domingo, 4 de marzo de 2012

Sabelotodos

Una enfermedad que aqueja a algunos mexicanos es la llamada sabelotodomía, o síndrome del sabelotodo. Se manifiesta de distintas maneras.

Está uno platicando con los amigos, tranquilito, y contando anécdotas divertidas:

- No pues fíjate que el otro día iba yo en mi auto cuando se quemó la bujía
- ¡Ahhhh! ¡A mí también se me quemó la bujía!
<--- el ataque del sabelotodo
- Pero es que a mí se me quemó en mi viaje a Europa
- ¡Ahhhh! ¡Es que justo eso me pasó en Europa!
<--- really?
- Sí pero yo venía de un castillo que tengo en los Alpes, con un león en la cajuela
- ¡Ahhh! A mí me pasó con un leopardo en el asiento de atrás
<--- es decir, no importa cuánto exageremos, el sabelotodo siempre puede superar nuestra anécdota

Lo peor es que ese tipo de sabelotodos nos dan mala fama a los que de verdad sí sabemos todo. Y con esta frase que acabo de escribir acabo de subir al podio de los mamones. Perdón : /

 **

 El segundo ejemplo de sabelotodos es más extraño aún. Son los niños sabelotodo. No sé si sea un fenómeno reciente (en mis tiempos los niños nos quedábamos callados hasta que los adultos nos dieran permiso, bajo riesgo de ser castigados con un carbón encendido en la boca ¿no les pasó?). Debo confesar que a veces mi sobrino es un niño sabelotodo pero no sólo él: platicando con el buen Jairo Calixto, resulta que el caso de su hija es similar. Enfermedad de nuestros tiempos.

Le llevo a mi sobrino el Street Fighter para Xbox que él nunca ha jugado:

- ¡Mira, te compré el Street Fighter! ¿Quieres saber cómo se sacan los poderes?
- Ya sé
- ¿Cómo puedes saber si nunca lo has jugado?
- Ya ví en internet cómo se sacan
- No seas mentiroso
- ¡Sí sé!


Y de ahí no lo sacas. También sabe cómo se hace un blog, cómo se pelan los camarones y cómo poner un taquete expansible aunque nunca lo haya hecho. Ayer le dije "compruébame que sabes jugar". Por supuesto le puse una arrastrada.

Y es que hay que parar tanta sapiencia, caray.

4 comentarios:

  1. También está el sabelotodo que no se sorprende ante nada. Tú le cuentas algo (lo que sea) y él o ella te dice "ah, sí, ya sabía". :/

    ResponderEliminar
  2. Yo les digo "el uno más que tú" y mi primo es así :/ está chavo el chavo.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo conozco a gente más sabelotoda que tú :P
    Ese es otro tipo de sabelotodos, el que todo conoce y siempre, siempre, ha hecho más que tú.

    ResponderEliminar
  4. Ay acá en el cyber hay chamacos que se la pasan así de:
    -Yo me sé todo Halo
    -Pero yo llevo años jugando
    -A que no más que yo
    -Juego desde que tenía 4 años

    (Aquí saco la cuenta de su edad, y les caigo en la mentira)

    O a veces se ponen a decir en tono creído y cantadito:

    -Eh? ya ves...te mateee...soy mejor que túuu... quién es tu padre? ehh?

    (Y es un chamaco como de 12 años compitiendo contra niños de 6 jajajaja

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)