viernes, 8 de febrero de 2013

El proceso creativo

Carlos Hernández puso hace rato en su Facebook:

"¿es mi imaginacion o como que Montt perdio ese toque sarcastico-ingenioso q lo caracterizaba?..."

Sip, lo perdió. No lo culpo.

En general el creativo (digamos, el músico, el monero, el pintor, el escritor) que vive en países de economías precarias -como el nuestro y en general en Latinoamérica- pasa por dos etapas:

1) Está desempleado y en sus ratos de ociosidad comienza a producir cosas con la esperanza de encontrar trabajo. Ejemplos hay muchos. Si es lo suficientemente talentoso, se hace de una base de fans.

2) Esos fans no dan lana pero le dan fama. Si el creativo es muy bueno, generalmente logra su propósito: alguna agencia de publicidad o casa productora se fija en él y lo llama para trabajar. Objetivo logrado.

¿Qué pasa luego?

El creativo trata de seguir con el trabajo que le dió fama: sigue con su blog, hace canciones independientes, dibuja cada vez que puede. Pero la triste realidad es que hay que escoger entre dos cosas: o el dinero o trabajar en lo que le gusta sin ganar tanto, esa es la realidad. Y ahí es donde pierde.

Se me ocurren dos ejemplos a botepronto:

1) Plaqueta, que un día tuvo su cúspide como bloggera, mantenía su blog constante. Las agencias y revistas se comenzaron a fijar en ella y la llamaron al dark side. Sus fans la odiaron: "¿por qué descuidas tu blog?", "¡Antes eras chida!". Ni modo.

2) Eduardo Salles de Cinismo Ilustrado pasó lo mismo. Pero afortunadamente, hasta donde sé, tiene un trabajo que le permite seguir con su blog. Es decir, que vive como gringo XD

En noviembre platiqué con Alberto Montt sobre esto, y sí, me decía que ahora le cuesta más trabajo hacer Dosis Diarias porque tiene más encargos pagados y pues, de algo hay que comer. Así que Carlos: no lo culpes. Eso nos pasa por vivir en países pobrecitos snif snif :'(


5 comentarios:

  1. Justamente antier pensaba sobre eso, las caricaturas de Montt ya no son como antes, pero siguen siendo chidas :) Y no pasa un mes sin que extrañe a Plaqueta u.u

    ResponderEliminar
  2. A mi me molestaba cuando la gente opinaba así de los grupos musicales, luego salían con que se vendieron y que su música comercial y todas esas tonterías.

    Es obvio que hay que comer, y pues el dinero mueve al mundo, aunque a uno no le guste.

    Joako

    ResponderEliminar
  3. :/ Ni pedo, eso nos pasa por ser latioamericanos.

    ResponderEliminar
  4. Plaquetaaaa *babea*
    *se lanza al baño*

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)