lunes, 3 de junio de 2013

Ya ni la muela


Hay dos profesiones que uno sólo va a ver cuando las cosas están muy mal: el dentista y el mecánico. Bueno, y los médicos. Y los abogados. Bleh, ya me entendieron la idea.

Cuando el doctor me revisó mi muela, levantó las manos al cielo y dijo:

- ¡Válgame Dios, qué infección traes!
- ¿Bedá que bsí? Be duele retefeo -dije yo con la boca hinchada
- Voy a meterte un cartucho de anestesia y una inyección en la pompa pa' la infección, a ver, recuéstate
- ¿Bedo así dobás? ¿Sin inbitadme un cafecito? 
- Acuéstate y deja que te atienda

Platicando con el dentista resultó que lo conocí de niño, pero no me acordaba de él. Además me enteré de que no es dentista sino cirujano de no sé qué cosa. La vida lo llevó a ser dentista y es muy bueno.

A los veinte minutos me dijo:

- ¿Qué tal va la anestesia?
- Bues, creo que do be ha hecho nabda
- A ver, para la trompa como si fueras a dar un beso
- ¡Ay doctor, usté ba buy rápido!
- Que pares la trompa, te digo, para ver si sientes el labio
- Mhhhh mmmh mhhhh

Creo que lo desesperé un poco con mis tonterías. Es que estaba re nervioso.

Tres cartuchos de anestesia después me dijo que algo pasaba que no me estaba haciendo como debía. "Es que estás bien grandote". Que debía sacar la muela del juicio que estaba toda atravesada y la de junto, que estaba insalvable. Pero como ya traía todo mal, que lo iba a hacer a media anestesia o nada.

- Doctor, haga do que tenga que haced, podque ya bde duede mucho

Se colgó de mi muela, la cortó, cortó la otra y raspó como si tratara de sacar el cochambre de la estufa. Yo nomás sentía cómo mi cráneo se cimbraba como maraquero. Después de media hora me dijo:

- Ya quedó. Todo está bien y limpio y ¡mira nomás qué cosa traías ahí! ¡Mira! ¡mira!

Me asomé a su recipiente y vi algo así como un alien acabado de nacer. Qué horror y espanto. Pero bueno, a partir del viernes ando todo molesto pero ya no tengo nada de nada: ni infección, ni dolor, ni muelas, ni dignidad ¡nada! :D ¡Viva!

3 comentarios:

  1. ¿Y no se la dejaste al ratón de los dientes?

    ResponderEliminar
  2. Ahhh... Yo quería ver una foto de la muela sacada... :(

    ResponderEliminar
  3. Seeeh...si con tu relato me andaba cajeteando de la risa, hubiera sido un detalle subir la foto de la muela! :D

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)