sábado, 14 de mayo de 2011

Se organizan conferencias 3

Ustedes leen esto pensando que me levanté bien tempranito a darle a la tecla, pero en realidad es miércoles en la noche y estoy programando posts sobre el mismo tema. Ya fui a servirme dos cubas más, me comí unas tostadas con atún y estoy pensando darle a un wiski que tengo ahí guardado. Si este post está muy incoherente, ya saben porqué:

Organizar conferencias parece muy simple pero en realidad es un suplicio. Se necesitan por lo menos a tres personas en el lugar: una que vaya a recibir a los invitados (pase por aquí, aquí tiene su agua electropura, déjeme pagarle su estacionamiento, es cortesía de la casa, déjeme ponerle su gafete señor orador), una que reciba al público en la puerta y los acomode (recórrase para atrás, no no se puede sentar en el piso, guarden chitón) y otra que se encargue de las cosas técnicas (no jala la presentación, el micrófono no suena, pícale al proyector por amor de Dios).

Pero si organizar conferencias es malo, organizar conciertos es peor. Los cantantes llegaban y tenías que llevarlos al camerino, ofrecerles toallas y bocadillos como si fueran faraones y asegurarles que todo estaba bajo control (aunque no fuera cierto). No diré nombres, pero sabrán de quién hablo:

Un dueto de ladies al que nombraré "Ha-ashtag" llegó por la puerta trasera con sus amigos; yo les llevé una charola de bocadillos de todos sabores y colores:

- Ay ¿no tienen de salmón?
- Nope, pero déjenme ver si consigo
- Ay es que sólo como de salmón mi vidaaaaaaa -poniéndome cara de "no seas idioteee, yo no voy a comer atún, eso es de nacos"

Yo me hacía wey un rato en lo que subían a cantar porque sabía que 1) ni iban a comer nada y 2) no había bocadillos de salmón. Al final yo me comía lo que quedaba ;D

Otra vez llegó una cantante cuyo nombre rima con "Chiquitititita". Estaba cantando en el escenario cuando del público alguien gritó "bájenla ya, pinche vieja" (así dijo, no miento).

- Súbete a cantar tú, tarada -dijo Chiquitititita
- Pos me subo, pinches cumbias que cantas
- ¡A ver, a ver te reto!

Nomás de acordarme de esa escena hasta se me crispan los nervios. Afortunadamente las chicas que asistían al concierto le empezaron a gritar "fuera, fuera, fuera" a la chica del público y ella hizo mutis. Pero yo ya veía en mi mente una catfight épica.

4 comentarios:

  1. Chale, no estuve ahí para ver ese pleito entre mujeres. Aunque te puedo asegurar que se habría puesto feísimo ^_^U

    P.D.- Oficialmente te reconozco como un bloggero briago lol

    ResponderEliminar
  2. ja ja ja yo si hubiera querido ver eso.

    ResponderEliminar
  3. ¿Catfight? Que buena onda, me encantan tus anécdotas.

    Me caes muy bien así, Memo, deberías tomar solo cubas en vez de agua, y en vez de cualquier otra bebida!!!
    =)

    ResponderEliminar
  4. D: ! Qué bueno que nunca fui a una de esas reuniones de quinceañeras..

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)