jueves, 2 de septiembre de 2010

Germán Dehesa



¿Qué le aconsejaría a quien quisiera convertirse en escritor?

En escritor… pues que trate de ser un excelente lector. Que no tenga miedo de imitar a alguien a quien le conceda autoridad magisterial. Que es cierto que en literatura, la única manera de superar una influencia, es cediendo a ella y asimilándola a tu estilo. De esa manera, poco a poco podrás ir encontrando tu voz.

Pero si quieres ser escritor, primero pregúntate: “¿tengo algo qué decir? ¿Qué herida traigo?” Y si no traes herida… ¡los que no traen herida no escriben! Todo escritor habla por la herida. De algún modo la vida, la realidad, lo lastimó. Si no, no se proponen la tarea de recomponer esa realidad. Psss… está a toda madre, está muy bien instalado, ¿cuál es el problema?

Pero cuando de pronto te atropella la vida, cuando traes una herida, ¡de muchos tipos! Porque además, ahora todo mundo pensará: “me tiene que abandonar un ser amado” No, no, no, ¡espérate! De muchas maneras la vida te desacomoda y necesitas de las palabras, las “palabras mágicas”, para reacomodarte. Si no tienes esto, ni lo pienses, ni te pongas a escribir. Si no estás dispuesto al gran impudor… porque escribir es encuerarse y si no estás dispuesto a eso…

Me acuerdo que me pasó una vez con una alumna talentosa en un taller de literatura que yo tenía, que llegó con una propuesta para una novela. Y le digo: es una propuesta excelente, pero tú eres una señora y las señoras no cuentan estas historias. Entonces pregúntate: ¿quieres ser escritora o quieres ser señora? Porque las dos cosas no se pueden. Entonces, si estás dispuesta a la indecencia de encuerarte, nos vemos la semana que entra.

Y llegó la semana siguiente y me dijo “¡Ya! Ya hablé con mi familia, y les dije que voy a perder toda compostura”. Y fue un libro muy bonito que se llama Quién como Dios que ya está traducido como a ocho idiomas. Y le fue muy bien, pero pues Doña Eladia, alias Lali, renunció a ser señora.

Entrevista a Germán Dehesa en Club de Lectores. Descanse en Paz :(

4 comentarios:

  1. Sus palabras mágicas me reacomodaron hasta a mí, que descanse en paz.

    ResponderEliminar
  2. Sabes que es lo más extraño, comencé a leer su libro "No basta ser padre" hace unas semanas y cuando apenas empezaba a captar el estilo y el flow en sus palabras, poes se va. . .!!!

    ResponderEliminar
  3. Un increíble ser humano :(

    XANATH

    ResponderEliminar
  4. Fue mi maestro, mi luz... más de 15 años leyendo sus columnas, sus libros, acudiendo a sus talleres, a sus recitales de poesía.

    Me duele. Y como forma de homenaje, ayer viernes tocó.

    ¿Y Montiel?

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)