viernes, 13 de mayo de 2011

Se organizan conferencias 2

Como este tema me gustó, voy a programar posts para cada día. En lo que se me acaban las ideas o se me acabe el ron, lo que ocurra primero.

Lo más tenebroso de organizar conferencias es que no llegue gente. Ahí está el conferencista con su micrófono parado en el escenario y sólo dos personas dispuestas a oírlo. Eso pasó muchas veces. Mi hermana, unas amigas y yo sentíamos una pena terrible de que nadie quisiera oir los últimos adelantos en implantes capilares así que recurrimos a las viejas prácticas que nos heredó el PRI: el acarreo.

- Pásenle a la conferencia, amigas -decíamos en la puerta
- No gracias -nos decían las chicas como si les ofreciéramos volantes del Instituto Patria

Malo que hubiera poca gente pero peor si se salían. Me imaginaba lo que pensaba el conferencista: "soy tan malo que la gente prefiere salirse". No era mi culpa, claro, pero se siente pena ajena. Aunque muchas veces lo más malo es que el conferencista llegara a tiempo, que hubiera gente en la sala... y que no jalara su presentación por computadora:

- La traje en Power Point -me decían
- No hay problema
- Pero usé una versión que compré en Malasia
- Errr....

Y no jalaban. Y se enojaban. Había conferencistas que llevaban su presentación en diskettes de 3 1/2 que ya no se usan desde 1999, había otros que querían tener 3 micrófonos al mismo tiempo y otros que exigían Pepsi Light porque no tomaban otra cosa.

A veces les pagábamos, otras no. Me acuerdo que un día me faltaba una conferencia fuerte en el día y le hablé al Warpig, baterista de Lost Acapulco e internetero reconocido:

- Órale Warpig, ve a dar una conferencia
- ¿Cuánto pagan?
- ¿Cuánto quieres?
- 4 mil pesos
- Újale, mi presupuesto es de 2500
- Huevos, ni madres que voy

Y metíamos a un doctor que hablaba de herpes y ladillas y que no cobraba nada :( Gajes del oficio.

1 comentario:

  1. Me ha pasado todo lo anterior. Desde acarrear gente usando fuerza bruta hasta que se me vayan de la conferencia mientras el ponente termina explicando los beneficios de la uña de gato a aprox sólo 2 personas del equipo de RP (mi compañero y yo). En una ocasión no encontraron el cable d audio y apuntamos 3 microfonos a una laptop que igualaban en decibeles al altavoz de mi celular.
    Con todo y eso, planear eventos es algo emocionante y si tu conferencista y audiencia quedan complacidos ya estás del otro lado.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)