miércoles, 3 de octubre de 2012

Doña Vicky

Lo mejor que me pasó al cambiarme de trabajo fue tener la mejor secretaria del mundo: Doña Vicky. Es una señora como de 60 años súper eficiente. La conozco desde la vez pasada que trabajé en el instituto, hace como cuatro años. Dos datos sobre Doña Vicky:

1) Un día llegó una correspondencia con el nombre de F_______ (no diré el nombre, ya sabrán porqué). Yo dije: "Óraleeee, ¿quién se llama F_______?" Doña Vicky me dijo:

- Soy yo
- ¿Qué quéee?
- Es que mi nombre de F_____ no me gusta
- ¿Y de dónde salió lo de Vicky?
- Pues es que un día dije "no me gusta mi nombre, me lo voy a cambiar, me gusta cómo suena Vicky, pues soy Vicky"

JAJAJAJAJAJA

2) Doña Vicky es buenísima onda y me alburea y le digo que voy a hacer pipí y me dice "órale, que todo salga bien". Aún así es la única persona a la que le hablo de usted, porque ni a los ingenieros nonplusultra ¿eh? Cuidado con Doña Vicky.

Doña Vicky tiene todo perfectamente ordenado. Que necesito la factura de no sé qué, alza la mano y la saca de su gaveta. Que necesito unos libros, se para y me los lleva. Que necesito el teléfono de la secretaría académica, me lo dice de memoria. Es como una computadora. Me lleva cafecito, me cuida mis cosas y atiende a todos de buen modo. La amo.

Pero todo tiene un costo :(

Su alta eficiencia y sentido del deber es envidiado por todas las áreas del instituto... hasta de la dirección. Hace rato me dijeron que me la van a quitar para llevársela a organizar los asuntos académicos, que son muchos. Es como un upgrade para ella, pero a mí me dejan en despoblado: me van a poner a Lupita, que no conozco.

Nota: existe un sistema no regulado que dice que a las secretarias se les llame por su diminutivo. Así conozco a Lupita, Teresita, Sarita, Guille.

Total que mandaron llamar a Doña Vicky y al mismo tiempo a mí me avisaron por teléfono que se iba. Cuando regresó le dije:

- ¿Qué le dijeron, Doña Vicky?
- Que me voy
- Pues está chido ¿no? Váyase, órale, sésguele, úscale, me saluda a nunca vuelva
- ¡Ay no me diga eso que me pongo a llorar!

Y nos pusimos a chillar :(

11 comentarios:

  1. No puedo creer que en tan poco tiempo te hayas convertido en un Godinez hecho y derecho. Seguramente la próxima vez que te vea vas a traer un saco de pana café con parches en los codos.

    ResponderEliminar
  2. Aaaay Memo!!! en serio lloraron? Tú tienes suerte porque la señora que aseaba tu casa también era bien chida no? A mi me gustaría tener un patroncito como usté...

    ResponderEliminar
  3. Acá la secre del subdirector todo mundo la conocemos como Fanny pero resulta que se llama Francisca.

    ResponderEliminar
  4. Mi asistente doméstica se llamaba Sinforosa, y con toda razón argumentaba que no le gustaba entre otras cosas por que la confundían con una estación de radio que se anunciaba como "Sinfonola la mera, mera" .

    Bueno, total que un día decide cambiárselo por el aristocrático nombre de Reyna.

    Y así lo hizo, de ahí en adelante todo papel oficial y no oficial lo llenaba con su nuevo nombre, pero nunca hizo algún cambio legal...al final no sé sí eso le afecto en algo...¿F? ¿Facunda?, ¿Floriberta? ¿Fulgencia? ¿Fátima? aaaahhh no, ese último es de moda...

    ResponderEliminar
  5. Y por cierto Abraham, yo uso saco de pana (café pa' más señas)con coderas y no soy un Godínez mmmffhh¡¡¡ en realidad soy directivo de una marca francesa de cosméticos...Además Homero Simpson también usa un saco similar en algún capítulo..y bueno, sí, Homero es un Godínez pero simpático, eso sí...

    ResponderEliminar
  6. aww..que triste :( nunca he tenido una secretaria pero si llego a tener una quisiera que fuera asi

    ResponderEliminar
  7. Pues mis queridos caballeros, yo ofrezco mis servicios de Super ultra eficientisima secretaria, tengo un 10% menos de la edad que Doña Vicky, pero igual en mi chamba, casi soy adivina de los pensamientos mas administrativos y de logística de mi jefazo....solo que como estoy muy cotizada, tendrían que pagar algo de sueldo....a sus ordenes....y si los sacos con coderas son sexys....

    ResponderEliminar
  8. No me había percatado, pero es cierto, se les llama con su diminutivo y hay que procurar que se sientan a gusto porque de lo contrario, ay nanita, el puro poder en quien menos piensas. Yo quiero un saco con coderas

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)