sábado, 2 de febrero de 2013

Teorías conspiratorias


Después de lo ocurrido en la Torre de Pemex (en donde por cierto murió la hermana de una conocida :( Mal pedo, qué cabrón) las teorías conspiratorias salieron por todos lados. Al mismo tiempo que sucedía lo de la explosión, hubo una marcha del Sindicato de Electricistas y por ahí oí que "era una manera de distraer la atención de la marcha". Como si no hubiera mil marchas en el DF en el año. En fin.

También oí que en el sótano de la Torre había documentos importantes y que ahora que se perdieron podrán privatizar la empresa.

Mi teoría es más simple: tratándose de México lo más probable es que nunca se le haya dado mantenimiento a los ductos. O que un maestro de obras haya dicho hace tiempo:

- Oigan, huele a gas ¿no?
- Seeeeh ¿dónde será?
- A ver, échale agua con jabón a ese tubo pa' ver si se sale de ahí
* el chalán le echa agua con jabón que hace burbujitas*
- ¡Ire patrón! ¡Se está saliendo el gas!
- ¡Pos échale plastilina pa' que selle!

Así es México. Para probarlo contaré una anécdota verídica que sucedió en una empresa donde trabajé:

Por alguna razón desconocida, cada vez que entraba uno a ese lugar tenías que esquivar un tanque de gas desconocido que estaba recargado en la puerta. Era pesado, no tenía marcas y para que no se viera feo lo cubrieron con plantitas. Un día le dije al dueño de la empresa:

- Oye Jesús ¿de qué es ese tanque?
- No sé, estaba ahí desde que llegamos al edificio
- ¿Nunca lo han abierto?
- No se puede, mira, está re duro
- ¿Y no te da miedo?
- No, porque si fuera tóxico las plantitas de alrededor ya se hubieran muerto <--- respuesta real O_o

Convivíamos con el tanque, en navidad le ponían musgo, el 14 de febrero le ponían corazones. A veces amarraban las bicicletas a él o servía para dejar la correspondencia encima. Un día el dueño decidió que iba a remodelar algunas áreas del lugar y movieron el tanque de lugar... junto a la cocineta. Claaaro: pues si es tanque de gas, pónganlo junto a la cocina (duuuuh).

Un lunes llegué y la empresa estaba cerrada, con bomberos afuera. Pregunté qué había pasado y dijeron nomás "es que explotó el tanque" ¿¿¿???

La teoría es que uno de los albañiles lo movió de lugar el fin de semana, y picado por la curiosidad, le dio con una llave española para abrirlo. Batalló para abrir la tuerca, le echó "afloja todo" y barrió la cuerda del tanque. No recuerdo qué era lo que traía, pero supongo que hizo reacción o se prendió el bóiler, vayan ustedes a saber. El chiste es que explotó dejando tremendo hoyote en la pared. El comentario más atinado lo hizo una señora de la limpieza:

- Tantos años de convivir con el tanque. Tan bien que estaba en la entrada, hasta podía esconder mis escobas atrás de él ¿Y ahora dónde las voy a poner?

True story O__O

2 comentarios:

  1. Me cae que solo faltaba que le pusieran nombre y cara al tanque para tomarlo como uno mas de la "familia".
    Es cierto, yo no creo tanto en teorias conspiratorias, es mucha la desidia mexicana por cosas importantes que acaban explotando... ok, bad joke.

    En fin, que mal plan por tu conocida Memo :(

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)