jueves, 19 de junio de 2014

Narco Cultura


Los que vivimos en la ciudad vivimos en un mundo diferente que el que se vive en el norte del país. No es una cosa bonita, la verdad es que la centralización de nuestro sistema impide que nos enteremos de todo lo que pasa. Así mero es.

Veía anoche el documental de Narco Cultura y es excelente, crudo, terrible y... muy desalentador. Los realizadores hicieron bien en no seguir el paso de los narcos sino lo que hay detrás de ellos: la música, los videohomes, las chicas que quieren ser esposas de los narcos. Las camionetas, Los Ángeles, Ciudad Juárez, la vida de los forenses. Sobre todo de las familias que quedan deshechas porque mataron a uno de sus miembros ¿Hay salida?

No lo sé.

Pasan al Komander, con sus canciones que son clara exaltación de la violencia. Los chicos las oyen y quieren vivir la canción; las chicas se emocionan. La gente compra películas caseras donde se narra la muerte del narcotraficante en turno; toda una industria millonaria alrededor de eso, alimentada por la misma gente que se queja de la violencia. Y el negocio del narco, imparable.

Yo mismo, durante un tiempo era asiduo lector -lo acepto- del Blog del Narco. Es ese morbo de ver cómo se están fregando a otro y decir "fiu, a mí no me pasa". Pero sí pasa. Nunca más, se los prometo.

Si tienen Netflix, pueden verlo ahí. O acá les dejo el link de YouTube con la película completa (no se ve muy bien, pero pasa). Advertidos: ya casi al final la desgarradora escena de una mamá que perdió a su hijo. Chingá :(


2 comentarios:

  1. Yo dejé de comprar mota luego de ver ese documental. Y me gustaba. Me gustaba mucho :'(

    Pinshis narcos ojetes.

    ResponderEliminar
  2. Memo, ya quitaron el video por reclamos, tengo este otro link con la peli completa
    https://www.youtube.com/watch?v=bMb0lC1SlSI

    Saluditos!

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)