domingo, 8 de septiembre de 2013

Food Truck Bazar: ¿Comida para la gente cool?


Los Food Trucks (Camiones de comida, concepto nacido en Estados Unidos) tienen varias ventajas sobre los puestos fijos callejeros tan comunes en México. En primer lugar, el dueño del camión no tiene que pagar por un local: se pone en una banqueta, vende sus cosas y se va en la noche. No sé si tenga que pedir permisos (supongo que sí) aunque todos los demás también los pagan. Por otro lado el comensal que va en la calle buscando unos tacos sin salmonela, ve el camioncito y come sin temor a que le de una infección, pues uno de los conceptos básicos del Food Truck es que es buena comida tipo Gourmet. Nada de tacos de mixiotes de la esquina.

Sin embargo, como dije, es un concepto gringo. Esto es porque allá no hay una señora que venda tamales en la mañana ni un puesto de lámina con tacos de cabeza (o por lo menos las veces que he ido no me ha tocado ver eso, nomás kebabs y carros de hotdogs).

Este fin de semana se instaló un bazar de Food Trucks en la Ciudad de México: creo yo que por el éxito de programas como Eat Street donde se ven a ejecutivos popis de ciudades como Chicago o Los Angeles comiendo en la calle ¿aunque no es eso demasiado godín?.

La hipsteriza. Estaba lleno de gente cool que iba a comerse un taco de pescado por 40 pesos o una ensalada de a 90. No me crean, vean estas fotos:



¡HIPSTAAAAAH!

No me gusta ser prejuicioso, pero todo se veía tan ¿falso? ¿poser? ¿hipster?. Es decir: gente que decía "oooh, por fin alguien va a vender hamburguesas buenas en la calle" pero... er... bueno: el chiste se cuenta solo. La comida era cool sólo porque venía de un camión que alzaba su techito. Nada más. La gente que atiende es normal aunque, eso sí, los camiones son están muy bien pintados y se ven limpios (nada que ver con el puesto de tacos de guisado de la esquina, que adorna con hojas de papaloquelite).

Me quedo con un sentimiento encontrado. Por un lado aplaudo que se abran espacios para gente con iniciativa que quiere vender comida de calidad en la calle. Por otro, la banda que fue a comer se sentía como si estuviera comiendo en Portland. No dudo que esto se vuelva una moda y que al rato sea común ver camiones de comida en ciertas zonas de la ciudad: la Roma, Condesa, Coyoacán. Eso sí: supongo que salir del bar a las 3 de la mañana y haya quien te ofrezca unos falafeles para bajarte las cubas debe ser un gran alivio (¿eh? :P).

10 comentarios:

  1. Jaja. En mi pueblo, una localidad semivacía por la migración a EEUU (Michoacán); existen algunos puestos de comida similar desde hace años. Aunque la gente como no lo relaciona como algo "cool" le da igual comer ahi o en un puesto de tacos.

    Malditos hipsters

    ResponderEliminar
  2. Hay food trucks bazar todos los días en el metro balderas, hidalgo e insurgentes...

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que todos los puestos de comida al principio se ven siempre bien limpios, hay que ver si pasando el tiempo aun los conservan así.

    Que chistoso ese comentario de: "oooh, por fin alguien va a vender hamburguesas buenas en la calle", se ve que es gente que no come en la calle por sangrones.

    Saludos
    Joako

    ResponderEliminar
  4. Yo fui hace como... dos tres fines a DF y me tocó ver como tres por la Roma y por el Blackberry... no comí ahi porque estaba caro, yo si me fui a los tacos con tierrita de toda la vida.

    En mi rancho (AKA saltillo) hay algunos de esos, pero normalmente afuera de las universidades o cosas así. Nada gourmetoso.

    Lo cool de las food trucks, es que quitan el prejuicio de "puestito de la calle", que normalmente tiene la gente, como si ponerte a vender así fuera degradante, la gente que he visto con Food trucks, es gente popof, que antes ni se le pasaba por la cabeza "vender en la calle". Supongo que está bien porque la mayoría de la gente, no le gustaria poner un puestito, pero no tiene varo para un restaurant o algo asi...

    Como si un carrito sandwichero fuera muy diferente, pero que se le va a hacer, asi somos de payasos.

    ResponderEliminar
  5. Creo que no aguantas nada y que piensas demasiado. Esto es buena comida callejera y nada más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A propósito de eso el slogan era "Comida de la calle, no callejera" :P

      Eliminar
  6. Pues acá por mi chamba ya hay tres camiones de esos (en la misma calle): uno de cafés, otro de burritos y el otro es de ensaladas. Y sí, la comida es carísima y nada fuera de lo común.

    La cosa es que están en las inmediaciones del centro Bancomer, no serían tan exitosos si estuvieran en los barrios bajos iztapalapenses.

    ResponderEliminar
  7. A ver cuanto les va a durar el gust allá en México, ya que mis paisanos, sobre todo los popis, son muy novedosos y veletas. Cuando se abre un restaurante nuevo, acuden todos en tropel, y ya que les pasó la novedad, van en busca de algo nuevo. Yo me daba cuenta de eso cuando vivía en SLP.

    Aquí en Calgary, AB, Canadá, también están o estaban de moda esos camiones con comida "gourmet",( yo nunca los he visto) que ponen en los vecindarios "trendy" y anuncian por radio, con mucha fanfarria, como si fueran la gran cosa, donde van a estar ese día o noche.

    Acá por mi rumbo, un barrio viejo, siempre ha habido camiones de comida donde venden hotdogs, hamburguesas, y papas fritas, sin faltar los tradicionales camiones de paletas y helados que recorren toda la ciudad durante el verano. Los camiones con comida gourmett" vienen siendo la misma gata, pero revolcada.
    Saludos,
    Minervita,
    Alberta,Canadá







    ResponderEliminar
  8. En Coacalco hay un (¿Negocio?) de unas combis llamadas "Foodstock" muy hippies (según) donde venden jotdocs y hamburguesas superriquísimos. Comer ahí te sale casi igual que ir a mcdonalds o burguer king, pero está rico tipo jotdoc con lasagna encima, o chili, o camarones bla bla. Creo lo empezaron unos chavos de UVM.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)