miércoles, 1 de enero de 2014

20 años del EZLN


Hace 20 años yo estaba en casa con mis papás viendo las noticias. Había comunicados especiales: se había levantado un ejército de guerrilleros en Chiapas. No se sabía muy bien qué pasaba pero se hablaba de muertos y de que el ejército estaba allá.

Recuerdo ese día. Mi mamá me decía "¿Y ahora qué pasará?". Se hablaba de otra Revolución Mexicana.

Eran años duros, el PRI ejercía un poder total sobre los medios, y ellos decidían lo que sabíamos y lo que no. Las noticias eran tendenciosas: los zapatistas eran "los malos". Las imágenes de los encapuchados aparecían una y otra vez en la televisión y no había manera de enterarse de otra cosa. Sin internet, el único periódico de izquierda era La Jornada que vivió una de sus mejores épocas.

Pasó ese día y no recuerdo cuántos más. Se hacía pública la imagen de el Sub Marcos y el gobierno lo trataba como terrorista -tal cual- y se hacían muchas hipótesis sobre quien era.

En las calles del DF había pánico. Platicaba con Ave Barerra, que en ese entonces vivía en Guadalajara y me dice que allá no se sabía mucho. "Unos revoltosos" nomás.

Un día dijeron que los del EZLN había arrancado rumbo al DF. Que venían a caballo y armados. Las vecinas de mi mamá bajaron a platicar en la mañana:

- Vienen los de Chiapas
- ¿Y ahora?
- Dicen que van a cerrar las entradas al DF, va a haber desabasto de cosas
- ¿En serio?
- Sí, me lo dijo el amigo de un amigo que es reportero

En la noche fuimos con mi papá a la tienda Aurerrá que está en Mixcoac. Planeamos comprar todo lo que se pudiera con el poco dinero que había. Todos pensaron lo mismo y fue una de esas veces que la gente se arrebataba las bolsas de arroz y frijoles. Todos querían tener sus despensas llenas "antes de que llegaran los zapatistas".

Lo que pasó después, todos lo sabemos. Ni desabasto ni nada. Pero a nivel de calle fue de las pocas veces que recuerdo paranoia en las casas, emoción mezclada con miedo, y esperanza de saber que alguien se le había puesto al tú por tú al gobierno.

Puse algunas fotos de esos días en un álbum de Facebook de Idos de la Mente. Por si gustan :)

2 comentarios:

  1. Yo tenía 4 años en ese entonces y recuerdo que el culto a la imagen de Marcos en ése entonces era algo así como "ES UN GUERRILLERO ARDIENTEEEEE" Y años después recuerdo que la nota era "Marcos está GORDOOOOOOOOO"

    ResponderEliminar
  2. Ok es oficial: estoy obsesionada con los juegos del hambre D:

    (relaciono cada acontecimiento historico con la novela)

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)