lunes, 1 de noviembre de 2010

Rateros, raterillos

Cuando yo era niño, la profesión de ratero era -dentro de todo- honorable. Ibas en el metro y de repente ¡ah canijo! Ya no traías cartera. Te aplicaban lo que se conoce como "el dos de bastos" que es meterte dos dedos al pantalón y sacarte sin que te dieran cuenta. Hasta uno se sorprendía "ese ratero sí tenía estilo" y te quitabas el sombrero haciendo una caravana. Qué entrenamiento, oiga usted.

Es más, decían que los rateros del metro se entrenaban con maniquíes llenos de cascabeles y si el aprendiz de caco hacía sonar uno, le metían una friega entre todos. Una profesión, verdá de Dió.

Hoy me contó mi editor de un episodio que le pasó ayer, donde los rateros ya no tienen honor ni respeto. Ahí va:

Estaba él en la cola de las tortillas -en Xochimilco- y su esposa pidió dos kilos. En eso pasó un chavito de menos de 20 años y agarró algunas tortillas de las que le dieron a su esposa:

- Ora ora, qué te pasa chavo -le dijo mi editor
- ¿Qué me pasa de qué? -contestó el morro y sacó un cuchillito

El tipo del puesto de carnitas de junto se dio cuenta y sacó el cuchillote. El chavito silbó y salieron como 20 rateros más a defenderlo. Todos morritos.

Cuando llamaron a la policía, los chavillos explicaron:

- Es que vamos a ver el espectáculo de la Llorona y como no traemos dinero, pues vamos agarrando lo que sea su voluntad, para comer en el camino. No robamos, les pedimos.

Ahora digamos todos a coro: "¡Siiiii weeeeeey, ajáaaa!"

6 comentarios:

  1. Esa historia de los cascabeles me la contó mi abuelo haha dice que hasta había una escuela en el centro, de esas cosas que todos saben pero nadie dice nada... o ¿al revés?

    Ahora todos te roban. Desde el ya típico monito que se sube a la pecera del amor y te dice que acaba de salir del reclusorio o hasta las viejitas en los mercados. A mi robaron $100 hace como 4 meses en una papelería... sí pinchas ñoras ratas.

    ResponderEliminar
  2. Sí wey ajáaaaaaaaaa!!! ¬¬ chale
    Esos que dice Lemonchelle que suben al micro a pedir que los "apoyes" porque según ellos no son asaltantes son de lo peor jmmm

    ResponderEliminar
  3. MIS HUEVOS EN VINAGREEE... y en otra anecdota... a mi me asalataron apenitas ayer, entrando al metro miguel hidalgo... jmmmmmm chale, si ya los rateros no tienen estilo ni honor, ni moral ni etica ni nada...

    ResponderEliminar
  4. Fíjate las cosas, a mi en díez años que viví en Ciudad de México nunca me asaltaron... De hecho, encuentro más peligrosa la provincia que mi querida capirucha

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. "Si wey, ajáaaaaa..."

    ¿Será verdad que estos jóvenes de hoy ya no tienen remedio? Demonios, hasta la gente sin educación ya no se toma la molestia de disimularlo...

    ResponderEliminar
  6. Una vez un niño como de diez años me quiso asaltar con un clavo oxidado, yo iba caminando y al pasar por un negocio de video juegos saliò a mi paso y me amenazò con el clavo, medio doblado, lo vi, me rei y segui con mi camino, ahora pienso que corrì con suerte pues no habia algun gandiul mas grande al rededor, pero seguramente lo ùnico que querìa era seguir jugando en las maquinitas... pero que triste que ya los niños tomen el robo como una opciòn...

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)