miércoles, 3 de julio de 2013

Tire los papeles en el bote

Siempre me he preguntado quién dicta las condiciones de higiene en los baños públicos. Por ejemplo, hay lugares en los que un letrero amablemente te pide que pongas los papeles dentro del bote de basura después de que te limpiaste finamente tu colita con ellos. El resultado es que hay un montón de pedazos de papel de baño con mengambrea asomándose junto a la taza. Esto es, según el letrero "por higiene".

En cambio hay lugares donde -igual por higiene- te piden que los eches dentro de la taza y después le jales a la cadena. Lo que sucede aquí es que si alguien no le jala bien a la llave del agua, se queda un molote de papeles mojados en el fondo del wc (con su respectivo mojón).

Lo mismo sucede con las toallas para secarse las manos contra los secadores de aire. Parece que entre los fabricantes hay una batalla campal por adueñarse de los baños públicos. Los de aire te dicen que cada vez que le secas las manos así estás salvando árboles (yo dudo que estos fabricantes se pongan a sembrar pinos o jacarandas). Mientras que el argumento principal entre los dispensadores de papel es que los secadores de aire arrojan miles de bacterias al ambiente cada vez que los prendes, así que por consecuencia ellos son más higiénicos. Además de que están hechos con papel reciclado y salvas árboles.

Los hombres sabemos que ni una ni otra: te secas las manos, te mojas el pelo y el agua que sobra te la secas en el pantalón, ya sea en las pompas o en los muslos ¡ja!

2 comentarios:

Ustedes hacen el blog :)