jueves, 23 de agosto de 2012

Guía: Bañarse con agua fría

Se me acabó el gas. En la zona donde vivo el camión que lleva los tanques pasa un día sí, el otro quién sabe y en horas que no son de dios: a veces a las 12, a veces a las 7, asegún se acomoden los camioneros, supongo.

Tampoco es que gaste mucho gas, claro: mi último tanque lo compré el 25 de febrero (¡uuuuuh!) y apenas estos días dio sus últimas bocanadas. Lo malo es que no llegaba y no llegaba y pues hay que bañarse con agua fría -_-

Las opciones eran: calentar agua en el microondas y en la cafetera, y luego echarlas en una cubeta y bañarme de a jicarazo. Como la única cubeta que tengo en la casa la uso para trapear, no me dio buena espina. Dije: a lo hecho pecho. Vamos a bañarnos con agua fría aunque estos días están más helados que las pompas del pingüino.

La manera más sencilla es darse un rápido remojón y mojar bien el estropajo. Te tallas en seco: como andas mugroso el jabón no hace espuma. Yo tengo uno de esos que son como una toalla áspera -color rosita. Me tallé como si no hubiera un mañana y luego me mentalicé para meterme a enjuagar.

Supongo que todos le hacemos igual: te enjuagas un brazo, luego el otro. Metes una pierna, metes la otra. Luego el momento de la verdad: la cabezota primero, te agachas para que no te caiga agua en la espalda. Al final, el torso. Eso requiere toda tu fuerza de voluntad. Ay mamacita a la de una, ay mamacita a la de dos, tomas aire para no respirar y te metes...

¡AY MAMACITA EL AGUA ESTÁ HELADAAAA!

Sin respirar tratas de enjuagarte lo mejor que puedas en cinco segundos y luego te envuelves con la toalla seca, que se siente como si te abrazara una sabrosiana. Qué felicidad. Claro que este método no impide que te quedes con jabón en alguna parte del cuerpo y cuando transcurre el día empiezas con una comezón de perro sarnoso.

Y así, esperas a que llegue el camión del gas al otro día. Y si no llega, a repetir el proceso.

12 comentarios:

  1. Asegún un maestro que tuve, el método es: piernas, brazos, genitales, abdomen, espalda, cabeza y pecho. Según eso que así el corazón no se enfría tan de golpe. La otra opción es tener dos tanques: así tienes todo el teimpo que te dura uno para comprar el otro. Una tercera opción son las toallitas húmedas...

    ResponderEliminar
  2. es lo único bueno del calor nunca sufriré por bañarme en agua fría jojojojo :D pero me ha tocado awww horror y soy de las que agarra valor y me mentalizo: el agua fría es buena para la piel hará que se reafirme; jajajajaj pero por ponerse como piel de gallina jajaja.
    memo otra cubeta y es buena la idea de calentar agua en el micro y la cafetera ;).

    ResponderEliminar
  3. Muchas veces me he tenido que bañar con agua fria, y siempre encontré que si primero te mojas la cabeza y los pies, ya no sientes feo meterte de lleno a la regadera.
    Aunque claro, en días con tiempo calentaba el agua en el microondas XD

    ResponderEliminar
  4. Mira memo, compra una cubetota y una resistencia (en el mercadito las venden) así cuando no haya gas, llenas la cubetota, le pones la resistencia y la calientas mil. Luego la vas mezclando con la fría que sale de la tubería y ¡Tarán! No pasa nada :D

    ResponderEliminar
  5. :( siempre que me pasa eso me refrió así que prefiero no bañarme :P

    Ok no

    ResponderEliminar
  6. con el comentario de Sucio Vagabundo me acorde que en ocasiones cómo esas es mejor aplicar " mas vale oler a unto y no a difunto" jajajajaja.

    ResponderEliminar
  7. Cuando te metas a bañar con agua fria, primero echate agua en las orejas y luego te metes de golpe y asi ya no sientes tanto frio :D

    ResponderEliminar
  8. Memo yo no tengo las pompas frías ¬_¬
    jaja

    ResponderEliminar
  9. Memo, debes pasar un tiempo en el Ejército. No hay nada mejor en las cálidas mañanas mexicanas que bañarse con agua fría...

    ResponderEliminar
  10. Yo cuando estaba chiquita no se porque tenia la idea de que si salaba como conejito bajo el chorro de agua helada no me daba frio... nunca funciono, pero seguia haciendolo, hasta que un dia me resbale caí de nachas y ternime con un moreton en toda mi pequeña e inocente "sentadera" :( Ahora no sufro porque Tamaulipas es tan caliente que con 40°C de temperatura un regaderaso de agua fria es como un pedacito de cielo :)

    ResponderEliminar
  11. Jajajaja, sí, eso me pasa en ocasiones y muchas veces me toca hacer la cuenta regresiva antes de dar el brinco en el agua helada. Pego un par de gritos pero me aguanto, qué se le va a hacer, al cabo de un minuto ya no siento tan gacho. ¡Sé valiente, mi amigo!

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)