lunes, 31 de octubre de 2011

Espantos (II)

Mi mamá una vez vió la película de "El Ente". Es esta:


Era espantosa.

Una cosa invisible se apoderaba de una morra y le hacía cosas, se le metía hasta por debajo de las cobijas, la golpeaba, movía sus muebles. Lo espantoso para mí, que en ese entonces era un chamaco baboso, era... que no se veía O_o

Mi mamá no ayudaba mucho, claro. Yo le preguntaba:

- Oye jefecita ¿Y el ente existe?
- Claro que existe, hay cosas invisibles
- ¡ARGHHHH!
- Pero si te portas bien no pasa nada
- ¡¡¡ARGHHHH!!!

No tengan la menor duda que era el niño más ñoño y mejor portado.

Veía cosas donde no las había: que si se caía un plato El Ente. Que si en la noche sentía que se caía la cobija El Ente. Que si estaba en un cuarto y se oía un ruido que no reconocía El Ente. Todo El Ente. En mi mente lo veía como un ser amorfo -pero invisible- que iba a aprovechar algún descuido mío para metérseme en el tuétano.

Luego crecí y supe que hay cosas más espantosas, como que se te rompa el condón o que te quedes sin chamba, pero me cae que me acuerdo y tiemblo, brrr

2 comentarios:

  1. jajajajaajajajajaj te pasas memo jjajaja pero muy cierot hay cosas que dan más miedo. Que se rompa el condón jajajajaja muy bueno.
    Así son las mamás, ya que tener miedo es una forma de que uno se porte bien o Santa claus jajaja.
    bsos memito

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajajajajajajajjjajajajajaja ay Memo :P

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)