miércoles, 7 de mayo de 2014

Depa de soltera



Mi guapísima amiga Fabiola (ex 15 a 20) está estrenando un blog que se llama Depa de Soltera donde narrará las cosas a las que se ha enfrentado ahora que se fue a vivir sola. Eso de vivir solito es una cosa loca, así que les recomiendo -si son mujeres- que se den una vuelta para que sepan todas las tribulaciones.

Los que son hombres no vayan, lo tenemos más sencillo.

El departamento de un hombre soltero sólo tiene una regla básica:

Debe estar limpio. Lo demás es ganancia.

El cliché del departamento de soltero donde hay latas de cervezas por todos lados, comida de hace tres días, calzones sucios, sillas de plástico, cartones pa' sentarse... es cierto. Yo he ido a departamentos donde no se puede ni pasar (acabo de ir al de mi cuate Rulo Valdés que está lleno de figuritas de acción o al de mi cuate Jorge donde me tuve que sentar en el suelo pelón). Cosa que a los hombres no nos importa, porque con que haya un vaso de plástico pa' echar cubas nos basta. Los departamentos de soltero seguro tienen:

- Internet
- Un escritorio
- Dos pares de sábanas, que no se cambian en tres meses

Pero supongo que a las damitas les debe resultar desagradable :'P (por no decir repugnante).

En cambio los departamentos de divorciados son cosa aparte: uno queda amaestrado de por vida a hacer cosas contranatura. Bajar el asiento de la taza del baño, tener varios juegos de toallas y sábanas, pasar el trapo de vez en cuando, ponerle bolsa al bote de basura. Como ejemplo acabo de pasar unos días en casa de mi cuate Manuel que vive en Coatepec y que es divorciado como yo. En la mañana le dije:

- Oye cabrón, qué sábanas tan chingonas tienes

Eso (que en otras situaciones sonaría totalmente... gay), resultó una conversación útil:

- ¿Verdá que sí? Y re baratas, las compré en la Bodega saliendo de Coatepec
- ¿De a cómo?
- 200 varos
- Noooooooo
- Neta, pero fíjate que digan "Plus suave" pa' que salgan chingonas
- Orita paso
- Y checa, tienen colcha que hace juego

Bajamos ambos a la lavadora

- Checa, no mames, está re chida
- Ah cabrón y re suavecita
- ¡Ahmmmmmm!

Este... creo que me estoy quemando con este post. Ahí lo dejo.

7 comentarios:

  1. Jajajajajaja es muy cierto lo del depa de hombres solteros, no hay nada para sentarse. Me he reído.

    ResponderEliminar
  2. jajaja, ¿qué te haces en el cabello?, y te huele tan chido, ejem, ejem..jajaja. Saludos.
    (¡ya!, borre los 2 anteriores porque me faltó un acento, sí, nomás por el acento), Ah, por cierto, lo posteo una sola vez y sale publicado 2 veces, ¿porqué, eh?.

    ResponderEliminar
  3. jajajajajajajaja!! Tan cierto! jajajajaj
    Y hasta nombran un burro de planchar pues quedan bien amaestrados los divorciados jaajaja

    ResponderEliminar
  4. Algo bueno nos deja el matrimonio. ..

    ResponderEliminar
  5. Haha me recuerdó el post de modo de visitas "on". A final de cuentas todo se arregla con un trapazo de ahogado en maestro limpio arrumbado bajo el sillón.

    ResponderEliminar
  6. Muy chistoso!! me hiciste reír bastante!

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja es verdad Memo, la casa de mi ex está mejor que la mia :( bubububu se aprovecho de mi sabiduría :p

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)