jueves, 2 de mayo de 2013

Veracrú

Con Gilma Luque, escritora



1
Llegué a Xalapa en tres horas, lo cual se me hizo sorprendente. De la Ciudad de México uno toma rumbo a Huamantla, Tlaxcala (que por cierto, es el lugar de donde viene toda mi familia) y en menos de lo que uno se imagina llega uno a Veracruz. La carretera es bonita y sin baches (lo cual es aún más sorprendente). Como llegué temprano y ya me rugían las tripas, me metí a La Parroquia como debe de ser: error. Una parvada de reporteros atendía a algún político en la mesa de junto y le tomaban fotos como si fuera estrella de rock. Me eché mi café y salí.

El espectáculo cuando uno sale a la calle a las 10 de la mañana es el mismo que cuando uno sale a las 3 de la tarde y a las 7 de la noche: autos, autos y más autos. Le dije al del estacionamiento:

- Oiga usté, cuánto tráfico
- Sí señor, y se pone cada vez peor
- ¿Peoooor?
- ¡Pero Xalapa es bonito! ¿A poco en el DF no hay tráfico?

Pos sí hay tráfico, pero el DF es todo plano como tortilla. En Xalapa uno tiene que subir y bajar calles, como si los autos fueran cabras.

En Xalapa las calles son angostas y sin orden, unas van pa' allá y otras van pa' acá. Si no fuera por el GPS seguiría dando vueltas. Además los conductores son envidiosos y no te dejan pasar si te equivocas al dar la vuelta: mi teoría es que tanto café que toman los pone un poco histéricos.

Preferí ir a Coatepec, que es un pueblo que ya conocía y qué diferencia: pura tranquilidad. Buena comida, gente amable, café barato y bueno. En la tarde estuve en la FILU como acompañante de Ave Barrera pero hice el fino arte de hacerme a un lado porque también la atacó una parvada de reporteros. En la noche a cenar y a dormir. Al otro día me despertó una retroexcavadora que estaba haciendo hoyos en la calle de al lado.

2
Como quedé de visitar a mi amiga Stephany en el puerto, enfilé mi auto hacia allá. Una hora de camino sin mayores contratiempos... hasta llegar a la playa donde un embotellamiento de tráilers de doble remolque me detuvo como media hora (ustedes no se imaginan lo que es estar en medio de 30 tráilers atorados). Pero llegando a la playa, chelitas a placer: me tomé como 8 de un jalón. También iba mi amiga Gilma que resultó ser una de las mejores acompañantes de viaje porque no tiene ningún problema de nada, se pone a leer en la carretera y cuando le da sueño se queda quietecita en su asiento y ni te enteras que está ahí.




Al regresar pedí indicaciones a un viejillo:

- Pa' Xalapa usté agarra la calle de allá, luego da vuelta pa' acá y luego sube dos puentes y ahí va a ver el letrerote "Xalapa pa' allá"
- ¿"Xalapa pa' allá"?
- Eit, Xalapa pa' allá

Seguí al pié de la letra sus instrucciones y vi el letrero de "Xalapa" sin el "pa' allá". Al poco rato la carretera se fue haciendo angosta angosta, con topes. Pensé "este viejito nomás me maloreó" pero no: más bien me mandó por la carretera libre y no por la autopista. Está muy bonita, pero después de una hora ya me estaba desesperando de no llegar. En uno de los topes le preguntamos a dos paramédicos que estaban boteando:

- ¿Voy bien pa' Xalapa?
- Ajá, sígase derecho y... y... ¿no nos dan aventón?
- Er... pueeeeees... pues sí, súbanse

Me dio la desconfianza chilanga de no saber si estaba subiendo a dos paramédicos de verdad o si en cualquier momento iban a sacar un picahielo para dejarme como coladera. Lo bueno es que siempre viajo con un cuchillo cebollero abajo del asiento. Pero no, resultaron ser gente buena y platicadora.

3
Como Xalapa y su tráfico ya me habían desquiciado un poco, la opción para dormir fue Coatepec. El error fue no buscar un hotel desde antes y a las 10 de la noche andaba como judío errante localizando un lugar dónde dormir (y que no tuviera cucarachas). Al final fue un hotel (Hotel Monroy) que tenía todas las habitaciones diferentes (supongo yo que un arquitecto malito de la cabeza lo construyó como dios le dió a entender). Como no me iba a ir a la cama sin echarme por lo menos una chelita, busqué un lugar dónde tomar un trago.

A dos cuadras del hotel encontré un barcito con wiskys baratos, pero con música que uno podría calificar entre guapachosa y naca. Me senté en la barra junto a una güera sabrosiana y un godínez. Tomé como si no hubiera un mañana. La güera se quitaba y se ponía su suéter y el godínez la sabroseaba con la mirada. Atrás de mí había un grupito de lugareños que bailaba al ritmo de "yo sólo quiero cantar en la radio para ganar mi primer millón" y oí que una de las chavas decía -refiriéndose a mí:

- Sácalo a bailar
- Noooo, me da pena
- Mira, está solito
- Noooo, me da pena
- Pero está tomando solito, ya lleva tres

Yo pensé dos cosas: "uno no puede echarse un wiskito sin que lo molesten" y luego "Memo, para de mamar, eres un antisocial de lo peor". Como me ganó la misantropía le dije al cantinero que me sirviera dos para llevar (en un vaso de plástico) y me regresé al hotel.

No les voy a decir cómo acabó eso. Nomás que como a las doce regresé al bar con dos sabrosianas y me salí hasta que se me acabó el dinero :S

5 comentarios:

  1. Jajaja lo que opinas de las calles de xalapa es lo que opino de las calles del DF, todas chuecas, cruzadas unas con otras, empiezas yendo en una dirección al norte y cuando te das cuenta ya estás yendo al sur =P

    Saludos
    Joako

    ResponderEliminar
  2. Vivo en xalapa desde hace 16 años y hasta la fecha JAMAS me voy a terminar de acostumbrar a las callesuchas esas, y en el centro están peor porque hicieron semejantes banquetotas que nomas uno no les encuentra razón de ser :S, pero tiene su lado bueno la ciudad, hay mucha vegetación por todos lados, los parques son re-bonitos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahhh eso sí. Harta vegetación por todos lados es la onda :D

      Eliminar
  3. Memo, ya no llegué a tiempo para ver a Ave, y eso que queria verla aunque fuera de lejitos :'( y de haber sabido que invitabas las chelas otra hubiera sido la historia, por cierto, soy la anonima del post de Ave :)

    ResponderEliminar
  4. Leslee: ya están las chelas contigo para la siguiente :D

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)