martes, 16 de febrero de 2010

Juegos pasados no eran mejores

Un cliché muy extendido es el de recordar tiempos pasados y decir "deberían de regresar tales o tales programas" o "los niños ya no juegan con tal o tal cosa".

Eso, en la mayoría de los casos es cierto, pero en otros no. Pongamos un ejemplo:

Escena uno (medio ficticia): un abuelo en su mecedora platica con su nieto. "En mis tiempos" dice el venerable "jugábamos con el trompo, al que le poníamos un clavo en la punta y lo hacíamos girar con un mecate; luego lo agarrábamos con la mano y lo hacíamos bailar el cha cha chá".

El nieto lo ve con la boca abierta, pero porque no entiende muy bien qué es el cha cha chá. Tampoco entiende porqué su abuelo tiene hoyos en las palmas de las manos como estigmatizado. Se va a jugar con sus tazos.

Escena dos (real): cuando yo era niño, en mi salón de clases las mujeres inventaban juegos con las palmas de las manos, aplaudiendo y chocándolas. Como crecí con mi hermana Rosalía, me aprendí todas esas rimas y me convertí en la compañera.. digo, compañero, ideal pa' jugar manitas calientes.

En estos tiempos, si una niña le dice a su mamá que uno de sus compañeros juega manitas calientes, se arma un escándalo digno de salir con López Dóriga.

Escena tres (más que real): Un amigo tiene un balero en su oficina, de esos pesadísimos. Me presume su habilidad: le da dos o tres ensartadas y cuatro capiruchos. Me pica el orgullo: lo tomo yo con una mano, le tanteo la cuerda, en cámara lenta lo hago volar, trato de atinarle al agujero, lo veo acercarse a mi cara, no me quito, se oye un golpazo y de repente veo todo negro con puntos blancos, seguido de un dolor indescriptible. Mi amigo se ríe de mí.

No, pues si eso de los juguetes viejos no es tan bueno :(

7 comentarios:

  1. Nada que, no estás tan chavito como para no saber jugar al balero, lo que pasa es que eres un inútil.

    ResponderEliminar
  2. yo queria llegar a mi pueblo el sabado temprano para conocerte y apenas voy llegando ¬¬ pero bueno, ahi sera pa' la otra!! hablando de tu post, es muy cierto, no soy muy vieja que digamos (aun no llego ni a los 20) pero si me toco jugar balero y trompo, aunque ya no con los clavos! de hecho yo recuerdo no tener amigas y jugar tazos, canicas, trompo y demas cosas de "niños" que las niñas no debiamos hacer!! saludos Memo, te admiro muchisimo y te quiero!!

    ResponderEliminar
  3. Jajajajajaja ¿no sabes jugar al balero? Ay Memo, menso que eres...

    Yo también añoro los juegos de la infancia. Recuerdo que era una master con el yo-yo y los tazos, aunque ahora sólo se han quedado en mi memoria.

    P.D.- Ya dije en mi blog que lo de las fotos estaba absolutamente fuera de consideración. Ni de coña me quemaré ante todos enseñando mi fotografia con ese vestido tan feo :P

    ResponderEliminar
  4. Y qué hay del juego de "tú las trais" ?

    XANATH

    ResponderEliminar
  5. Mi papá no me dejaba jugar trompo y balero sin supervisión porque "era muy peligroso, que tal si me saco un ojo" y mi balero terminó por esconderlo ¬¬ jajaja ahora que leo el post lo agradezco!!! jajaja

    ResponderEliminar
  6. jajajaj el balero es un arma mortal, ese tipo de juguetes no se me dan. jajaja cuidado memo

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)