jueves, 12 de enero de 2012

Ouija


En mis tiempos de universidad, que algunos creen que fue en tiempos de Díaz Ordaz, andaba con una señorita de no malos bigotes y con la que me pasaba horas platicando de tonterías. Como yo no tenía dinero ni para comprarle un boleto para la feria de Chapultepec, nos quedábamos horas y horas en los patios de la escuela amándonos y besándonos hasta que los cachetes nos quedaban oliendo a engrudo.

En esos tiempos de carestía y ociosidad un día me preguntó:

- ¿Jugaste alguna vez a la ouija?
- Naranjas dulces, amada mía -le dije con voz tierna
- Deberíamos intentarlo ¿no?

Como tampoco tenía dinero para comprar una tabla embrujada, hice una ouija casera que consiste en escribir en papelitos las letras del abecedario, y las palabras sí y no. En medio se pone un vaso de vidrio sobre el que los mediums -en este caso ella y yo- ponen el dedo índice esperando a que se mueva.

Esperamos a que se acabaran las clases, nos metimos a un salón vacío y colocamos los implementos diabólicos. Esta historia es verídica y la cuento porque la recuerdo como si fuera ayer. Pusimos nuestros dedos y preguntamos:

- ¿Hay alguien ahí?

El vaso se empezó a mover -seguramente empujado por nuestros dedos sudorosos- marcando la palabra "". "Ay canijo" dije yo. La siguiente pregunta era obvia "¿Cómo te llamas?":

- T-S-W-K-N-A-C-H-O

Tswknacho debe ser un nombre polaco, pensé yo. Para abreviar le pusimos "Nacho". "¿Cuántos años tienes?" preguntamos al éter:

- H-O-N-I-Ñ-O

Niño, supusimos. Antes de que preguntáramos lo siguiente el vaso marcó:

- M-U-E-R-T-O

En ese momento sonaron las tuberías del salón como si le echaran canicas a la cañería. Yo grité como Flanders, mi amada exnovia agarró los artilugios que después quemamos en un bote y no volvimos a mencionar el episodio ¿Dónde estás Nachito?

6 comentarios:

  1. A-Q-U-I E-S-T-O-Y P-A-P-A-L-O-I

    ResponderEliminar
  2. Este es mi post favorito de tu blog, me he reído como por 5 minutos de lo del nombre polaco, jajaja. Creo que hasta lo guardare en un documento de word para la eternidad :D
    Saludoos Memo

    ResponderEliminar
  3. Ajajajajajajajajaja pinchis polacos algo se traen con el inframundo mexica.

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaajajaja ¿oliendo a engrudo? ¿por qué? A mi nunca me han olido a engrudo los cachetes :(
    Jajajajajaja está buenísimo este relato, y ya hasta te contestó el Nachito :O

    ResponderEliminar
  5. jajajajajajajajaja eso te pasa por jugar con el más allá...

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Aracely Sin Apellidos12 de enero de 2012, 21:54

    NACHITO, YA CONTESTALE...

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)