miércoles, 20 de noviembre de 2013

Entrevista a Milo Manara en México


No presumí por acá que ahora que Milo Manara estuvo en México, me tocó entrevistarlo para Milenio. Lo agarré muy cansado, después de un día de estar dando entrevistas. Se echó un cigarrito, me dijo que platicáramos un rato y esto es lo que salió :)

En la prehistoria —me explica Milo Manara entre risas— estaban los hombres de Neanderthal y los homo sapiens. Los Neanderthal no dibujaban. Los homo sapiens, sí. Esa era la diferencia entre ambas especies. Entonces podemos decir que el dibujo nació con la humanidad. Muchos dicen que el oficio más viejo es el de prostituta, pero yo digo que no, que es el de dibujante”.

Milo Manara, el maestro y máximo representante del cómic erótico en el mundo, platica conmigo de manera muy amable, sin prisas. Después de todo un día de actividades en México —esta es la primera visita a nuestro país— se ve cansado, pero aún así tiene tiempo para sentarse a platicar jovialmente. “Vine a México porque no sabía si aquí había alguien que conocía mi trabajo (ambos reímos) y porque conozco la historia antigua de México: los aztecas, toltecas. Y más reciente, estoy familiarizado con Zapata, Villa. Y el trabajo de sus artistas: los muralistas como Rivera, Siqueiros. Frida Kahlo me encanta. ¿Sabes qué lugar me gustaría conocer de México? Cuernavaca”, al tiempo que sonríe misterioso.




Milo Manara viene como invitado a Festo Cómic, la convención de historieta mexicana más importante de nuestro país. Nacido en Ludon, Italia, en 1945, Manara es bien conocido por su obra Click, El perfume del invisible o Verano indio, donde combina el dibujo limpio y exquisito de mujeres hermosas, con un canon de belleza irrepetible y que se ha convertido en su marca personal ¿Existen las mujeres de Manara? ¿Hay una mujer tan hermosa como todas las que aparecen en tu obra?, pregunto “mira, cuando yo era joven miraba en la calle la figura femenina. Me quedaba en los parques muchas horas con mi libreta, viéndolas pasar. Pues para mí, las mujeres en la calle son mucho mucho más hermosas que las que aparecen en mis dibujos ¡las mías son fantasías! ¡Las de la calle son reales!"

Es imposible no preguntarle sobre el erotismo y sobre el papel que la mujer representa en su obra “La percepción del erotismo ha cambiado continuamente en el espacio y el tiempo. Lo que es erótico aquí en México, o en Italia, es delito en Afganistán ¿me explico? Y lo que era erótico en el siglo pasado, cuando bastaba ver un pie para tener pensamientos turbulentos, ahora ya no lo es. El erotismo cambia siempre, va de atrás para adelante.




Y creo hubo una época —continúa— más o menos a finales de los años sesenta en que el erotismo también desempeñaba un papel liberatorio para la mujer. Me gusta pensar que yo formé parte de ella, pero en mi juventud para mí era un juego, tenía afinidades políticas, luchaba contra un sistema. Mi trabajo formaba parte de todo ese movimiento revolucionario. Ahora veo, tristemente, que hay un papel más comercial de él. Está sobreexplotado y demasiado utilizado en publicidad. En internet hay una gran cantidad de erotismo virtual que ha cambiado el sentido mismo del concepto”.

¿Pero no haces tú mismo un erotismo virtual? Es decir, son fantasías, es la idealización de la mujer la que vemos en tu obra” contesto. “De acuerdo. Pero la diferencia es que yo necesito la complicidad del lector para que funcione. No hay nada, no hay un cuerpo, no hay carne. Son solamente unas líneas y necesito que el lector tenga una complicidad muy fuerte conmigo para que crea que esa línea es un árbol, un auto o un cuerpo. El lector es mi cómplice en todo momento”.

Podemos mencionar a tres personas que han estado ligadas a la vida de Milo Manara. El primero es el escultor malageño Miguel Berrocal, en cuyo taller el joven Manara descubrió el arte de la figura humana. Fue en su biblioteca donde encontraría el cómic Barbarella, de Jean Claude Forest. La aventura espacial de esta bella mujer (no podemos dejar de recordar a Jane Fonda) lo marcaría de por vida y es ahí cuando decide dejar su carrera poco afortunada de pintor para dedicarse a la historieta.

La segunda persona es el director de cine Federico Fellini:Fellini es y será mi director favorito de todos los tiempos. Extraño mucho la manera de trabajar con él”, me dice. La relación con Fellini se da después de que el director italiano hace un viaje a México para emprender un proyecto en el que estuvo involucrado Carlos Castaneda. Este viaje resultó un tanto desastroso (Castaneda desapareció misteriosamente durante el viaje), pero que derivó en el guión “Viaje a Tulum”, una crónica desventurada de aventuras en la selva mexicana. Cuando Milo Manara leyó este guión, quedó fascinado y pidió a Fellini trabajarlo en forma de historieta. Esto derivó en una de sus amistades más estrechas hasta la muerte del director, en 1993.

Manara y Fellini
La tercera es Hugo Pratt, historietista y creador de Corto maltés. Para Milo conocer a Pratt fue el principio de una relación de maestro y tutor. Pratt convirtió a Milo en su discípulo y amigo, y él a su vez lo convirtió en uno de sus personajes más inolvidables: HP, de sus aventuras con Giuseppe Bergman (alter ego del propio Manara). Esta relación fructificaría años después en el guión que Pratt escribió para Manara: Verano indio.

Aunque soy reconocido por mi dibujo erótico, digo con orgullo que mis historietas no son machistas” dice “las mujeres que presento son libres. He tenido encuentros con grupos feministas, pero han sido generosas y lo aprecio mucho. No hay choques entre ellas y yo. Más que ser una cuestión de género, machista, feminista, o de lucha, estoy convencido de que la historieta puede convertirse en medio de cambio en la sociedad. Y es que la sociedad solo puede cambiarse desde la cultura, no hay manera de hacerlo de otra manera”. Al preguntarle sobre la mujer perfecta y las actrices que más admira, me responde “Me gusta mucho Angelina Jolie. Es preciosa. Además Kim Basinger, es de preferidas. Pero mi actriz erótica favorita de todos los tiempos es Kim Novak ¿la conoces? Es bellísima”.

Kim Novak
Manara habla de cine, de su relación con Fellini a quien considera el mejor director de todos los tiempos. “Pero también disfruto mucho el trabajo de Kubrick. por otro lado me encanta lo que hace Ridley Scott o Robert Rodríguez a quien descubrí hace poco. Quien me gusta mucho es Quentin Tarantino, es fabuloso”.

¿Qué sigue para ti, Milo?”, le pregunto. “Justo ahora estoy dibujando la vida de Caravaggio, el pintor. Así que estoy leyendo mucho sobre él, casualmente en el avión que me trajo a México me encontré un libro sobre su vida. Después, no sé. Yo espero que pase mucho tiempo para que deje de dibujar. Yo amo la historieta y espero continuar haciendo esto durante muchos años. La gran ventaja de la historieta es que va cambiando, se va modificando: la puedes leer en el inodoro, pero también en el iPad. Con la tecnología moderna tiene un espacio enorme. Siempre hay posibilidad de seguir dibujando y eso es lo que quiero hacer. No está mal ¿no crees?”.


2 comentarios:

Ustedes hacen el blog :)