domingo, 23 de junio de 2013

Boy Scouts de la vida

Platicaba con Ave Barrera de los boy scouts.

Yo nunca he estado en los Boy Scouts y a lo mejor lo que voy a decir es una barrabasada: pero los veo en el parque haciendo actividades al aire libre y pienso "yo creo que nunca voy a estar en una situación en la que tenga que poner palitos en medio del pasto".

En lo que sí he estado, es en la situación de escoger un melón en el súper y no saber si está bueno por dentro o no. Ya me dijeron que tengo que rascarle el hoyito (ahmmmmm, el hoyitooo) y olerlo para saber su estado. Lo hago, huelo y digo "¿pa' qué lo huelo si no sé cómo huele un melón bueno?" ja ja ja ja ja.

Esas enseñanzas -que deberían de dar las mamás- se están perdiendo o llega uno a la edad de vivir solo y no sabes ni planchar tus pantalones. Una nueva organización de Boy Scouts deberían de ser un montón de hombres y mujeres treintones y una líder Scout que puede ser una abuelita. Te enseñaría cosas como:

- Los frijoles no se guardan calientes en el refri porque se acedan, mijo (la palabra acedar apenas la acabo de conocer y se me hace chistosa :P)

- Curso intensivo de cómo cortar un jitomate porque -como están aguados- siempre acabo presionándolos de más y les saco la pulpa. Al final quedan amartajados nomás y como chorizos.

- Taller para escoger aguacates. Que si son para hoy, que si te lo vas a comer mañana, que si son para la semana. Yo agarro mi aguacate del súper, lo tiento y pienso que está bueno: cuando llego a casa está tan aguado que casi parece guacamole

- Dos semestres de "cómo hacer arroz". Materias: que no quede batido, que no quede duro, arroz a la mexicana. Materia extra: paella valenciana.

- Curso completo de cómo conectar una estufa y una lavadora. Ustedes pensarán que es bien sencillo, pero yo le ayudé a conectar la estufa a una amiga y el de la tlapalería me tuvo que explicar que las piezas tienen un derecho y un revés ¿¿?? Y que a la manguera de plástico va de una manera y a las de metal de otra. Holy crap.

Ya una materia de expertos sería cómo curarte la cruda en una hora porque te tienes que ir de visita con tu mamá o mantenimiento intensivo para tu gato, ahora que están de moda.

Me imagino eso y veo a un montón de viejunos adentro de una casa tomando notas con su iPad mientras una dulce viejecilla les dice cómo remendar calcetines con un hueso de aguacate...

7 comentarios:

  1. "...remendar calcetines con u hueso de aguacate.."???? eso es para principiantes, uno puede decir que sabe remendar calcetines cuando utiliza un huevo sin cocer para hacerlo, uhmmm!

    ResponderEliminar
  2. Me apunto a los dos semestres de "Cómo hacer arroz" y su respectiva materia extra. Y el comentario del huevo es cierto. Cuando niño me dio esa clase mi santa madre.
    Para los melones, suelo buscar los que ya estén partidos, eso mejora las posibilidades de conseguir uno razonablemente bueno. Si eso falla entonces hay que hacerlo "en agua". En serio, ¡necesito aprender a guisar el arroz!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. hahahaha ;D
    Buenísimo. Sí, esto se debería de hacer.

    ResponderEliminar
  5. Mas que apuntada!!! Urgen esos cursos
    -Britt

    ResponderEliminar
  6. Que buen negocio, le diré a mi abuelita que seré su manager

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)