martes, 12 de febrero de 2013

Tame Impala

Me pasé tres semanas preparando un evento para el Instituto donde estoy. Tres semanas de estrés al extremo para día y medio de una especie de congreso. Organizar cosas así desgasta al extremo. Hoy acabó.

Estas tres semanas bloguée como pude, pensé un montón de posts que no pude escribir y creo -creeeo- que se me notó el cansancio. Pero ya acabó, ahora, a echarse una chelita y a dormir como bendito. Afortudadamente todo salió a pedir de boca.

Aprovecho para agradecer a mi excelente equipo de trabajo (ustedes saben quienes son, ya los caché leyendo este blog) que soportaron mis neurosis estos días.

Créanme, bloggeros, que no me quieren de jefe jajajaja. Soy azotadísimo.

Y ahora ¡música buena para relajarnos!

1 comentario:

  1. asi pasa con la gente que es efectiva en su trabajo, como jefes son unos jijos de la... pero solo así se ven buenos resultados, ya pues don Memo relajese que ya paso :P

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)