martes, 26 de junio de 2012

¡Pero te vas a arrepentir!

Las reuniones de cavernícolas son, en mi amplio léxico, aquellas reuniones donde nos juntamos puro varón, hombres de verdad, machos mexicanos a tomar bebidas espirituosas que refrescan el alma y las gargantas. Son de cavernícolas porque comemos con la boca abierta, agarrando los bisteces con las manos y limpiándonos en los sobacos. Hablamos de futbol pero también de economía mundial, de la espiritualidad y de mujeres.

Ok, sólo de mujeres, para qué miento.

Pone alguien el iPod y no falta el que diga:

- Pon esa canción, amigo Memo, esa de dolorrrrr

Puede tener uno 150 canciones a escoger, pero uno siempre escoge la de dolor ¿por qué será?

Las mejores canciones de dolor siempre tienen la misma temática: uno está enamorado, la mujer te corta, tú sufres, ella se arrepiente, quiere volver contigo y al final tú le dices que estás bien, que sufriste sí -y mucho- pero que ella no supo valorar lo que tuvo.

Ya hasta quiero llorar.

Por eso triunfan esas rolas de "¡Te vas a arrepentirrr!", "No me supiste valorar", "Ahora regresas y ya no te quiero", "Ahora tú sufres pero mírame, ya ando con una mujer que sí sabe lo que valgo, maldita, yo que tantas botellas de Matusalem me tomé a tu salud y tengo cirrosis, pero ahora estoy bien, ya no me duele, bitch".

***

Ayer fui a un showcase de un cantantautor que se llama Gian Marco, que es experto compositor de ese tipo de canciones. Él lo acepta y dice que en sus conciertos siempre hay alguien -generalmente mujeres- que cuando canta canciones de dolor toman el celular, y entre lágrimas marcan, dicen algo y levantan la bocina para que el que esté al otro lado de la línea escuche que ella está sufriendo. A mí la verdad me gustan más las canciones moviditas pa' bailar.

Como colofón les pongo una rolita de ese tipo. Buena onda el wey ;D


4 comentarios:

  1. "Ahora tú sufres pero mírame, ya ando con una mujer que sí sabe lo que valgo, maldita, yo que tantas botellas de Matusalem me tomé a tu salud y tengo cirrosis, pero ahora estoy bien, ya no me duele, bitch".
    ¡¡JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!! ¡¡QUE ALGUIEN LE PONGA MELODIA PORFAVOOR!!

    ResponderEliminar
  2. jajajajaajaja el alcohol y la canciones de dolor muy mala combinación

    ResponderEliminar
  3. "Ahora tú sufres pero mírame, ya ando con una mujer que sí sabe lo que valgo, maldita, yo que tantas botellas de Matusalem me tomé a tu salud y tengo cirrosis, pero ahora estoy bien, ya no me duele, bitch".

    Epic WIN! :'D

    Por cierto Memo, no es cierto. Los verdaderos machos cavernicolas llaman a las estaciones de radio, ésas donde ponen música tan florida y fantásica, para pedir sus bonitas melodías mientras sacuden el estereo, imaginando que es la susodicha ;D

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)