miércoles, 5 de diciembre de 2012

Historias de amistades perdidas

- Cambiaste, hermano: antes eras chévere

Eso me lo dijo mi mejor amigo hace como 5 años, parafraseando a Bart Simpson. Mi mejor amigo de años, éramos carnales, hermanos de mil batallas, su mamá era como mi mamá y a la inversa. Nunca aclaramos el punto.

Lo cierto es que uno cambia ¿no? Entrar a un nuevo trabajo te cambia la perspectiva de la vida: no es lo mismo trabajar encerrado en tu casa que trabajar con un chingu de personas. No es lo mismo trabajar para un cliente malo que hacer algo que te encanta. Claro que cambia el cerebro: de hecho me está pasando ahorita de nuevo.

Mi trabajo actual consiste en atender a todo un instituto de más de 900 personas: todos los eventos, toda la difusión, todos los proyectos pasan por mi escritorio. Tengo un excelente equipo de trabajo de 16 personas (si no no me daría abasto) pero decenas de personas desfilan por mi oficina como si fuera carnaval.

Siento cómo de dos meses para acá pienso diferente: si no, me volvería loco. Tengo una agenda perfectamente organizada para que no se me pase ni una cosa. Pero también me cambia en mi vida personal: trato a todos lo mejor que puedo, a veces hasta abusando de la confianza. Prefiero que los doctores honoris causa digan "pinche Memo es re confianzudo pero me saca el trabajo" a "ese wey mamón me trata con la punta del zapato y no me cumple".

Es una cosa cerebral inevitable.

***

Mi versión de lo que pasó con mi hermanazo del alma nunca la he contado, pero ahí va:

Uno quiere tanto a los amigos, que jala con ellos para todo. Si él me decía que quería armar un proyecto conmigo, yo le entraba. Pero a veces él no jalaba a la par. Yo me desvelaba y me llegaban notificaciones de Facebook donde me pedía que aportara para Farmville; pensaba "¿estará de huevón todo el día?".

Un día yo estaba jodidísimo y él me consiguió dinero. Se lo pagué. Un día él me pidió dinero pero me quedó mal en otras cosas. Cuando se lo reclamé me hizo sentir mal.

Yo quería despegar en mi trabajo pero sentía angustia de dejarlo atrás. "Tenemos que jalar parejos" pensaba yo. Pero él tenía la mente en otras cosas. Un día decidí dejarlo, como quien deja a una novia: vas a estar mejor sin mí, pensé. No lo entendió. También dejé a todo nuestro círculo de amigos porque algunos me juzgaron por ser malo con él.

Supongo que él tiene una versión diferente de las cosas. No lo culpo.

La puntilla fue en una fiesta, de esas de generación, donde comentaba cosas que pasaron 13 años atrás. Ni modo de seguir así, pensé. Fue cuando me dijo que yo había cambiado.

- Los únicos que no cambian son los muertos -le dije y dejé la fiesta

:(

12 comentarios:

  1. :(
    Ya Memo, yo desde hace tiempo que deje de decirle a las personas "Nunca cambies" porque los cambios te hacen crecer.

    :'( Qué mal, ojalá él cambie un poco.
    ¿tuuu jugabas farmville?
    :O

    ResponderEliminar
  2. No te sientas mal por eso Memo...
    Alguna vez leí por ahí una frase que decía: "Nadie es siempre de la misma forma"...

    La gente cambia a cada segundo y por cualquier razón, hasta por que pasa una mosca..

    Siéntete auténtico y orgulloso de tu capacidad de trascender...

    Saludos...!

    ResponderEliminar
  3. Me sucedió algo parecido con mi mejor amigo de la primaria, todos cambian :/ por eso los quiero como sean a l@s canij@s.

    ResponderEliminar
  4. eso es normal, crecemos, nos hacemos viejos, a veces maduramos, efectivamente, no somos los mismos, mal haríamos si no cambiamos nuestras conductas de acuerdo a las experiencias que nos toquen vivir, a pesar de todo el afecto no se olvida y ahi se queda en un rinconcito del cerebro o corazón

    ResponderEliminar
  5. opino lo mismo, es normal, todos cambiamos conforme pasa el tiempo y vamos adquiriendo experiencia.
    tengo una amiga que a diferencia de antes ha cambiado pero entiendo que yo tambien lo he hecho.
    asi va a ser siempre, debemos cambiar y no quedarnos estancados

    ResponderEliminar
  6. Ay amigo.... entiendo tu sentir, pues algo similar me paso hace un tiempo, tuve que romper con una muy querida amiga porque juntas no crecíamos ni avanzábamos, duele, pero lo que mas duele es que te juzguen por ello los demás.... así es la vida, y ni modo; tu sigue, no te detengas, pero nunca olvides esos buenos amigos... algún día lo entenderán.

    ResponderEliminar
  7. Nacimos solos Memo... y solo nos vamos... a mi me toco aprender esta pequeña lección desde niña, mis padres me cambiaban a cada rato de kinder y de primaria, asi que nunca hice un circulo de amigos "selectos", porque o cambiaba de escuela o de lugar de residencia... pero si tus cuates son cuates a pesar de que uno ya no sea el mismo sigue existiendo el cariño de la amistad y de los buenos y malos momentos compartidos...

    ResponderEliminar
  8. Algo así platicaba entre cheves con dos de mis mejores amigas, hemos estado juntas desde primaria!, hemos pasado por altos y bajos, pendejadas de morritas y otros pedos mas intensos, ahora ya en los veintes, cada quien va encarrilando su vida, una es nutriologa la otra odontóloga y yo diseñadora, cada quien en un ambiente bien diferente,con trabajos muy distintos, una ya viviendo en otro estado, otra con planes mas serios en su relación, una sin ver pa cuando!.

    El punto era que decíamos que a pesar de todo, lo importante sigue, igual ya no nos reímos con lo mismo, ya no tenemos cosas en común y pensamos muy diferente, pero lo chido y lo que te hace querer a otra persona sigue. Una amistad creo yo debe basarse en eso. Con estas dos amigas en particular he tenido "suerte", si se puede decir así, seguimos ahí después de tantos años, pero claro que se nos ha ido quedando gente en el camino, de esa que cuando te la encuentras es hasta incomodo saludar. Y de las que cuando te acuerdas dices, chingado, todo era tan padre ¿Que pasó?...

    Así es esto, al final creo yo es mejor dejar que las cosas sigan su curso y quitarse rencores añejos que no sirven para nada. Mal por tu compi que anda arrastrando eso por tanto tiempo,,

    ResponderEliminar
  9. Si te dicen "has cambiado" dales un abrazo y diles... "espero que tu hagas lo mismo" :P

    ResponderEliminar
  10. Yo he ido a reuniones con compañeros de secundaria y pasa eso de que empiezan a platicar y lo que se habla son cosas de secundaria, puros recuerdos. La verdad no me gusta, porque parece que las personas no están interesadas en la persona que eres si no en la que eras, fue bonito mientras duró pero no hay que quedarse parado, como diría juanito caminante "keep walking".

    joako

    ResponderEliminar
  11. Muchas a gracias a todos :) Estuve leyendo los comentarios y los iba a contestar de a uno por uno, pero esta semana he estado con carreras en el Instituto ¡abrazo a todos, señoras y señores!

    ResponderEliminar
  12. Quién usa la palabra "Chévere" en estos días???

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)