lunes, 27 de enero de 2014

La gente de Guadalajara está loca, les digo


El tipo de arriba (no yo, el feo) se llama Héctor Gutiérrez. En la foto sale con cara de despistado pero porque así nació. Bueno, pues está loco. Igual que todos los de Guadalajara, están locos, les digo.

Estaba yo en la perla tapatía buscando dónde echar cerveza. Héctor me dijo: "Pos yo te llevo, wey". Estupefacto respondí "¿Pero pues dónde, caballero?" con esa amabilidad y sencillez que nos caracteriza a los capitalinos. "Pos por mi casa, wey". Así me dijo.

- Mira mano, si vas de la avenida pa' allá, pos está este y el otro. Pero si es de la avenida pa' acá, pos este y este -dijo Héctor, con acento tapatío
- ¿Eh? ¿Excuse me?
- Pos sí, wey, de la avenida pa' allá es un Guadalajara y otro de la avenida pa' acá

En el barrio donde vive Héctor hay unos árboles que dan algodón. Hay un bar que tiene la foto de un adolescente que murió ahí... por estar borracho (¡oh ironía!). Las mujeres se visten con sus mejores galas para ir al bar de la esquina, donde sólo dan chicharrones de harina. Y todos van a la iglesia, los domingos, eso sí.

Eso es de la Guadalajara pa' acá. De la Guadalajara pa' allá, la gente va en camionetas y las damitas son finolis. Tengo familia que vive pa' allá que nunca se ha subido a un camión, porque eso es de la Guadalajara pa' acá. Con tanto acá y allá, me dio hambre.

- Mañana vas y en el puesto de tortas ahogadas pides unos tacos dorados -me dijo
- Oye, hombre, pero es que yo no como carne ¿tacos dorados de qué o qué?
- Noooo'mbreeee es que hay tacos dorados, y tacos dorados de las tortas ahogadas, que son otros tacos. Tú pídelos, hay de papa y de frijol.
- Okeeey

Al otro día fui al puesto de tortas ahogadas y me dieron unos tacos que no son tacos sino tortillas dobladas agarradas con palillos. Son estos:



Esos tacos se sirven con col, lechuga (creo), rábanos y encima le ponen un caldillo frío de jitomate (el que se asoma en la bolsita del lado derecho) con crema, queso y limón. Te los comes con cuchara que se rompe porque están tan duros que seguramente los inventaron los coyotes.

Le mandé un mensaje a Héctor:

- Esos no son tacos dorados, mano
- ¡Que sí son!

Me comí 4. La verdad es que con la cruda hasta me supieron ricos.

Guadalajara es un ranchote. Se me ponchó una llanta y fui a la vulcanizadora. Le dije al que atiende que me echara la mano y mejor me dijo "agarra el diablito, y me la traes". Así, sin más. Me llevé el diablito y si me hubiera escapado con él, ni se hubiera enterado. Lo bueno es que los chilangos somos personas decentes.

Van muchas veces que voy para allá y no dejan de sorprenderme dos cosas: una que califico como "el efecto mochila" y que se da en muchas zonas, esto es, que la gente realmente cree en sus valores religiosos y descalifican a los que somos descreídos. Hay una plaza comercial muy bonita pero que tiene una Virgen de Guadalupe en el centro (¡!) y en donde me senté a echar un cigarrito porque había sombrita. La gente me veía como diciendo "¡está fumando enfrente de la virgen!". Bah.

La otra es que muchos tapatíos tienen una identidad bien arraigada, casi casi artificial. Echan tequila y gritan yiajajai, van a comprar sus cosas a Farmacias Guadalajara ("¡la mejor tienda de México, verdá de dió!") y comen carne como si no hubiera un mañana. Yo llegué a un restaurante y pedí arroz con verduras:

- ¿Con carne? -dijo el mesero
- Sin carne, sólo verduras
- ¿Cuál carne? Lleva carne
- No le ponga carne, sólo verduras
- ¿Sin carne?
- Sí, sin carne

 El mesero se le quedó viendo a mis familiares, que le echaron una mirada onda "es que es chilango"

- Tráigale sin carne, es que es vegetariano (jijijiji)
- ¿Sin carne? (jijijiji)
- Sí, sin carne
- ¿Y de plato fuerte qué le traigo de carne?
- Sólo el arroz, gracias

El mesero se fue y oí que le gritó al chef

- ¡Quesque sin carne! ¡ja ja ja!

10 comentarios:

  1. Ah, el buen Héctor es la onda. La última vez que fui a Guadalajara le llevé un pack de discos que se ganó en mi blog, estuvimos poquito tiempo porque se tenía que regresar con su señora y yo tenía que ir con un pollo que tenía por allá en aquel entonces. Salúdamelo la próxima que lo veas, porfa :-D


    Saludos Enfermos.

    ResponderEliminar
  2. Ahh pero somo una chulada los tapatios ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y bien chidos! Pero solo de la avenida pa' acá

      Eliminar
  3. Sigh, esas tortillas dobladas sin son tacos, qué otra cosa van a ser?
    no sabía que los tapatíos teníamos acento al hablar xD
    Como extraño Guadalajara, ora me toca vivir en Puerto Vallarta, deberías de echarte una vueltita para acá.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Memo!! y nosotros les echamos carrilla a ustedes con sus quesadillas sin queso :P

      Saluditos!

      Eliminar
  4. Hola Memo, tenía una compañera en la oficina que es de Guadalajara y como escribes comía religiosamente carne toooodos los días.

    ResponderEliminar
  5. :-O :-O :-O Changos... yo también soy de Guadalajara y también me llamó Héctor Gutiérrez jajaja la cara de distraído no sé, tal vez jaja

    ResponderEliminar
  6. De la calzada pa' alla*

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)