sábado, 19 de junio de 2010

Secuestros y mensajes

Llegó a mis manos un libro que se llama "El Caso Wallace", que fue un secuestro muy sonado en México hace algún tiempo. Da mucho coraje leerlo, porque uno se da cuenta que la justicia en México está por los suelos. Por otro lado, es la lucha en solitario de una madre por encontrar a su hijo (y a los secuestradores que, cabe mencionar, reciben tremendas madrizas antes de irse a la cárcel). Si no fuera tan dramático y verídico el libro podría pasar por guión de Hollywood. Es muy fuerte.

Una parte me llamó mucho la atención: la manera en la que los secuestradores piden que se comuniquen con ellos cuando la familia haya juntado el dinero del secuestro. Se tendrían que ponen anuncios de pésame en el periódico dirigidos a la familia Alarcón Zamora. En ese momento, ellos sabrían que hay algo.

La familia del secuestrado puso otros mensajes cifrados en la sección de obituarios y oraciones. Dicen así:

Fam. Alarcón Zamora
"La confusión es inevitable"
El señor pone a prueba nuestra fe con mensajes a veces confusos.
La fe ciega es para los santos, aunque el mismo Santo Tomás proclamó Ver para creer

Con esto pedían pruebas de que su hijo estaba con vida. Otro dice, a un lado de una imagen religiosa:

Fam. Alarcón Zamora

Estoy preparada para el encuentro con el Señor, aún cuando todas mis acciones me llevaron a conseguir la perfección, hice hasta lo imposible para alcanzar el cielo, pero sin lograr las indulgencias necesarias. 

Apiádate de mi Señor y concédeme el reunirme con el hijo, como tú Prometiste y sellemos este compromiso ante los ojos de nuestra Madre.

Que, visto desde esa perspectiva, sugerían una negociación. Otro más:

Familia Alarcón Zamora
Oh divino Jesús que dijiste: "El que pida recibirá, el que busca encontrará y a quien llame se le abrirá" ¿Dónde he de buscar si no en el tesoro de tu corazón?

Los secuestradores contestaron estos mensajes, pero ya no negociaron. Sin embargo, vistos bajo la perspectiva del secuestro resultan espeluznantes ¿Cuántos mensajes así habrá en los periódicos diariamente sin que nos demos cuenta? :S

5 comentarios:

  1. Me he quedado sin palabras, nada me da mas miedo que un secuestro. Amo mexico y mi familia pero no regresaria a vivir nunca

    ResponderEliminar
  2. No, pues gracias por bajarme el ánimo de vivir aquí, Shwayze :P

    ResponderEliminar
  3. a ver Memo hablando de vivir en México, tengo una inquietud, de verdad el DF es tan violento como escuchamos en provincia, porque el sábado fui y me pareció lo contrario, tú como lo sientes?

    ResponderEliminar
  4. El DF me parece el paraíso cuando pasan cosas como en Xochitepec donde los soldados te bajan a media calle y te revisan sin deberla ni temerla.

    Por lo menos acá nadie te baja del metro :P

    ResponderEliminar
  5. Dile la neta a la dama Memo, no nos bajan el metro pero què tal cuando entra algùn idiota armado?


    Saludos Enfermos.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)