martes, 2 de octubre de 2012

Periodistas

Ahora que ya no estoy entre periodistas ¿puedo hablar de las diferentes clases de periodistas?
...
...
¡YEEEEEAAAHHH BOOOOOY!

:D

Periodistas hay muchos, dependiendo del tema que cubran, pero se pueden distinguir varias clases en la redacción de un periódico. A saber:

Periodista mártir: De este me acordé porque al buen García Davish se lo acaban de madrear unos polis en Chiapas. Sí hay periodistas golpeados... pero hay también otros que le hacen al mártir, oiga. Llegaba uno:

- ¡Noooooo, mano, que voy a la marcha y que me meto hasta adelante y que me golpean!
- No me digaaaaas ¿a ver el golpe?
- No, pues ya se me quitó lo rojo
- ¿Rojo? ¿No te dejaron ni moretón?
- Más bien me empujaron
- ¡Pinche Negro chillón!

Así son.

Periodista lucidor: Hay en Milenio un tipo al que todos odian y que recibe el apodo del "suricato" porque parece Timón el del Rey León. Alzaba su cabecita, ahí nomás asomándose el pobrecito, pa' que le hicieran caso. Su momento cumbre llegaba cuando recibía una llamada. Entonces agárrense:

Se ponía su bluetooth en la oreja y se paraba de su lugar, oiga usted qué porte, prendía su cigarrito y agarraba su taza de café. Luego habla en voz alta para que lo oigan hasta el otro lado de la redacción diciendo cosas como "¿cómo? ¿Que van a presentar el cerebro congelado de Steve Jobs? ¡Mándame la información a la de ya!" o "¡Escríbete 5000 caracteres de esa nota que está muy interesante!". Nunca le leí algo que valiera la pena : /

Dios del periodismo: Hay periodistas que obtienen su ascenso al Olimpo de los periodistas. Ese lugar en el que no te pagan por hacer una reseña sino por dar tu opinión. Editorialistas, que les dicen.

Está uno en cierre, llorando porque te falta la nota del Dios del Periodismo: "Espera, que ya llega" dice el editor. Le das refresh a tu correo. Sudas. ¿Y si no llega?. Piensas alternativas. ¿Cómo no va a llegar si siempre manda?. Te hablan de los talleres "Ya suelten esa páginaaaaaaaa". Lloras. Cuando ya se acabó el plazo... llega la bendita columna.

Me imagino al Dios del periodismo en su oficina, todo el día echando la flojera y pensando "que me esperen, ni modo que me sustituyan con un anuncio". Y tienen razón, siempre los esperamos -_-

2 comentarios:

Ustedes hacen el blog :)