domingo, 9 de junio de 2013

Mbaye está en casa :D



Vino mi hermano Mbaye de visita al DF. Él vive en Cancún y tenía como tres años que no lo veía.

Alguna vez platiqué de Mbaye en este blog: por una razón religiosa y por un favor que le hice a la comunidad musulmana de Dakar, en Senegal, me lo pusieron de hermano. Somos hermanos de verdad.

Lo conozco desde hace 14 años. Nos hablamos mucho por teléfono para platicarnos nuestras penas. Tenerlo en casa es raro y es un asunto de confianza: no nos para el pico de tanto platicar y aunque nunca había venido a mi depa llegó como si la conociera de toda la vida: se sirvió del refri, botó los zapatos, se puso a rezar. Tenerlo aquí es bueno y me da mucho gusto :) Estoy feliz.

Mbaye habla una mezcla entre francés, español y wolof, que es la lengua nativa de Senegal. Frente a los demás siempre habla español, pero ya en confianza se le sale lo africano. A veces salta de un idioma a otro y supongo que si alguien nos oyera desde fuera no sabría ni qué hablamos :P Suena algo así como:

- Pues entonces tuve un grupo y com sí com sá y yo le dije que no
- ¿Patatí patatá?
- Si, la verdad es que está bon, pero ya sabes: kiv yu la cosa y no dineru no trebajo
- Tré bon, mano, pinches gringos
- Pul y ya

¿¿¿??? :P

Viví un tiempo con él en mi juventud lejana y como éramos pobres comíamos arroz con una mezcla de mostaza y cebollas. Cuando había carne la preparaba con cacahuate. A veces sopa de arroz con pescado.

Mi familia lo conoce bien y conoció a mi sobrino Sebastián cuando era muy niño. Sebastián jugaba fútbol con él y se le hizo común ver a alguien negro en casa -cosa que pocas veces sucede en México. Un día se me acercó (tendría como 5 o 6 años) y me dijo:

- Oye ¿Y Mbaye por dentro es como nosotros o también es negro?

¡Jajajajajaja! Awwwwww :3

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ustedes hacen el blog :)