lunes, 24 de junio de 2013

Telegramas



Tengo que escribir un texto sobre los telegramas para Milenio (luego les cuento la razón ;P) así que me fui a dar una vuelta a una oficina de Telégrafos de México, a ver qué hacen.

Nomás hay una empleada '___' No tienen más gente.

Me contaba la señora (muuuy amable y cordial) que lleva más de un año sin mandar un telegrama personal :( Es decir, ni una felicitación, ni un saludo: todos los telegramas que ha mandado en el último año han sido cosas oficiales como "está usted desahuciado" o "tiene dos días para sacar sus triques"

Jajajajajaja

No, no es cierto. Telegramas tipo "Aceptamos a su hijo en la guardería oficial" o "Su fecha de vencimiento es el 20 de julio". Y es que ahora la mejor característica de los telegramas es que son oficiales y seguros: no su inmediatez, para eso mejor un email, pero son documentos avalados así que no hay de que "no te llegó la pensión".

Sin embargo le dije a la señora telegrafista que me enseñara algún telegrama personal que tuviera por ahí:

- No puedoooo
- Ándeleeeee
- Es que es delitooooo
- Ándeleeeee
- Bueno, pero rápido (parece que le estaba pidiendo un beso).

Me dejó ver uno. Decía, lo juro:

TOC... TOC... FUSIÓN

O_o

Estoy seguro que detrás de ese telegrama hay una buena historia que nunca sabré.


1 comentario:

  1. :3 Con un texto así, has de estar que te come la curiosidad...

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)