domingo, 8 de diciembre de 2013

Mosca: Coverearse a YouTube


La Mosca, la Mosca chimuela (aha ahaaa).

Compre usted la revista Mosca. Si va usted a la sección miscelánea encontrará la columna Dinamita Nitrogenada, nombre nerdo que tiene que ver con la tela de las arañas (don't ask) en donde a partir de este número hablaré de tecnología y cosas nerdas (ay papá). Como la Mosca no tiene página web (ni la necesita que para eso usa Facebook) les pongo acá mi texto :) Saludos, moscosos.

Coverearse a YouTube



Gangnam Style representó para Psy, además de fama mundial y montones de dólares en ganancias directas el año pasado, un nuevo precedente para YouTube que tuvo que desembolsarle al rapero coreano cerca de un millón de billetes verdes -según los cálculos más conservadores- por todas las veces que alguien le dio play a su video. Sin embargo, no solo ganó por su reproducción directa: obtuvo ganancias por todas aquellas personas que lo coverearon y por todos aquellos que musicalizaron los XV años de su prima con pedazos de esta rola. Psy ganó por todos lados.

¿Cuál es la política de YouTube cuando le pones de fondo a un video una canción comercial? La respuesta no es sencilla: por un lado antes de subirlo te preguntan si eres dueño de todo el material que subes, incluido el audio, bajo pena de que te lo bajen o que aparezca sin sonido. Pero en algún momento los artistas se dieron cuenta de que un video bien realizado y musicalizado con su material podría servirles de promoción; business is business: en vez de bloquear el video por default, YouTube les dio a las bandas la opción de ganar con ello. Así cualquier video en donde aparezca una rola con derechos de autor no podrá ser comercializado por ti, pero sí por el artista, y esa es la razón por la que aparecen esos espantosos anuncios antes de que comience la reproducción o te impongan un banner inferior que cubre casi un tercio de la pantalla aunque tú hayas hecho una obra de arte visual.

No todos los artistas escogen este modelo de negocio. Hay unos que no permiten el uso de sus canciones más que en su sitio oficial y en cuanto subes una rola no autorizada, YouTube te lo advierte; también hay quien escoge que sólo se reproduzca en ciertos países (que la rola salga en Canadá pero no en Perú, por ejemplo) lo cual, fuera de ser discriminativo, evita que un lanzamiento aparezca en un país donde no se puede conseguir aún el álbum ¿Cómo saber qué escogió cada artista? No se sabe: por eso subir un video con una canción que tenga derechos es un albur que ni dios padre conoce.

YouTube ha perfeccionado de tal manera su identificador de canciones (y de video) que aún siendo un cover pueden saber si la canción pertenece a algún artista, ya que legalmente están cubiertas la música y la letra de ésta. Ahora pensemos al revés ¿Cómo hacer si eres un artista independiente y quieres que se apliquen las mismas políticas pero a la inversa? Aquí el asunto se pone difícil porque tienes que comprobar (mediante un formulario y papeleo legal) que eres dueño de tu pieza musical, tú y sólo tú, y no una disquera.

Si ya hiciste un video al que le invertiste tiempo y no sabes cómo musicalizarlo, la mejor opción es ir a un sitio donde nuevos artistas distribuyen sus rolas libres de derechos de autor, usar una y darle promoción. La otra opción, claro está, es que hagas tu propia música con xilófonos, serpentinas, máquinas de escribir y botellas, como lo hace la banda hipster. No falla.

1 comentario:

  1. Ah, ese tal Psy. Desagradable.

    Y la bandita hipster... más que desagradables también.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)