domingo, 13 de julio de 2014

Pagando en París



Uno siempre oye que París es una ciudad carísima. Sí lo es 0_o

Para que se den una idea: ayer tomamos dos botellas de agua mineral y una cerveza, y fueron 16 euros. Si el euro está a casi 19 pesos, pagué unos 300 pesos. Por dos-botellas-de-agua-y-una-cerveza santo dios.

Hagamos cuentas: la entrada al museo cuesta 200 pesos. Una comida pobretona (de esas de paquete) cuesta 260 varitos, poca cosa. Un viaje en el metro sale en 1.70 euros. Meh, lo bueno es que soy millonario.

Si te gusta fumar tienes que pagar tu cajetilla a 110 pesos. Es cara porque el gobierno está cansado de que la gente se enferme de cáncer y le sube el precio. Hay trucos: uno puede buscar una tiendita para abastecerte de chelas, y en vez de salirte a 4 euros, te sale a 2.90. Aún así te lo ahorras.

Otro truco es que nadie te advierte que los restaurantes te cobran el servicio: si pides tu chela y te la tomas sentadito en una mesa, te cobran 1.50 euros extras. Pero si te tomas tu café parado te sale más baras. Si lo pides para llevar, es más baratillo. Y un cuernito, sale en 25 pesos. Pero cuernititito ¿eh?.

El otro mito parisino es que la gente te trata mal si no hablas francés. También es verdad ^_^

En el museo te dan los boletos aventándotelos. La gente tuerce la boca y entorna los ojos. Los meseros medio te atienden. Pero yo ya estaba advertido, así que ya no siento feo cuando les digo "bonsuá" y no me contestan :P

3 comentarios:

Ustedes hacen el blog :)