan a la gente sí estuvieron". Otra nota por ahí dijo que "es que es año de vacas flacas". Mentira: soy testigo fiel de cómo las cosas comenzaron a desmoronarse poco a poco dejando a cientos de personas sin empleo.

Qué triste. Y más triste que los que pueden hablar no lo hacen porque los tienen agarrados de los tanatitos. Pero pues yo como no le debo nada a nadie, pues no me lo callo ¡ja ja ja!


20/3/15

DDM (día de mierda)



En la mañana mi buen amigo Abraham Tonix me mandó un mensaje reconfortante sobre un espantoso Día De Mierda (DDM) que tuve ayer. Creo que me porté un poco grosero con él, así que aprovecho para poner un buen post sobre eso. Tonix es un gran amigo, así que se lo merece :P

Primero el contexto:

He tenido unos meses espantosos en uno de mis trabajos. En enero me metieron en un proyecto del que me es imposible salir. He tenido desvelos, enojos, juntas, más enojos, más estrés, más presión. Uno pensaría "pues si tanto mal te hace... renuncia".

Imposible.

Platicaba el otro día que llega un momento en el que uno se convierte en uno de los engranajes que mueven a los demás. Si no hago bien mi chamba afecto a decenas de personas: desde el becario que espera mes a mes su pago, el corrector de estilo, el investigador, el director de cierta paraestatal o hasta el señor de los encuadernados. No hay manera de salirse. El caso extremo es que uno se muera (toco madera tres veces haciendo cuernitos) y entonces todo se descuadra. Como no está en mis planes ni morirme ni renunciar, hay que seguir para que todo funcione.

En fin. Quedando claro que es imposible renunciar, la otra opción es aguantar.

El jueves pasado tuve la mesa servida para que fuera un DDM. Tuve que rendir cuentas, negociar plazos. Tres juntas, tapar huecos de gente que está enferma, distribuir trabajo, aguantar gritos. Un verdadero y épico Día De Mierda con mayúsculas y letra bold.

Ahora la lección:

Cuando viene el DDM, y sabes que va a pasar, y lo ves venir como una ola gigante de popó que te va a cubrir por completo, lo mejor que se puede hacer es aguantar vara. Aceptar que viene a cubrirte por completo hagas lo que hagas. No creo en eso de "bueno, mañana será un mejor día". Acepté gritos en la mañana, traté de negociar lo más que pude en la tarde. Hice lo que pude. Acepté mis fallas, pedí disculpas.

Luego que la ola de popó pasa... a arreglar lo que se pueda de la mejor manera. Creo que esa es la manera más madura de enfrentar las cosas.

A veces pienso que mi trabajo se trata de arreglar problemas. Soy bueno en eso. Pero cansa mucho. Trato de prevenir todo para que esa ola no llegue pero a veces es inútil. Son esos Días De Mierda que te tumban como un derechazo en la quijada.

La Carrera de los García

Platicaba con mi amigo Israel sobre la pérdida de las tradiciones religiosas de viernes santo. No es una cosa que lamente, pero cuando yo era pequeño en casa no se podía salir, ni decir groserías y mi hermana y yo teníamos que quedarnos viendo películas de Marcelino, Pan y Vino. El horror.

Israel, que creció en Oaxaca, me dice que en su casa no se podían agarrar cuchillos ¡! Tampoco podían desayunar hasta que pasara la procesión. PERO me dice que su familia agarró una tradición muy rara:

En casa de su abuela, el viernes santo, siempre había tortas de camarón con mole. Luego en la noche toda la familia se echaba una cervecita. Hace treinta años el papá de Israel estaba platicando -supongo que muy entonado- con uno de sus primos:

- Yo corro 15 kilómetros
- Pues yo camino 4 horas diarias para llegar a mi escuela
- Eso no quiere decir que tengas mejor condición que yo

Ahí se acercó otro primo:
- Eh eh eh, yo trabajo en CFE y cargo postes, yo solito, tengo mejor condición que ustedes.

Para quitarse la duda y sanar el desagravio, quedaron que el Sábado Santo harían una carrera de 5 kilómetros. Toda la familia fue con sus cazuelas de comida para ver quién ganaba. Antes del picnic, se echaron a correr.

Subieron a una presa abandonada y de ahí corrieron de bajadita. A partir de ese año, toda la familia García se reúne en Sábado Santo para correr 5 kilómetros: ahora ya no solo son los tíos, sino los abuelos, papás, primos y nietos.  Llegan de toda la república para demostrar su condición. Una vez uno de los primos dijo:

- Yo siempre pierdo porque es de bajadita y siento que me caigo. Deberíamos de correr de subida.

Y ahí va todos, desde hace años, corriendo de subida jajajaja ;D

Epílogo 1
La primera carrera la ganó el electricista. Dicen que una vez que dieron el banderazo de salida corrió como alma que lleva el diablo y nadie lo alcanzó :P

Epílogo 2
El papá de Israel nunca en treinta años ha ganado una carrera :( ¡JA JA JA JA!