miércoles, 3 de noviembre de 2010

No me hablen cuando estoy...


Me acuerdo de un capítulo de The Big Bang Theory donde Sheldon se enoja con Leonard y los demás tratan de averiguar qué tiene:

- ¿Le hablaste a través de la puerta del baño? -dice Howard
- No, no- contesta Leonard.

Bueno, pues a mí (Memo) me enfurece como no tienen idea que alguien me hable cuando estoy en el trono real. Y voy a contar dos historias de dos familias que son cercanas a mí, porque son del primo de una amiga del amigo de mi amigo. Cambiaré los nombres para proteger sus identidades.

1
La primera es de la familia Vicodina, cuya mamá y dos hijas hablan tanto que desde hace años se acostumbraron a no cerrar la puerta del baño para seguir oyendo el chisme que las otras dos platican (hablan como pericas). Así que aunque una esté haciendo pipí, deja abierto para opinar. WTF.

Un día -no hace mucho- fui a visitar a la familia Vicodina. Como viven en una casa de dos pisos, a veces no se da uno cuenta dónde están los demás. Vi la puerta del baño abierta y me metí a hacer pipí cuando oigo una voz desde adentro "¡NO ENTRES, ESTOY EN EL BAÑOOO!". ¡Pues cierren! ¡ARGHHH!

2
La otra historia es de un matrimonio que conozco que llamaremos Fernando y Florecita. Florecita se acostumbró desde niña a no cerrar la puerta, y cuando Fernando entró a su vida, pensó que era de lo más normal poder entrar a platicar con su esposo mientras éste tiraba el topo.

- ¡Pinche Florecita, no entres, estoy echando calabaza!
- Ash ¿eso qué? Bueno, pues fíjate que una amiga del trabajo bla bla bla....
- Prrrrrt
- ¡Ay cochino!


Supongo que Florecita se enoja si su esposo pone seguro a la puerta. Qué costumbres más raras, me cae :/

11 comentarios:

  1. jajajajja,uno cree q no pasa nada si no cerramos la puerta del baño pero con los niños pequeños hay q tener cuidado por q se le s hace de lo más natural y luegoo suceden accidentes en las escuelas

    ResponderEliminar
  2. Cuando mis sobrinos eran más niños tenían la maña de que cuando uno de ellos hacía sus necesidades, los demás lo acompañaban para platicar o dejaban la puerta abierta cuando faltaba espacio. Me costó mucho trabajo quitarles esa costumbre pero creo que tantos "desalojos" por la oreja valieron la pena.

    ResponderEliminar
  3. es lo mas molesto del mundo q te hablen cuando estas taaan concentrado, aunq como se q se enojan los molesto jaja, mi abuelita deja la puerta del baño abierta y me choca se me hace tan mal habito en fin

    ResponderEliminar
  4. Pues Daniela y yo tenemos un baño para nosotra solas, en el piso de nuestras recámaras donde nadie sube, y dejamos abierta la puerta siempre :P

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo, es un lugar donde no se debe molestar a las personas porque es un espacio para la reflexión, ejemplo:

    "uy, no debí de comer tanto chile."

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaja, chaaale "no debí comerme ese último chamorro".

    O sea, no pensé que otras familias dejaran abierta la puerta ¡cierren las puertas, señores!

    ResponderEliminar
  7. 'inches viejas cochinas, eh dicho

    ResponderEliminar
  8. WTF!!!!!!! o.O qué horror, eso me parece una cochinada u.u

    ResponderEliminar
  9. "hay cosas que harás tu solo!!" e ir al baño es una de esas, además es muy molesto que cuando estas en la plena concentrancia te toquen para pedirte cosas, por ejemplo -pasame la secadora-...

    ResponderEliminar
  10. Memooooo! guacatelas! me estaba comiendo un flan!

    ResponderEliminar
  11. Con decirte que yo no puedo ni platicar de cubículo a cubículo en el baño, me desconcentro totalmente...


    Saludos Enfermos.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)