domingo, 8 de junio de 2014

Hábitos de escritura



Todos los días antes de ponerme a escribir, me sirvo una cubita en un vaso de plástico. Es de plástico porque es más grande y siempre tiro los de vidrio.

Preparo dos o tres cigarros y abro word. Saco mis notas que previamente hice en papel y las pongo enfrente de mí. Me siento recargado en mi silloncito, doblo la pierna izquierda sobre la derecha (como señorita) y me pongo a escribir durante dos horas.

Todos los días que escribo es lo mismo. Si falla uno de los elementos -digamos, que no haya cigarros, que en vez de ron haya cerveza, o esté en una silla donde no pueda doblar mi pierna- seguramente terminará en desastre.

Los hábitos de la escritura son interesantes. Yo acepto los míos porque es la única manera que tengo de escribir, pero hay quien puede escribir en cualquier lugar y a toda hora. Yo no.

El único hábito del que me avergüenzo es que para revisar el texto pongo música de Carla Morrison. Su voz es siempre la misma y suena a un eterno "beeeeeeeeeeeeeeeeeh" que me hace concentrar bien chido ;D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ustedes hacen el blog :)