miércoles, 30 de noviembre de 2011

Cochambre

Dicen que un día un químico muy famoso, premio Nobel, estaba tratando de unir dos moléculas irreconciliables (irreconciliables e impegables). No lo lograba. Pasaba por ahí su esposa y lo vió tan atribulado que le dijo:

- Ay, marido, pégalas con cochambre

Él lo hizo y se ganó otro premio Nobel. Ella se ganó el de la Paz. Esta historia no es verdad, pero es bonita.

---
El enemigo de las amas de casa es el cochambre. El cochambre es esa mezcla pegostiosa y asquerosa que se pega en las paredes y estufas de todos los hogares mexicanos que gusten de preparar alimentos fritos, como milanesas, tacos dorados y chiles poblanos capeados. Es dificilísimo quitarlo.

Contra el cochambre se han inventado muchas cosas: la "campana" sobre la estufa, por ejemplo. Un adminículo acumulador de cochambre que se pone sobre las hornillas y que -en teoría- recoge todo lo que se iría a las paredes. La Ley de Murphy indica que el cochambre desvía su camino y se pegostea alrededor de la campana, pero nunca dentro.

Uno de mis recuerdos de la niñez es entrar a la cocina y ver a mi mamá con unos guantes industriales hasta los codos, maniobrando las parrillas de la estufa como si se tratara de material radioactivo. Con una mano cargaba la parrilla, con otra sostenía un botecito de sosa cáustica (de la marca Easy Off) y con la otra embarraba el metal cochambroso. Sí, mi mamá tiene tres manos.

Cochambre hay en todos lados y taquería que no tenga cochambre no es taquería. Es más: en la calle de Vértiz, en la Ciudad de México, fueron más ingeniosos; ahí te venden tus tacos de bistec o longaniza y de pilón te preguntan:

- ¿Con cochi o sin cochi, joven?
- Con cochi, por favor

Acto seguido el taquero raspa el recipiente donde se fríe la carne para arrancarle un pedazo de cochambre y servírtelo en tu taco. Esto es verdad: son los famosos tacos de cochinada, cuando quieran los llevo ;D

9 comentarios:

  1. Quiénes eran? Me dió mucha curiosidad y los busqué en el sitio del premio Nobel, pero no los encontré

    http://www.nobelprize.org/nobel_prizes/nobelprize_facts.html

    En esa página, hay una sección de ganadores del premio que eran familiares pero no encontré una pareja de la cual el marido haya ganado el premio por química/física y ella por la paz.

    ResponderEliminar
  2. Eso es mentira Isobeeeel, nomás era para aderezar la historia ;D

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja no sé que me dio más risa, que te hayan creído la historia de los Nobel (que convincente eres Memo) o los tacos de chochi... jajajajaj wak

    ResponderEliminar
  4. Detesto freir cosas (ya saben aceite que "brinca" y así) pero ahora me han dado menos animos de cocinar tacos dorados :(

    ResponderEliminar
  5. jajaja
    Me encantas con tus historias!

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, tuve que leer de nuevo el párrafo donde dice lo de la parrilla, la sosa y la otra mano de tu mamá embarrando la sosa a la parrilla, jajajaja.

    ResponderEliminar
  7. ¿Tacos de cochambre? ¡¿Cómo no nos dijeron antes?! Mi abuela debería de aplicar esa, en lugar de pelearse contra el cochambre debería de darnos cochambre extra en la comida :D

    ResponderEliminar
  8. ajajaja me reí un buen con tu historia de los nobeles maridos y tu mamá con tres brazos xD.
    No puedo creer lo de los tacos O_O ( lo del nobel si me la creo)

    ResponderEliminar
  9. Llegue aqui porque alguien me twiteo que "el que no alla comido tacos de cochambre, no es Mexicano. Que barbaridad, aora tendre que ir a Mexico, para probar los dichos tacos y ser mexicano :3

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)