domingo, 2 de junio de 2013

Viralidad y trascendencia



Hace unas semanas platicaba sobre el concepto de viralidad en internet ¿Cómo conseguir algo que se replique una y otra vez? ¿Existe una fórmula para hacerlo? Evidentemente no -de otra manera las empresas pagarían millones por la fórmula exacta- pero existen ciertas cosas que pueden aumentar las probabilidades de que algo se haga popular o no.

Uno de los primeros requisitos es que el contenido a lanzar sea trascendente (lo cual no quiere decir que sea serio): pueden ser cosas que conmuevan -la fórmula Coca-Cola de apostar por historias cursis-, historias de denuncia o en el mejor de los casos, algo gracioso. Otro factor determinante debe ser la sorpresa: que nadie en la audiencia espere lo que va a suceder o de otra manera se vuelve común. Con esto en mente, hace unas semanas trabajé un sitio de gifs que se llamaba "Moneras y Moneros" que sigue una fórmula más o menos conocida: ilustrar con imágenes animadas situaciones que viven los historietistas de México. Con mucho humor, claro está, lo cual es otro tema totalmente diferente.

Un Tumblr de este tipo no es una fórmula nueva en internet, pero sí lo fue en el nicho al que iba.

Traté el experimento por generaciones, es decir: gente en mi círculo social cercano, amigos de los amigos y después gente con la que no tuviera relación alguna. Como no dispongo de más elementos para analizar esto, decidí parar en la generación 4. Ejemplifico:

Generación 1: yo
Generación 2: Amigos cercanos
Generación 3: Amigos de los amigos
Generación 4: Gente sin relación aparente a mí

Para cerrar más el campo, opté por cerrar el trabajo una semana y 100 posts después.

Lancé algunos ganchos en la generación 2: busqué personas que tuvieran un gran número de seguidores. De 15 seguidores el primer día, al tercer día aumentó a 63 (4 seguidores en promedio por cada sujeto de la generación dos) y al cabo de unos días esta cifra aumentó hasta llegar a 367 que fue, al parecer, la generación 3. Al final terminó con 1672 seguidores de 4a generación.

Otro de los factores que determinaron el éxito de este sitio fue el anonimato. Hasta este momento no me había adjudicado la autoría de este Tumblr porque, me parece, que al saber quién es el autor, se podría incurrir en ciertos vicios ("ahora pon un gif mío" o "tu último gif no fue tan gracioso") lo cual modificaría la manera de armarlo.

La fórmula de trabajo fue 1-3-1: un post especializado en moneros, tres de interés general y uno más dirigido a alguna persona en específico. Es decir que de esos cinco, cuatro podrían ser entendidos por cualquier persona ajena al medio y uno sería incomprensible para alguien que no estuviera dentro (sólo chiste local, pues). Sin embargo, este serviría para enganchar a más seguidores de la generación 2 y 3.

La conclusión que saqué es que si bien hay cosas virales cuyo comportamiento no se puede cuantificar (digamos, un video de gatos), sí se puede llegar a un buen número de seguidores si se aplican ciertas reglas o modelos razonados. También funciona el tener una idea muy clara del público al que quieres llegar y no sólo "que se haga popular por sí mismo".

No siempre funciona, claro está, y aplica desgraciadamente  lo que dice este documento: sólo puedes lograr que algo sea viral si tienes mucha suerte. Aunque no siempre uno se puede dar el lujo de hacer experimentos y experimentos hasta que algo funcione ;)

3 comentarios:

  1. AJá, ¿con qué fuiste tú todo el tiempo? Pues ...¡BRAVO! Me pareció un tumblr inteligente, gracioso y muy divertido. Estuvo perfecto.

    ResponderEliminar
  2. por este tipo de cosas es que soy fan de tu trabajo, ya te lo había dicho?

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)