viernes, 7 de agosto de 2009

Ayer que Twitter se cayó...

... y que Facebook también murió por un tiempo, me dí cuenta cómo la gente está enajenada con esas dos páginas.

Es decir, yo también entro a Twittear de vez en diario, pero no lo hago cada 10 minutos como muchos que conozco. En esos momentos la productividad de la redacción donde estoy subió en un 40%: como nadie sabía qué hacer, se pusieron a trabajar ¡jua!

Epílogo: Todavía está medio lento el servicio. Se ve que el ataque que sufrieron, estuvo cabronsísimo, pensé que eso sólo pasaba en las películas.

6 comentarios:

  1. Rara vez frecuento mi página de Facebook pero me imagino que sufrió la crisis del siglo.

    ResponderEliminar
  2. O seaaa: CENSURA!!!! :O
    Nonono, ya ni en internet podemos estar a gusto

    ResponderEliminar
  3. tod0 p0r una s0la
    pers0na k aparte
    k tiene k se exprese??
    azh!!

    rara vez abr0 mi twitter
    y ayer k l0 abri grr..
    mala suerte k teng0..

    jajaja
    ya me imagin0 a l0s usuari0s
    dand0 f5 a cada rat0 xD

    ResponderEliminar
  4. El Mismisimo Bitter7 de agosto de 2009, 14:33

    Ni mencionar cuando se caian los foros, todo mundo sentia que el apocalisis habia llegado... (fuc, no le encuentro los acentos a este teclado!)

    ResponderEliminar
  5. uy kmo ni frecuento los mios ni cuenta me di !!!

    ResponderEliminar
  6. si tengo "tuirer" y pues entro cuando tngo algo interesante q decir, asi que no me afecto mucho que se haya caido

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)