domingo, 15 de septiembre de 2013

¿Nada que celebrar?


Yo siempre he dicho que la Ciudad de México no son los edificios, ni los parques, ni las calles. La Ciudad de México no son las fuentes, ni los segundos pisos, ni los monumentos. La Ciudad de México somos los que la habitamos, las personas y el señor que vende gorditas, y la señora que me vende nopales en el mercado. También es ese investigador que siempre me da lata y la gente que quiero y mis papás y mis hermanas con cara de ratón.

Eso aplica a México, como país.

Veo un sentimiento de pesimismo entre mis amigos. El "nada que celebrar" es el tema de la desolación. Es una postura -entendible, tengo que aceptarlo- que el gobierno no da una, que la economía está para el perro y que hay conflictos por todos lados.

Jorge Volpi, en su libro "Leer la mente", relata que estamos completamente afectados por lo que pensamos. En un tono científico explica que no existe esa cosa llamada "mala suerte" sino que son ideas implantadas en nuestro cerebro. Si para uno la "mala suerte" es que te agarre la lluvia cuando vas todo fufurufo es -literalmente- ahogarse en un vaso de agua. Pura percepción.

Sí, hay muchas cosas que arreglar en el país pero con pesimismo no se arreglan. Sí, la economía está del nabo pero ¿no puede hacer uno algo personalmente por tener una vida mejor?

Estos día he estado muy de buenas. Me doy cuenta que dándole duro al trabajo se pueden hacer cosas. En otros países -y entre la clase media- la gente ganaría tres veces más si le tupiera el mismo tiempo que le tupe un trabajador mexicano. Pero entonces hay que darle cuatro veces más, no hay de otra.

No vengo de una familia acomodada (más bien siempre fuimos pobretones) pero hoy tengo gente que me quiere, un six de cervezas en mi refri y una casa dónde llegar. Es mucho más de lo que tiene la mitad de la población mundial. Y ayudo a quien puedo.

Celebren que a pesar de que México está como está, por lo menos tenemos posibilidades. Podría estar mejor -claro- pero eso depende de cada quién. Celebren por ustedes, no por los edificios ni por esa idea que tenemos de México.

¡Salud! :D

3 comentarios:

Ustedes hacen el blog :)