domingo, 16 de mayo de 2010

Amores online (II)

Hace un tiempo, un amigo del trabajo tenía su novia en Tijuana. Empezaron más o menos como todos: platicaban horas en el messenger, se comentaban cosas en el MySpace, se mandaban mensajes cariñosos. Estaban convencidos de que eran el uno para el otro y se hicieron pareja virtual. Novios como debe ser.

Yo salía con mi cuate a veces. Me platicaba de lo maravillosa que era ella y de lo bien que se llevaban. Con el tiempo ella supo de mí y me agregó a sus contactos. Ese fue mi error. Un día yo estaba conectado en el messenger y ella entró:

- Hola Memo
- Hola
- ¿No viste hoy a Fulanito?
- Nope
- Mmmm ¿sabes si salió con alguien por allá?
- ¿Que si tiene novia acá? -respondí- Pues no, la verdad es que no

Antes de que siga, mi cuate jamás hubiera encontrado una novia como ella "en vivo". Mi cuate flacucho, greñudo, con barros (¡de verdad!) y ella... bueno, pues por las fotos que le conocí cae en la categoría de "sabrotza" (o caía, no sé cómo esté ahorita).

***

Días después mi cuate andaba todo nervioso. Le pregunté qué le pasaba.

Resulta que la chava empezó a celarlo y a perseguirlo por la red. Cambiaba su nick de messenger por cosas como "Espero que no me estés engañando" o "Comunícate conmigo, urgente". Le dejaba mensajes en todos lados pero en mala leche, como recriminándole que anduviera con alguien.

Mi cuate -nerdote hecho y derecho- pasaba sus tardes jugando Xbox en vez de conectarse con ella al messenger. "Ya me empieza a cansar, se la pasa acosándome".

- Oye, Fulano -le dije- ni en tus sueños hubieras imaginado que una sabrotza te persiguiera así
Neta ya me cansé -me dijo

Así que él la cortó y fue cuando conoció la furia de una mujer despechada. La chava le mandó mails amenazadores, lo quemó con otros amigos online. Le hablaba por teléfono a las 3 de la mañana, llorando. Él tuvo que cerrar su cuenta y abrir otra para librarse de la acosadora. Pero poco a poco se fueron calmando las aguas.

El otro día me lo encontré y nos acordábamos de eso. Nos dio risa. Le pregunté si ya no seguía enganchando novias en internet.

- Sip, ya hasta agarré práctica, ahora tengo dos o tres al mismo tiempo ¡jua jua!

Jijo.

4 comentarios:

  1. Chale Memo haha
    pues sí, la practica hace al maestro xD
    Y tú de babotas que te metes haha, ¡ay extrañaba tu blog! <3

    ResponderEliminar
  2. jajajaja que buenas historias, yo he terminado una que otra vez teniendo amores online, porque los chavos que he conocido después terminan cambiando de residencia o yo y pues se convertía la cosa en amor online y nos veíamos una vez al mes, buu bien chafis vdd.

    Que raro que una sabrotza acosé a un nerdo greñudo barrudo jajaja eso me dió risa. Y salió canijillo el muchachillo.

    Saludos memo.

    ResponderEliminar
  3. Qué historia de amor más chusca, de verdad. Yo sí he tenido novios por internet pero no los acosaba tanto porque temía que fueran a hartarse de mí... y aun así terminaron dándome el avión. Por eso mejor prefiero un verdadero macho de carne y hueso ¡Si!

    ResponderEliminar
  4. No son tan malos los amores on line
    yo tuve muchos
    Uno era de chiapas y hasta me mandaba cosas por DHL
    Y de hecho al que ahora es mi esposo lo conocí gracias al hi5!!

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)