lunes, 18 de marzo de 2019

Residente- Desencuentro



Mi sobrino estuvo oyendo esta canción todo el fin de semana. Hoy me asomé a ver el video y es tan absurdo que da risa.

Pero la canción sí está bonita :)

sábado, 9 de marzo de 2019

Lenguaje de Señas



Hay dos personas de la familia que pueden comunicarse a través de lenguaje de señas, aunque son oyentes: mi hermana Coral y Memo, mi tocayo, y que es quien ven en la foto de arriba.

Hace rato que viajábamos en el metro, me explicaban cómo se expresan ciertos lugares. Por ejemplo, Balderas es hacer la seña de un cañoncito. Claro que no es tan fácil porque los dedos van en ciertas posiciones para "decir" que la palabra empieza con B, y no se confunda con un cañón.

Lo curioso de caso es que estas señas están inspiradas en los símbolos del metro. Si la estación Pino Suárez es una pirámide, ellos hacen la seña de "armar" una pirámide pequeña. Si es Coyoacán, pues hocico de coyote. Si es Zapata, hacen como un bigote. Eugenia, que es una garza, se representa haciendo un pico largo.

Me saca de onda. Les pregunté más:

- ¿Cómo hacen con un lugar qué es nuevo?
- ¿Cómo cual?
- Por ejemplo, abrieron una plaza que se llama "Oasis Coyoacán". ¿Cómo la representan?
- Pues es ponerse de acuerdo. Tal vez con "agua" más "coyote". Alguien pone la seña y si la comunidad está de acuerdo, se queda.

¡Ohhhhh!



Más interesante que eso son los símbolos de tecnología. Si "Taxi" se representa con los brazos cruzados (como hace mi hermana en la foto de arriba), "Uber" es la misma seña, pero poniendo la letra "U" con los dedos. Cabify tiene su propia seña.

El viejo Messenger de hotmail tenía una seña que eran dos personas rotando (como el logotipo viejo ¿se acuerdan?). Pues la seña para Whatsapp evolucionó a partir de ahí, pero poniendo los dedos en "W". Facebook es una seña en donde se tocan la cara. Es interesantísimo.


Voy a ver si armo un artículo para alguna revista contando esto, pero mejor explicado. Ahí les aviso :)

lunes, 25 de febrero de 2019

Roma Fest


Luis Sopelana, Javier Sánchez y yo llegamos al Roma Fest para escuchar a Sonido Gallo Negro que tocó a las 6 de la tarde. Después de eso, las pantallas enlazaron directo a la premiación del Oscar. Decenas de personas se quedaron muy sentaditas en la explanada del Monumento a la Revolución, esperando a que Roma ganara alguna de las 10 nominaciones que tenía.

Le dije a Sopelana:

- Jamás pensé ver esto
- ¿Qué?
- Que estuviéramos viendo los premios en espacio público, todos bien tranquilitos

Si bien no es la primera vez que algún mexicano estaba nominado, algo hay especial con Roma. Lo vi pocos minutos después.

***



Creo que es Yalitza. Mientras esperábamos los premios principales, nos acomodamos en una cocina económica, a echar caguamas. Ahí había extranjeros y mexicanos que tuvieron la misma idea que nosotros. Pero cada vez que salía Yalitza o su mamá en la tele, todos nos quedábamos viendo fijamente la pantalla. Como me dijo mi amigo Jay, es la representación de los mexicanos en los premios de la Academia. Si bien Cuarón, Iñárritu o Del Toro (por poner un ejemplo) han estado ahí los últimos años, parece un poco increíble que una maestra rural de Oaxaca estuviera en las pantallas de todo el mundo.

Es así de simple: las meseras, el dueño de la cocinita, los niños que estaban alrededor y nosotros mismos, veíamos con admiración a Yalitza. Organizamos porras, gritamos y brincamos de gusto cuando Roma ganó su primera estatuilla. Echábamos porras al Borras. Muchos soltaban una risita "jijiji" cuando aparecía la actriz con su sonrisota en la pantalla. Una niña que estaba a metros de nosotros nos volteaba a ver cada vez que hacíamos barullo. Casi casi era de "¿está bien gritar de gusto?".

Sí, está bien gritar de gusto.

La sentimos cercana. No soy sociólogo para explicarlo. Pero Yalitza está más cercana a nosotros, que un Cuarón. Sería un desacierto de mi parte tratar de decir porqué, pero era evidente en la cara de las personas.

Al final, no ganó el premio a mejor actriz. Ni modo. Cuarón se enlazó a las pantallas en una videollamada, agradeciendo el apoyo a la producción de Roma y a todos los que estábamos en el Monumento.



Es el gusto de ver a otro mexicano armándola chingón en una película que, a mi parecer, es impecable. Regresamos a casa y solo pudimos decir "Estuvo de poca madre". Y así fue.

sábado, 23 de febrero de 2019

Santuario de la Mariposa Monarca: El Rosario



Platicaba con el guía que nos llevó al "Santuario de la Mariposa Monarca: El Rosario" sobre la población de estos insectos:

- Hace unos años por poco se acaba la mariposa, vinieron bien poquitas
- ¿Y ahora?
- Este año llegaron como 250 por ciento más que el año pasado
- ¡Ah jijo!
- Este es el santuario más grande, el de Michoacán. En el Estado de México hay otro, pero es más chiquito

De la Ciudad de México se hacen como 3 horas a El Rosario, está bien cerquita. Nunca había ido y debo decir que no hay palabras para esta experiencia.

***


El Santuario pertenece a un gran ejido. Los mismos pobladores de ahí son los que te dejan pasar mediante una cuota (que cobran en una casetita en medio de la carretera levantando un mecate) y son los que venden las artesanías y la comida. Me quedé a platicar con una viejita que se llama Carmen:

- ¿Y qué hacen cuando no hay mariposa?
- Los hombres se van a trabajar a otro lado, a Querétaro, a Morelia, a la Ciudad, y las mujeres nos quedamos acá
- ¿Usted qué hace?
- El quehacer y atiendo a mi esposo que ya tiene 76 años, pero tiene ácido
- Por entrarle a las cheves
- Sí, por briago

Afortunadamente para Doña Carmen, las mariposas se quedan a principio de año y ella tiene trabajo como cuidadora del cerro. Las mariposas se quedan en racimos cuando hace frío, pero cuando sale el solecito vuelan por todos lados. Hay miles y miles y miles y te pasan rozando los cachetes.



Realmente es indescriptible. Yo me acuerdo que cuando era pequeño salían escenas del Santuario en "Siempre en Domingo", en "Fantástico Animal" con Fito Girón o en las cápsulas de la cerveza Corona que pasaban antes de las películas en el cine.

Claro que no vas pisando mariposas por todos lados, ni hay posibilidad de perderse. Hay un recorrido delimitado con lazos y con eso basta para ver a tanta mariposa que hay. Por todos lados oyes comentarios como:

- ¡Es un espectáculo de la naturaleza!
- ¡Dios es grande!
- ¡Es para llenarte de energía!
- ¡Es tan bonito que dan ganas de llorar!

Y sí, dan ganas de llorar, pero de ver a la gente que se toma la selfie extendiendo los brazos como alas de cuervo. También vi un grupo de personas que iba vestida de blanco con florecitas en el pelo y un tipo que iba diciendo que esa veredita no era nada comparada con el camino de Santiago de Compostela. Nada que ver.

El recorrido dura como dos horas, en los que vas subiendo por caminos de tierra. Antes de subir, los ejidatarios te venden un bastón hecho de caña para que te ayudes en la subida. Ahí van todos por los caminos, como Moisés con su báculo.


Que 'ora se oculta el sol y las mariposas se repliegan. Que 'ora sale y las mariposas se dejan ir con todo. No es muy buena idea ir muy temprano (a menos que el sol esté a todo lo que da) porque nomás vas a ver a las mariposas juntitas en las copas de las coníferas. Y definitivamente las fotografías no le hacen justicia al lugar: puede parecer que hay muy pocas, pero es que son tan pequeñas y vuelan tan rápido que a duras penas alcanzas a tomar una parte de los que hay.

En las tienditas que hay antes del Santuario te venden de todo: agua embotellada, agua de carambola, atole de moras, aretes en forma de mariposa, tejidos, artesanías, cecina, chile relleno, tamales, jarritos y la sensación de las niñas: alas de mariposa monarca gigantes, hechas de cartón y que te amarras con dos resortes.

Los precios para comer están bien: un plato de chiles rellenos con arroz y frijoles por 80 pesitos. Después de la caminata, echarte un platote con tortillas hechas al momento es una bendición. Y una cheve, oiga usted, qué placer.

Sobre la migración, ese verdaderamente es un fenómeno natural extraordinario: las mariposas vuelan cerca de  4 mil kilómetros desde Canadá. Cada día recorren 100 kilómetros. Si su periodo de vida es de aproximadamente un mes, cada mariposa vuela unos 2500 kilómetros en promedio. Se van apareando en el trayecto y hay una generación llamada "Matusalen" que es la que acaba el camino hasta México.

Aquí vienen a aparearse bien duro y van de regreso a su casa.


¿Cómo saben las condenadas mariposas que tienen que llegar hasta acá? Misterio. Muchas mueren aquí y forman un tapiz de alas naranjas en el suelo que no hay que tocar. A veces se aparean en la vereda que uno recorre y puedes ver "el milagro de la creación". O por lo menos eso oí decirle a una mamá cuando su hija le preguntó porqué habían dos mariposas encimadas:

- Esas mariposas están encimadas, mamá
- Es que son novios
- Pero la está atacando
- No, es "el milagro de la creación".

Yo le hubiera dicho "no las toques, hija, recorrieron miles de kilómetros para tener sexo, dales intimidad, no seas así".

La niña se hubiera ido traumada, pero con la información correcta. Yo digo.



lunes, 18 de febrero de 2019

The HU



Qué bandota llega desde Mongolia para darnos un ejemplo de rock "Hunnu". No hay mucha info de ellos, apenas van a sacar su disco, pero suena muy bien :0 Tremendos.

sábado, 16 de febrero de 2019

Recomendación: “Modos de oir”. Arte y experimentación sonora en el Ex Teresa.


Una enorme espiral de madera recibe a los visitantes del Ex Teresa Arte Actual  De ella, suriosos sonidos emanan en diferentes estaciones. Ritos, ceremonias y cantos indígenas, de Raul Hellmer, pionero de la fonografía etnográfica de México: una concha marina suena en La llamada del Tochocate para el día de todos los santos. Henrietta Yurchenco y la Canción de fiesta de la cultura rarámuri, registrada en 1946. Pero también una reconstrucción de Tito Rivas, reconstruida a partir de los videos de teléfono celular del ataque a los autobuses de los estudiantes de Ayotzinapa.

Más allá de ser simple espectador, el visitante forma parte de la obra. Resulta delicioso descubrir los diferentes sonidos que producen las cuerdas en tensión, el choque de los metales, colocarse en uno u otro sitio para descubrir la armonía musical y en donde a veces los ecos y el silencio forman parte de la experiencia sonora.



Artistas de diferentes generaciones convergen en esta muestra de más de 130 piezas sonoras cuyo interés es destacar el pensamiento sonoro como eje de creación. Diferentes formatos, que van de lo audiovisual a pequeñas cajas sonoras, que encierran los sonidos de la capital mexicana. El poema Blanco, de Octavio Paz se mezcla con obras de Ulises Carrión, Verónica Gerber y Juan José Tablada. Hay que destacar que esta exposición comparte sede con el Laboratorio Arte Alameda, por lo que hay que visitar ambos recintos para tener la experiencia completa.



¿Dónde?
Ex Teresa Arte Actual
Licenciado Primo Verdad no. 8. Colonia Centro, CdMx
Hasta el 31 de marzo. Lunes a Domingo de 10 a 18:00.
Entrada libre.

Laboratorio Arte Alameda
Calle Dr Mora 7, Colonia Centro, Centro, CdMx
Hasta el 31 de marzo. Martes a Domingo de 9:00 a 17:00
Costo $35.

Antidepresivos


El año pasado estuve bastante ausente de este blog porque tuve un mal año. Hubo recorte en Milenio, pasé una etapa personal difícil y estaba sin rumbo.

Yo nunca tomé antidepresivos. Pero un día mi querida Dra. Perrote, me estuvo platicando de ellos. Creo que tenía muchos prejuicios y ahora lo contaré:

Según yo, en mi cabezota hueca, los antidepresivos eran para la gente que estaba muy triste (pfffft) y eran como unas pastillas que te levantaban el ánimo. Luego comprendí que era todo al revés: de hecho hay que dejar de pensar que son antidepresivos y le pondría "regulador de químicos en el cerebro".

Le dije a Perrote:
- Me siento gacho, recétame algo
- Mira, por tus síntomas, tómate una Fluoxetina en la mañana. Después de tres semanas te sentirás mejor

Fui a las Farmacias Guadalajara y compré una cajita por 25 pesos, sin receta. Comencé a tomarlas según sus indicaciones, siempre puntual, siempre en la mañana.

No sentí nada de lo que yo pensaba. No sentí euforia, no sentí un levantón, nada de nada. Esto no sirve, pensé.

**

Después de unos pocos días, comencé a notar algo raro: si me ponía a trabajar, me concentraba muy bien y acababa mis pendientes en poco tiempo. Si de repente me preocupaba por que no tenía trabajo, me ponía a hacer algo hasta que lo acababa. Sentí como que mis ideas se acomodaban.

- Qué extraño está esto -pensé

Por razones que no contaré, Perrote me subió la dosis a 2 pastillas diarias por un tiempo. "Solo seis meses y veremos cómo te va". Comencé a mejorar mi ánimo, pero no por consecuencia de la pastilla, sino porque me dio chance de trabajar para mejorar mi situación.

Claro que también tuve algunas reacciones secundarias: sudaba como pollo en rosticería, cuando me tomaba las pastillas sentía ansiedad (que calmaba saliendo a correr) y definitivamente no es buena idea tomar mucho alcohol, porque la cruda te pega como tres veces más.

Pero después de seis meses ya no tomo nada y todo mejoró.

Cuento esto porque sé que dos o tres amigos andan en mala situación personal. Miren: yo mismo pensaba que tomar pastillas era para locos, pero ahora me doy cuenta que fue un aliviane poder concentrarme. Cada caso es diferente, siempre es necesario ir con el doctor, pero ¡meh! ni te quedas loco como Bart Simpson tomando Ritalín y definitivamente me hizo sentir mejor.


via GIPHY