jueves, 11 de abril de 2013

Happily divorced



Después de más de dos años de haberme divorciado, apenas estoy agarrando la onda de lo que pasó (¡dos años! Bueno, hay gente que no le agarra la onda nunca :P). Durante todo este tiempo las historias de amigos o de compañeros de trabajo surgen como anecdotario de cantina:

- "Yo le dejé una casa a mi ex esposa y ahora vive ahí con su wey nuevo"
- "Mi esposa me pidió quedarse con mi hija, pero ahora como ya planea tener otro hijo, me la regresó"
- "Yo todavía no le puedo acabar de pagar un auto que le perdí y que fue la causa del divorcio" (omg! For real!)
- "Yo llevo 4 matrimonios, no aprendo"
- "Mi primera esposa ya se murió :("
- "Yo no me sentí libre de eso hasta que no le compré una casa de 400 mil pesos"

Y así, historias e historias sin fin. Yo la verdad es que no me puedo quejar de mi ex, porque nos llevamos bien, compartimos custodia de mi perro Teo y hace poco nos echamos unas cervezas para cerrar algunos círculos que habían quedado pendientes y hablar de cómo nos ha ido. Todo tranquilo, bastantes civilizados y sin sobresaltos.

En aquellos días aciagos del divorcio, ella y yo nos mandamos algunos mails para asegurarnos de que estábamos haciendo lo correcto y que pese a todo, seguimos siendo amigos como lo éramos antes de nuestra relación. A la larga, y viendo hacia atrás lo que pasó, nuestro matrimonio fue un periodo de estabilidad en nuestra vida que había sido muy descocada. Ambos aprendimos cosas y aunque al final no resultó, cada quién dejó en el otro ciertas semillitas que no se quitan. Por ejemplo, yo ahora soy una persona más ordenada y precavida en cuestiones de la casa. No sé ella qué dirá de mí, pero quiero creer que algo le dejé ¡ja ja ja ja!

Digo esto porque tengo un amigo que seguramente está leyendo esto y que está en ese periodo de separación. Nomás puedo decir una cosa de corazón: pase lo que pase, uno no se puede portar gacho con la otra persona. Es como tirarse caca uno mismo. Al final es un drama, nomás recuerda cuando estaban enamorados y agárrate de eso para portarte decente. El tiempo pasa, pues, y al final es mucho mejor quedar bien. Lo digo por experiencia :)

4 comentarios:

  1. Hola Memo, estoy pasando por lo mismo y aunque no me he divorciado, estoy ya separada. En mi caso es más complicado porque tengo 2 hijos y uno de ellos apenas es un bebé. Yo no podría portarme gacha con quien me ha dado lo más preciado que tengo y que también me dio 5 años de estabilidad y momentos muy lindos. Pero de que hay gente que se aloca, la hay. Dicen que podemos saber con quién nos casamos pero jamás de quién nos divorciamos.
    Lo único que me queda claro es que los matrimonios cada vez duran menos, tengo otros 2 conocidos que andan en las mismas :(

    ResponderEliminar
  2. Owww, Cintya :( No sabía. Bueno, pásale este post a tu ex marido pa' que se porte decente contigo ¡ja ja ja!

    ResponderEliminar
  3. Tú sí sabes Memo. Luego dicen que somos raros si nos portamos buen pedo.

    ResponderEliminar
  4. El memo , estuvo casado?:O llevo años leyendote y no sabia :|

    Poyo Cadena

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)