miércoles, 21 de noviembre de 2012

La tropa loca

Hace ya unos años viajaba yo con un gringo por toda la república haciendo negocios. Pasábamos muchas horas platicando, aunque de esa relación no salió nada bueno. Sin embargo me dio un consejo que no se me olvida:

- No todos nacen para jefes, Memo. Unos nacen para ser empleados y otros para dirigirlos. Si todos fueran jefes nadie se pondría de acuerdo. Así que si un día te desesperas con un empleado, acuérdate que igual él está feliz en su puesto y no se quiere mover

A veces pienso "qué pretencioso era ese wey". Pero a veces pienso que tiene razón.

***

Leía un artículo hace un tiempo que decía que lo que más nos molesta a los humanos es salirnos de la imagen que tenemos de nosotros mismos. Si yo pienso que soy un tipo cool, de mundo, de moda, de novedá y alguien llega y me demuestra que soy un mamarracho y que mi combinación de ropa está pa'l perro, me frustro y me enojo. Me enojo conmigo y me enojo con los demás.

Algo similar pasa con el trabajo: es mucho más sencillo ser tropa que alzar la mano y decir "¡hey! ¡Yo puedo ser jefe!". No todos quieren, no todos pueden, no es conveniente que todos sean. Así es la realidad, aunque es un poco frustrante.

Todo este debraye viene porque hoy tuve una discusión sobre un amigo que tiene -digamos- un perfil bajo: no le gusta discutir con la gente, a veces se deja mangonear, no le gusta proponer. Pero es muy talentoso y cuando le dices que haga algo, lo hace perfectamente.

Me dijo mi cuate:

- ¡Es que debería hacer más cosas!
- Déjalooooo
-le dije- él hace bien su trabajo y está contento
- Pero pero pero...
- Pero nada: si hace muy bien lo que hace, les toca a otros ayudarlo en las áreas donde no sobresale
- ¡Pero es que no siempre va a haber gente que lo ayude!
- Siempre va a haber gente que lo ayude porque es bueno ¿o qué?


En ese momento pasó enfrente de mis ojos la imagen del gringo loco. Sí, es frustrante, pero así es la vida : /



3 comentarios:

  1. Tan simple como que cada quién tiene sus propias ideas de lo que es mejor y por eso no a todos les conviene lo mismo.
    A veces escucho comentarios de:
    "Ash, qué tonta es aquélla persona por haber hecho algo x, ¿Cómo puede tener tan buen promedio en la carrera?"
    Y en ese momento se me vienen muchas respuestas, pero la más importante es ¿Cómo alguien puede opinar de las decisiones de otra persona si ni siquiera conoce su vida para saber cuáles eran sus opciones y los motivos que lo llevaron a esa decisión? ¿Quién dice que no es la mejor opción?
    Y es más o menos igual con los trabajos, tú lo eliges y sabes cómo moverte y lo que quieres.
    Y sí no, también puede ser que aunque tengas muchas habilidades para ser jefe pero por azares del destino escogen a la persona incorrecta (eso también lo he visto) pues ya es cosa del diablo y de que las apariencias engañan... y no sé :/ jajaja Pero todo puede pasar, la vida es injusta :D

    ResponderEliminar
  2. Pues aqui me siento muy identificada, cuando estudiaba la carrera, conseguí un trabajo bastante negreado, aguante ahí solo porque podía hacer mis tareas, y era una lanita más o menos que me sacaba de apuros a veces, pero una vez por cosas de la vida y malos jefes que eran buscaban otro diseñador, pues yo dije, recomiendo a mi amiga con la que hago tareas y se que ella chida pa la chamba, pues no.
    La evaluaron de pe a pa y no la contrataron, y yo siempre me quedé con la duda de porque, ellos me dieron sus razones pero no les creí mucho, es más ya ni recuerdo que me dijeron.
    Mi conclusión es que yo era aparte de más tranquila, no era tan problemática, es decir no les hacía de pedo cuando no me pagaban a tiempo, cumplía horarios extralimitados sin decir pío, aguantadora de las buenas, y eso me persigue hasta ahora, cosa que mi amiga se que no hubiera aguantado nunca, y creo yo que esto igual aplica para ser jefe, o ser empleado, es cuestión de personalidad, desenvolvimiento, don de líder, son muchos factores.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)