jueves, 31 de mayo de 2012

Peticiones especiales

Luis, un amigo de Oaxaca, cada vez que va a un restaurante le dice al mesero:

- Tráigame una coca tibia. De lata ¿eh? y aparte me trae un vaso con hielos. Pero con muchos hielos. Y limón. Por favor.

Me imagino al mesero diciendo "chale, que mamón", aunque también puede ser que estén acostumbrados a las peticiones especiales.

Mi mamá es experta en eso. Si en el menú hay una "carne termino medio con un huevo estrellado y ensalada de lechuga" le dice al mesero "a mí tráigame esta, pero bien cocida ¿eh? y en vez de huevos estrellados, mejor revueltos, y si me puede cambiar la ensalada por papas mejor". O sea, es otro platillo diferente :P

En la mañana estaba desayunando con Ave Barrera, que tiene serios problemas con los lácteos. Salir a comer con ella es un horror porque siempre hay que estar al pendiente de que el platillo no traiga ningún tipo de derivado de leche:

- Quiero una papa rellena... pero sin crema
- Oiga, señorita, pero es que está rellena de crema
- Ah pues no le ponga crema
- Pero entonces sería una papa cocida nada más
- ¿No le ponen nada más?
- Pues la crema va revuelta con especias...
- Ah, pues papa con especias
- Oiga pero pero pero...
- Pero nada, así la quiero

Y el mesero le trae una papa despedazada con especias :P Jajajajajaja

En el otro lado de la moneda están los meseros que por más que le encargas tu platillo te traen lo que ellos quieren: si le pides sincronizadas de pollo te las traen de jamón, si les pides una cuba te traen una cerveza, si le pides un bistec te traen una hamburguesa. Lugares de esos sobran en la ciudad, en vez de menú deberían tener una ruleta con el nombre de los platillos y lo que te toque es lo que te tragas.

Lo bueno es que yo soy tan hombre que me como todo lo que me dan ;D

10 comentarios:

  1. Yo también hago peticiones especiales, bueno, más bien pido que me sirvan lo que se ofrece. Como cuando pido una carne asada (y así dice la carta) y la devuelvo por tener el charco de aceite encima.

    ResponderEliminar
  2. Es una gran idea lo de la ruleta. Te preguntaría el mesero: "¿a la carta o le traigo la ruleta?" Sobre todo para los que somos indecisos en el menú.

    ResponderEliminar
  3. a mi me da tanta pena decir "disculpe señorita,(o joven) esto no es lo que pedi" y entonces termino comiendome lo que me dieron :S por otro lado, tengo una tia que carga en su bolsa con todo, por ejemplo, vamos a los tacos y en su bolsa carga con un aguacate y la salsa que le gusta con sus tacos... jajaja esa es una buena opcion, pero tambien me daria pena sacar todo lo que quiero de mi barneybosa :P

    ResponderEliminar
  4. Trabajo en un restaurante y cuando eso pasa generalmente les decimos que si, les cobramos de mas por ser platillos especiales y hablamos pestes de ellos en la cosina. =)

    ResponderEliminar
  5. Ahhh pinchi NiFel, dime dónde trabajas para no ir ;D

    ResponderEliminar
  6. Jajaja mi jefe es asi de especial, cada que vamos a comprar comida le pone pero a todo... le dicen el menú y dice ¿no tiene tortas de papa? ¿no tiene salsa verde? ¿no tiene filete? ¿me puede hacer unos tacos pero bien grasositos? agrrr es de pena ajena ir con él a comprar la comida...

    ResponderEliminar
  7. aprendi a queres ami tía tal cual es, y solo nos sordeamos cuando saca su mega aguacate de la bolsa... "yo no lo vi, no paso" jajajaja

    ResponderEliminar
  8. Y habías escrito sobre esto, no hay ideas nuevas?

    ResponderEliminar
  9. Siiiiii!! You're sooooooo right !!
    Es que hay gente muy fastidiosa que cae mal.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)