jueves, 22 de septiembre de 2011

Superficiales (II)

Cuando leí el libro Ensayo sobre la Ceguera de Saramago me angustié. Iba yo en un camión camino a mi casa y en la parte donde las mujeres se tienen que entregar a los malandros pensé "¡Qué chingadera!". Me acuerdo que iba yo en el periférico y me he de haber visto bien pendejo cerrando el libro de golpe, ja ja ja.

Me gusta ver a la gente cuando lee libros, va bien ensimismada. A veces me ha pasado que me paso de la estación en el metro por ir en la baba :P Leer en internet no me causa el mismo efecto porque en cuanto leo trato de leer un párrafo largo ya estoy revisando mi mail o viendo las notificaciones del Tweetdeck.

Leemos cada vez menos y cada vez más. Leemos menos textos largos y leemos más status de Facebook ¿eso está mal? No lo sé: yo me divierto mucho leyendo las babosadas que todos ponemos en las redes antisociales ;D La diferencia es la misma que ver una película en el cine o ver un programa de chismes en la tele: en ambas situaciones estamos usando los ojos y los oídos, pero en el cine nos clavamos en la historia (a menos que sea una mala película) y en la tele sólo vemos por encimita (en el mejor de los casos).

Las diferencias de leer este post en una pantalla o leerlo en papel parecerían pocas pero son esenciales. Y de eso se trata el capítulo 4 del libro Superficiales. Ya con este acabo. Si no ahorran 239 pesos y lo van a comprar me sentiré muy decepcionado. No se vale descargarlo de los torrents ¿eh?

Nicholas Carr

3 comentarios:

  1. Yo odio leer en internet, es horrible. Yo también me angustié mucho en esa parte de Ensayo Sobre la Ceguera, aunque no cerré el libro de golpe :P
    Y si, cada vez hay menos gente que ves en la calle o en el camion leyendo.

    ResponderEliminar
  2. Nos estamos acostumbrando a los textos cortos. El máximo son cuatrocientos y tantos caracteres, que es lo que le cabe al Feisbuc.

    Más que eso ya es difícil de leer para muchos.

    No digo que esté mal leer y divertirse con el Face y el Twitter, pero sí es notable como, en los blogs, por ejemplo, ha bajado la cantidad de texto en muchos posts. A menos, claro está, que intercalen videos a algo que rompa la cadencia del texto.

    ResponderEliminar
  3. :O Da miedo que algun día cambien las cosas ¿no? y que en un futuro cercano todo sea así, muy resumido. Pero esa es la tendencia de la comunicación, hay textos que deben ser concisos y hay textos que deben explicarse mejor ¿Para qué queremos leer noticias diarias completas? Hay muchas que bien podrían verse en twitts y si nos interesa, leer más, pero si no, un twitt es ideal.
    Ya pasará
    Pero acerca del libro, sí me interesa.
    Gracias por la recomendación!!
    Luego que llegue a tampico... mil años después... :D o tal vez lo pido por internet!

    Saludos

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)