martes, 13 de agosto de 2013

Google Now, adiós a la privacidad


¿Qué tanto estamos dispuestos a ceder, con respecto a nuestros datos personales, para obtener información útil? Si el debate sobre lo malo que es que nos espíe el gobierno estadunidense es válido ¿qué tan bueno es que tú cedas toda la información sobre tu trabajo, hábitos de consumo y de vida amorosa?

La pregunta se antoja un poco ingenua cuando hay quien pone en su Facebook hasta lo que comió. Estamos acostumbrados a publicar todo lo que hacemos con tal de compartirlo con nuestros amigos pensando que, tal vez, toda esa es información no le sirve a nadie y que con tantos millones de usuarios en el mundo no hay quien se fije en un pobre baboso como uno.

Y entonces llegó Google Now.

Google Now promete "información útil antes de que la necesites"; picado por la curiosidad la instalé en mi equipo Android y la dejé correr unos días. No hice nada: sólo la deje instalada sin acordarme de ella.

La siguiente vez que abrí una búsqueda en Google desde el trabajo me abrió las "tarjetitas" que son pedazos de información con el clima... y el tiempo que iba a hacer hasta mi casa ¿Mi casa? Google Now ubica dónde pasas la mayor parte del tiempo gracias al GPS y puede "intuir" que a tu casa vas todos los días a la misma hora y que pasas ahí toda la noche. Al otro día la abrí desde mi casa y me señaló el tiempo que iba a hacer hasta mi trabajo. Porque, eso sí, busca la información del tráfico en el momento que la abres y te da rutas alternas.

Si vas a un mismo lugar todos los días de la semana, Google Now sabe que ahí trabajas con total exactitud y te señala el edificio y la empresa donde estás. Sin meter datos. Sólo te pide que confirmes si ese es tu lugar de trabajo. También aprende, digamos, si los fines de semana te vas con la novia o con la mamá y lo señala "como un nuevo lugar" al que vas los sábados y domingos.

Usar la palabra "aprender" es muy común cuando usas esta app.

Si haces una búsqueda en Google desde tu casa para localizar -digamos- un bar, al momento de que sales te dice cómo llegar. Si sales a comer los fines de semana, te da las recomendaciones de restaurantes cercanos. Ni qué decir si tienes tus calendarios sincronizados (como yo): te da recordatorios de todo lo que haces o dejas de hacer. En tu teléfono encuentras todo lo que necesitas.

Si pasas, digamos, más de dos horas en un lugar, esta app sabe que estás ahí por algo y lo registra. La siguiente vez que regresas ahí, ya lo tiene ubicado como un punto importante en tu vida. No hay manera de escaparse pero no es que me queje: desde que la uso puedo saber si cerca de mi casa está lloviendo y si el tráfico está pesado. Si lo está, mejor espero un rato más en el trabajo antes de salir.

Lo acepto: cedí mi información personal de una manera estúpida. Pero en este momento -y con tantas cosas que tengo en la cabeza- Google Now se ha convertido en mi asistente omnipresente. Me pregunto ¿en qué se convertirá en unos años?

4 comentarios:

  1. ¡Me encanta! La tecnología es una aliada, no se debe ver como teoría conspiratoria que Google quiere saber los hábitos de sus usuarios. Eso es para vender, obvio, pero vivimos en el capitalismo y somos consumistas, bla, bla, bla. Si esta App ayuda en cualquier cosa a pasarla mejor, ¡viva!

    ResponderEliminar
  2. La tecnologia es muy buena, el hombre es el malo

    http://www.jotdown.es/2013/08/lo-que-el-big-data-puede-contar-sobre-tu-culo/

    joako

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, la app es realmente útil y te presenta información que te facilita mucho la vida.

    ResponderEliminar
  4. A mí también me gusta pero el GPS activo todo el día hace que me dure poco la batería del celular y el saldo :(

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)