lunes, 31 de octubre de 2011

Espantos (I)

Ahora que lo pienso, la mayoría de las cosas que me espantaban de niño tienen que ver con la religión.

Pensaba en el fin del mundo y que se iba a aparecer un ojo en el cielo (en serio). Mi mamá tenía un folletito donde explicaba paso a paso cómo se iba a acabar el planeta. Era así:

"Se desatará la ira de Dios y ustedes tendrán que cerrar sus puertas y mantenerse despiertos por tres días. No abran por ningún motivo la puerta. Escucharán que alguien toca, será la voz de un familiar suplicándoles que lo dejen entrar pero no lo hagan, es el maligno".

(Me encanta cómo le dan nombres al diablo: "el maligno", "el señor del mal" jajaja)

Mi mamá dejaba por ahí las hojitas y yo las leía. Siendo un niño ¿cómo no me iba a espantar por eso? Imaginaba yo esqueletos en las calles, yo corriendo a mi casa y mi mamá adentro sin dejarme entrar; "vete maligno", diría. El horror.

O a veces me imaginaba el caso contrario: que mi mamá se iba al mercado y yo me quedaba en casa cuando empezaba el fin del mundo. Yo cerraba la puerta y después mi jefecita tocaría, llorosa. Yo, traumado.

***

Nunca me espantaron ni dráculas, ni monstruos, ni brujas, ni nada folclórico. Hubo un tiempo que me espantaba una cosa que vi en una película, pero el siguiente post les cuento de eso.

3 comentarios:

  1. Jajaja el maligno.. jajaja ay Memo como me hacen reir tus relatos. A mi también me daba mucho miedo eso pero ahora, me dan mucho miedo otras cosas jeje.

    ResponderEliminar
  2. Durante años mantuve esa oscura pesadilla así, con salto y seña, de que en el fin del mundo te iban a tocar a la puerta y no debías abrir. Ya no recordaba de dónde se me pegó tan terrorífica escena y ahora caigo en la cuenta de que es muy posible que en mi casa también circulara esa hojita, sólo que el haberla leído es una de esa cosas que no pude retener de mi infancia.

    Chido el blog,

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Mi mamá tenía ese folleto, sí daba miedo.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)