miércoles, 13 de octubre de 2010

El Bullying



Viajé al norte de Virginia (¿norte u oeste? ya ni sé) con unos amigos que tienen una casa en lo que llaman "los suburbios". Yo tenía una idea de suburbios como si vivieras justo afuera de la ciudad, digamos, como si trabajaras en el DF y vivieras en Santa Fé. Pero es más bien como si trabajaras en Querétaro y vivieras en San Juan del Río, o si trabajaras en Monterrey y vivieras en Saltillo. Es decir, tienes que agarrar  carretera para vivir "en los suburbios".

Un barrio de mucha gente blanca, aderezada de coreanos y un poco de hispanos. Casi no se ven morenazos de fuego.

Platicábamos del bullying, la práctica de acoso tanto en la escuela como en el trabajo. Por supuesto en una ciudad tan ordenada como ésta es prohibidísimo que te bullees a alguien o que lo acoses, o que le digas de cosas. O sea que si me hubiera salido lo guarro y a las piernonas de Georgetown les hubiera dicho "adiós mamasotas" seguro me meten a la cárcel :P

Más aún: si ves que están acosando a alguien y no haces nada, te haces partícipe de ese acoso. Tal vez suene lógico, pero en México lo hacemos todo el tiempo. Digamos: si entre tu grupo de amigos hay alguien gordo, con la pata mochita, flaco como charal o con nariz de bulbo, lo más común en México es, primero poner apodo, y segundo burlarte de él:

- Estás bien cerdo, mano
- Ohhh déjame
- Neta estás bien marrano, jajajaja, cuiiii-date (leer el "cuiiii" con voz de marranito)

Y todos los amigos nos reímos. Es común en México pero acá no, porque es bullear de manera indirecta. Increíble.

Ahora: yo sé que muchos están pensando en este momento "es que eso está bien" "no hay que burlarse de los demás". Pero la otra cara de la moneda es que hay chavos que se han suicidado (muchos) por no resistir que les digan de cosas. No aguantan la carrilla.

En mi humilde opinión pienso que es mejor aguantar algo de carrilla a que te suicides porque nunca te la dicen, y en el momento que la sufres te quiebras. No sé ustedes.

9 comentarios:

  1. aqui es entrenamiento contra bullying... digo, nunca hemos tenido uno de esos suicidios, y luego los apodos e insultos si estan bien enfermos... aunque tengo un amigo que se hizo gay porque siempre le dijimos que lo era

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, eso qué? Yo me repito todos los días que estoy guapo y no por eso lo soy. Bueno, en realidad ya me empiezo a ver un poco como Bad Pritt :P

    ResponderEliminar
  3. aja sí..

    Bueno, el caso es que si no se suicidan, entran al "College" armados hasta los dientes a disparar contra todo lo que se mueva...

    En México aguantamos la carrilla y no balaceamos a nadie. Los gringos, como siempre he dicho, son suceptibles a todo porque son delicaditos. No aguantaron la manera de hacer la guerra de los hombres, cuerpo a cuerpo, e inventaron una clase de guerra de mariquitas, con bombitas y matando enemigos de lejos. Cobardes...

    ResponderEliminar
  4. Un poquito de carrilla es tolerable y contraatacable, pero cuando los abusones se pasan de la raya, sí que hay que hacer algo al respecto. No tienes idea de las secuelas que deja el bullying... yo sí :P

    ¿Que te empiezas a ver como Brad Pitt? loooooooooool

    ResponderEliminar
  5. Pues si y no. Aguantar carrilla en parte forja tu caracter y tambien el defenderte contra personas que luego se quieran aprovechar de ti en un futuro, o te hace tolerable a los insultos, haciendote un politico o abogado ejemplar xPP Bueno, lo ultimo no, pero si ayuda a aguantar mas en vez de irte a madrearte al que te insulta para ver como reaccionas.

    Siiin embargo, cambia cuando el bullying se vuelve una constante; ya de los insultos pasa a los golpes, a las humillaciones en publico, a ser ignorado por las personas de autoridad (llamese maestros o papas, por el clasico "no les hagas caso" o "son cosas de ni;os" o "que ellos lo resuelvan a su modo", que es cierto, pero hay veces que si necesita intervecion, como la policia en una ri;a), y pues llega a una desesperacion tan profunda de terminar con todo que se quitan la vida, y en algunos casos de los estadounidenses, que mejor que llevandote de encuentro a los que te humillaron y a los que no hicieron nada para defenderte.

    Aqui ya depende mucho de las personas de como toleran el bullying hacia ellos o a los demas. Ya como adultos, depende si permitimos el bullying del vecino que golpea a su esposa o al hijo todos los dias porque "no hay que meterse en lo que a uno no le incumbe" o intervenir, directa o indirectamente.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Cuando estaba primero de primaria, habia una niña que todos los dias nos pedia la "cuota de protección", como era pequeña pues pagaba, pero un buen día me agarro en mis 5 minutos de mala persona y le dije ya no le daría dinero, y que le hiciera como quisiera, despues me dio miedito, pero lo hecho hecho estaba, jejejej, "el valiente vive...hasta que el cobarde quiere".

    Los gandallas son gandallas porque nos acobardamos ante ellos.

    ResponderEliminar
  8. I just signed up to your blogs rss feed. Will you post more on this subject?

    ResponderEliminar
  9. Yo por eso me preocupo por la salud de mis amigos, siempre tienen su dòsis de carrilla para que se curtan y no anden de mariquitas cortàndose las venas. Creo que se llama "afecto a travès de la agresiòn" o algo asì...en fin.


    Saludos Enfermos.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)