miércoles, 12 de enero de 2011

Malos debuts



Me contaba un amigo (luchador amateur) que conoció a un tipo muy bueno en un gimnasio. Entrenaba durísimo, los del Consejo de Lucha le echaron el ojo y lo llamaron para que debutara como profesional. La oportunidad de su vida. El día soñado llegó, lo presentaron, él saludó al público, y cuando iba a subir al ring... se tropezó. Con tan mala suerte que se lastimó y nunca más volvió a la lucha.

Ayer me tocó ver algo similar.

Hombre Bala era un luchador de la vieja escuela. Su hijo -Hombre Bala Jr- debutó ayer en la Arena México:

- Y presentándoseeeeee, en la Arena Méxicooooo, el hijo de una leyendaaaaa ¡HOMBRE BALA YÚNIOOOOR!

Muy emocionado, saltó al ring e hizo varias volteretas buenas. La gente le aplaudió.

La primera caída pasó sin bronca, la segunda ganaron los rudos. La tercera estaba casi decidida cuando a Hombre Bala Jr. se le ocurre treparse a las cuerdas para aplicar una plancha desde todo lo alto. Pero no sé si fue por nervios o qué habrá sido, pero se resbaló y cayó cuan largo era afuera del ring :S Pobrecito, dió el costalazo. La gente se lo acabó (nos lo acabamos jo jo):

- ¡Pobre pendejooooo! ¡Jajajajaja!
- ¡Se cae de hambreeeee!
- ¡Que venga su papá por éeeeel!

El chavo ya no supo qué hacer, uno de los rudos lo subió al ring y le aplicó una llave. Perdió. Lo peor es la humillación, hasta sus compañeros tuvieron que abrazarlo. Pobre Hombre Bala Jr :P

3 comentarios:

  1. Que historia tan triste la que cuentas al principio, hasta se me ruedan las lágrimas de pensar en aquel pobre hombre de sueños frustrados... al menos quedó en el recuerdo de tu amigo, pero nada más.

    ResponderEliminar
  2. ¡Ánimo! Quien se levanta de ésos tropiezos está predestinado para ser grande en su especialidad. Pregunta a la Tota Carbajal en su debut, o a Armillita en su presentación como novillero, o a cualquier luchador profesional...

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Confieso que me dio un poco de risa, pero igual pobrecito. Es demasiado humillante que un macho rudo y fuerte dé el costalazo en plano público... veamos si lo puede superar y seguir adelante.

    Por cierto, a mí no me gustan los vinos de 35 años. Es sí los prefiero jóvenes jua jua jua

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)