miércoles, 9 de septiembre de 2009

Mezquitas



Cuando mi amigo musulmán Mbaye Sene me dijo un día "acompáñame a la mezquita" me imaginé que en medio de la ciudad había un edificio como el de la foto de arriba. Pensé "¿y cómo nunca lo he visto?". Pues no, resulta que era una casa enorme que los musulmanes mexicanos adaptaron como lugar de oración. Nada del otro mundo.

Yo iba bien nervioso. Le preguntaba a Mbaye "¿y si me cachan?". Él me decía "tú nada más haz lo que yo".

Llegué y me hicieron quitar los zapatos y colocarlos en un cajón. Luego, siguiendo a Mbaye, me lavé cara y manos. Y pies. Lo bueno que me había cortado las garras de zopilote.

Entrando a la mezquita me encontré con un salón enorme, lleno de personas hincadas. Eso sí: puros hombres. Las mujeres rezan en otro lado, y aunque las oía nunca las alcancé a ver. Empezaron los rezos, algo así como "ahhsabalabalabsalabam salabalanaba". Alzaban y bajaban la cabeza. Se tocaban frente y boca, luego el suelo, luego la frente, luego la boca, luego el pecho, luego se alzaban, luego se agachaban, luego la frente, luego el suelo. Yo como pude los seguí. Y es que lo raro fue que no había un "padrecito" que los guiara. Todos sabían qué hacer y en qué momento. Muy metódico el asunto.

A mitad de los rezos el jefe de la mezquita habló: "tienen que aprender árabe" dijo "no es posible que esté hablando en español, aplíquense". Todos agacharon la cabeza y a rezar de nuevo "ahhhsalababababa... ahsalabababbaba".

Cuando salimos nos reunimos todos, mujeres y hombres en el patio. Me puse mis calcetines y mis cacles y estuve platicando con algunos por ahí. Luego, repartieron comida: pollo con arroz y especias. Arroz más feo he probado jamás, pero todos le entraban con singular alegría. Pos yo también.

Ya en la calle me dice Mbaye "¿cómo lo viste?". Muy bien, a ver si me traes a la que sigue, dije. Pero luego me encomendó una tarea más importante que me valió una bendición islámica desde África. Luego les cuento qué :P

10 comentarios:

  1. Entonces sí te gusto!, como para le pidieras que te invitara de nuevo :D.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ERES UN ABUSIVO MEMOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  3. ¡Memo, que poco valor le das a las cosas sencillas de la vida! La proxima vez que vayas aplicate al significado de todo eso a ver que piensas al respecto.

    ResponderEliminar
  4. COMO QUE TE VEO GANAS DE CONVERTIRTE MEMO

    JAJAJ

    Y ES QUE HABLAS MUCHO DE ESE AMIGO Y SU RELIGIION


    XD


    ISABEL

    ResponderEliminar
  5. si, ya alguna vez habias contado sobre eso... pero bueno, ahora fue mas detallado... y si, cuentanos que tarea te encomendo, ok??


    es bueno saber de otras culturas =D

    ResponderEliminar
  6. esto ya lo habias contado antes

    ;(

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)