miércoles, 23 de marzo de 2011

Yo te maldigo, Tesorería

Digo, si no hubiera pagado la Tenencia 2009 acepto que me traten como a un perro. Pero si el error es del sistema ¿Qué culpa tengo yo?


Parece exageración o minificción. Parece caricatura pero no lo es. Llegué a la Tesorería a aclarar un fallo en su sistema: me aparece una tenencia sin pagar y en mi mano tengo el comprobante de pago. Yo pensé "tan fácil como que vean el sello y me quiten el error". Sí, iluso.

Me formé en una única fila con otros 50 incautos. Dos personas atendían el módulo: un tipo parecido a Pablo Morsa y una mujer llamada Claudia. Revisaban los papeles de los contribuyentes. El infierno se manifestaba en la Tierra cada vez que abrían la boca:

- Le falta un sello
- Le falta una copia
- Le faltan huevos

Yo me acerqué con la humildad que me caracteriza. Tocó que me atendiera Claudia. Le pasé las copias que previamente me habían pedido y me dió una hoja. Yo orgulloso le dije:

- ¡Traigo todas mis copias! :D
- ¿Todas? ¿Y la de esta hoja que le estoy dando?
- Ah no, esa no
- Sáquele copias y vuélvase a formar
- ¿¿¿¿OTRA VEZ????


Me vio con cara de odio:

- Sí, todos lo hacen

Con ese argumento me calló la boca. Fui a sacarle copias y en lo que regresé ya había unas 60 personas más en la fila. A esperar.

Pablo Morsa atendía a una sabrosiana que traía un escote hasta el ombligo. Mientras, Claudia se iba poniendo de malas: una nube oscura iba apareciendo sobre su cabeza.

Mientras estaba formado oí historias de terror. Que si uno llevaba 4 horas ahí. Que si otro llevaba 5 días regresando. Yo apretujaba contra mi pecho sudoroso mis copias, esperando... no sé... cosas buenas. Pero nada bueno saldrá de ahí jamás.

Llegué de nuevo con Claudia:

- Aquí están mis copias
- ¿Tú eres Guillermo Guerrero?
- Si
- ¿Y tu factura del auto que te acredita como propietario?
- Es que todavía no lo acabo de pagar
- Ve a sacar una constancia de que eres el dueño y vuelve a formarte

:O Solté un leve pedito. Fue sin querer.

Yo te maldigo, Tesorería.

7 comentarios:

  1. Te faltó poner que la dichosa nubecita olía a azufre y despedía relámpagos. Intenta mantenerte de pie 12 horas seguidas y ya verás de lo que estoy hablando.

    Aguanta y no desfallezcas, compadre. Recuerda que existe un Dios...

    ResponderEliminar
  2. Epílogo: no logré nada. Mañana tengo que regresar :(

    ResponderEliminar
  3. Al menos les hubieras mentado la madre para desquitar toda tu frustración... Si no lo hiciste no importa, hay muchos agentes de tránsito a quienes insultar ^.^

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. jajajajaja memo, pobre de ti. No memo no la insultes llevale un regalito hazle la barba pues jajajajaja. Haber si es menos mala contigo jajajjaa.
    Suerte memo pero ahi es pura sacadera de dinero y perdida de tiempo.

    ResponderEliminar
  5. Y es por eso que no tengo carro :D

    Pero yo que tú le hubiese mentado a su reputo pedre y dicho todo un sermón para que al menos se emputara mas y dejarla en evidencia ante todos nyo! para que se le bajara lo mal cogidita. :P

    ResponderEliminar
  6. Para estos infelices empleados apenas traerles al Clasemediero Vengador.
    http://produccionesbalazo.com/2008/10/110/

    ResponderEliminar
  7. "para que se le bajara lo mal cogidita. :P"

    Jajaja..!

    Marijú: me hiciste la noche! Jajaja

    ;)

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)