miércoles, 2 de julio de 2014

Nazis en la Ciudad de México


Esta semana que salió la noticia de los tontos esos que se creen nazis en Jalisco me acordé que en algún lugar de mi caja de cachivaches viejos y recuerdos que me dejaron mi abuelo y bisabuela, tenía una foto de unas banderas nazis en la calle de 5 de febrero. La busqué en Internet y no salió nada. Si alguien tiene la referencia de dónde salió, avíseme.

La historia es así:

En la foto se alcanzan a distinguir algunos automóviles, la calle se ve inundada y unos niños juegan pateando el agua. El presidente en aquel entonces era Lázaro Cárdenas: después de que Alemania invadió Polonia, hubo muchos simpatizantes de Hitler salieron en nuestro país. Estos grupos fueron violentos y que llegaron a incendiar algunos negocios de la comunidad judía. También se cuenta de una famosa balacera en pleno Zócalo. El principal grupo era la Unión Nacionalista Mexicana, usando el término "nacionalista" para no relacionarse directamente con el fascismo. En las calles había gente que repartía folletos, apoyando a los países del eje y convenciendo a los capitalinos de que ese era el bando ganador.

Los comerciantes judíos, ante el miedo de estos grupos, comenzaron a cerrar sus negocios y escasearon los alimentos importados. Apenas llegaban algunas cosas de Cuba y conseguir un jamón era cosa imposible (ya no digamos un licorcito de Europa). Fue cuando algunos edificios del centro sacaron las banderas nazis esperando, suponemos, que un día Hitler nos visitara. Cárdenas puso cartas en el asunto y prohibió estos grupos en México, que tuvieron que ocultar su nombre e intenciones, pero que a escondidas reclutaron a muchos comerciantes del Centro y de los mercados para fundar la Legión Mexicana Nacionalista y la Unión Nacional Sinarquista con cerca de 100 mil miembros (la mayoría de ellos, de la zona de la Merced).

Cárdenas trató de contener esto, pero no fue sino hasta que México entró en la guerra durante el gobierno de Ávila Camacho, que el movimiento desapareció de la mirada pública (aunque algunos siguen activos) y pocas fotografías quedan de esa época.

: )

1 comentario:

  1. En un universo paralelo, en la Alameda hay un hemiciclo a Hitler.

    ResponderEliminar

Ustedes hacen el blog :)